“Sebastián asumirá las consecuencias, tomó una decisión enojado”: representante de Villa presentó su descargo

Rodrigo Riep declaró ante los micrófonos de ESPN F 12 que por el afán de ser vendido a Brujas y ante la negativa de Boca de aceptar la oferta, el colombiano se fue del club a visitar a su mamá

Boca Juniors oficializó el castigo que tendrá Sebastián Villa en el club por haberse ausentado sin aparente justificación.

Tras las medidas relacionadas con una sanción económica y una suspensión deportiva del equipo hacia Boca Juniors su representante, el empresario Rodrigo Riep, habló con el programa ESPN F 12 Argentina para dar su versión sobre lo sucedido con el delantero antioqueño durante los últimos dos meses.

Cuando le preguntaron a Riep sobre cómo habían tomado la noticia, esto respondió el representante:

El chico obviamente se enteró de la situación, no formalmente, es decir, no ha habido formalidad del club ni le ha llegado a su casa la notificación por carta o documento. Pero bueno, si está esta información, seguramente es porque el club la ha deslizado y la carta llegará tarde o temprano. Sebastián lo tiene claro, él no tiene ningún inconveniente en responder a esta carta a ser sancionado y asumir una consecuencia del caso como corresponde, pero hay unas cosas que no están claras

Teniendo en cuenta que el colombiano asumirá las consecuencias de sus actos, ahora deberá entrenarse y ponerse en forma por lo menos para ser suplente en el Superclásico argentino contra River Plate el 3 de octubre.

En la vía legal, Boca no podrá utilizar a Villa contra Patronato de Paraná por Copa Argentina ni contra Colón de Santa Fe por la Liga Profesional de Fútbol, juegos a disputarse el 22 y 26 de septiembre próximo.

Rodrigo Riep fue claro en que la prensa y las comunicaciones del club no fueron del todo claras con respecto a la salida de Villa de Argentina a Colombia, pues explicó que el estado de salud de su madre y las condiciones económicas de su contrato fueron los principales motivos para anunciar que no quería continuar en el equipo Xeneize:

Villa no agarró un avión sin mediar palabra y se fue. Él intentó tener conversaciones con el club, pero muy pocas fueron atendidas. Contó con la negativa permanente de que en cada mercado de pases el club dijo que no, y él dijo abiertamente que se quería ir

Según Emiliano Raddi, periodista del noticiero SportsCenter, la sanción de Villa es casi una formalidad, pues en la práctica el jugador no tendrá reales cambios en su rutina. Villa entendió la situación y aunque se enojó cuando decidió abandonar Buenos Aires porque Boca no pretendía aceptar la oferta del Club Brujas de Bélgica, sabía que no contaba con autorización para irse a Colombia.

Ante la imposibilidad de justificar su ausencia en Boca, el club anunció que le descontará el pago de esos días y además lo suspenderá deportivamente por 15 días. Si bien el jugador puede entrenarse con el plantel, por el plan especial para él, lo hará apartado en el predio Pedro Pompilio, mientras el resto trabaja en Ezeiza.

Pese a que no ha contado con las mejores relaciones laborales o profesionales, Villa es consciente de que quiere jugar en el equipo argentino y acumular minutos. Aceptará la multa con el descontento que involucra resignarse a la posibilidad de ser vendido mientras se abra el mercado de pases de invierno:

Riep agregó que es fundamental que exista el diálogo con los jugadores, pues Villa pretende cumplir su contrato con Boca y aprecia al vicepresidente del club, Juan Román Riquelme, por la oportunidad que le dio de crecer pero que últimamente la relación no ha pasado por los mejores términos:

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR