Habilitan rutas para que estudiantes venezolanos puedan cruzar la frontera y asistir a clases en Colombia

Los estudiantes que utilizan las rutas habitan en diferentes zonas de San José del Táchira (Venezuela) y estudian en ciudades nortesantandereanas como Ragonvalia, Herrán Villa del Rosario y Cúcuta, la capital del departamento

Un trabajador de migración Colombia solicita documentos a estudiantes provenientes de Venezuela que cruzan por el Puente Simón Bolívar hacía los colegios en el lado colombiano, este lunes, en Cúcuta (Colombia). EFE/ Mario Caicedo
Un trabajador de migración Colombia solicita documentos a estudiantes provenientes de Venezuela que cruzan por el Puente Simón Bolívar hacía los colegios en el lado colombiano, este lunes, en Cúcuta (Colombia). EFE/ Mario Caicedo

Alrededor de 200 estudiantes venezolanos pudieron volver a clases presenciales gracias a la apertura de un corredor humanitario fronterizo -por la zona de Norte de Santander- este 12 de septiembre. Esta población, toda menor de edad, está siendo movilizada en buses pequeños que son desinfectados diariamente previo al embarque. Además, los niños y adolescentes tendrán que usar correctamente el tapabocas.

“Iniciamos con este piloto para los alumnos de la Frontera, se utilizaron cinco buses con todas las consideraciones de bioseguridad, diariamente tendremos once rutas en la mañana y cinco rutas en la tarde. Se espera que los vehículos puedan ingresar a territorio venezolano y recoger a los niños allí mismo, es decir, el transporte se permite utilizar en Colombia y son movilizados hacía Villa del Rosario”, dijo Hilse Aldana, secretaria de Educación de Norte de Santander, en entrevista con RCN Radio.

Los estudiantes que utilizan las rutas habitan en diferentes zonas de San José del Táchira (Venezuela) y estudian en ciudades nortesantandereanas como Ragonvalia, Herrán Villa del Rosario y Cúcuta, la capital del departamento. También se indicó que sólo los menores de 10 años podrán ir acompañados por un acudiente y este no podrá llevar ningún equipaje o mercado.

Si bien esta estrategia ayuda a fomentar la educación y mejora las posibilidades de los estudiantes que habitan en la frontera colombovenezolana de volver a clases presenciales, las autoridades todavía tienen trabajo pendiente. Como se mencionó anteriormente, este lunes volvieron 200 de estos menores a las aulas, pero son aproximadamente 4.000 niños y jóvenes los que viven en el Estado Táchira y estudian en los municipios de Norte de Santander.

Con este panorama, se espera aumentar el número de rutas para que cada semana más estudiantes puedan volver a clases. Desde la Gobernación de Norte de Santander se está gestionando el avance para evitar riesgos a los menores de edad.

“Estamos gestionando, con el objetivo de incrementar el número de alumnos en la utilización del transporte y evitar que los menores utilicen las trochas, en donde corren el riesgo de ser víctimas de los distintos grupos armados en la zona”, dijo Víctor Bautista, secretario de Frontera de Norte de Santander.

El punto que menciona el funcionario es muy importante, porque los estudiantes venezolanos que estudian en Colombia deben usar trochas para cruzar la frontera y llegar a los colegios. Esto se debe a que desde hace año y medio el régimen de Nicolás Maduro limitó el paso entre ambos países y no podían pasar ni transporte terrestre ni personas a pie.

El riesgo de pasar la trocha está en que los menores podrían resultar heridos. Incluso, con las lluvias constantes, podrían presentarse inundaciones.

Pero sobre todo, las autoridades han mostrado preocupación porque los grupos ilegales que hacen presencia en la zona amedrentan a los menores y los reclutan forzosamente para la guerra. Hay que recordar que en Norte de Santander operan las disidencias de las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia (Farc), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también conocidas como ‘Clan del Golfo’. Así mismo, están otros grupos narcoparamilitares como ‘Los Rastrojos’.

Se espera que con la implementación de las rutas se pueda garantizar el derecho a la educación y seguridad de los menores venezolanos.

Justo para mejorar ese proceso, el Ministerio de Educación (MEN) y la Cruz Roja Colombiana diseñaron la cartilla “De vuelta al cole”, que contiene información para promover el autocuidado y evitar la propagación del covid-19. Se indicó que la cartilla ‘De vuelta al cole’ tiene tres grandes capítulos: conocimiento del riesgo del coronavirus, reducción del riesgo por medio de medidas de autocuidado y manejo de casos sospechosos o confirmados de la enfermedad.

El contenido está pensado para las directivas y docentes, padres de familia, cuidadores y estudiantes. Además, sirve de apoyo para las Secretarías de Educación y Salud y responsables de la gestión de riesgo y desastres que pueden difundir información a nivel local y así fomentar la implementación de pautas de cuidado de la salud de la población a intervenir.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR