Ejército anuncia medidas tras atentado en Arauca: habrá recompensas y más militares en el departamento

Las autoridades colombianas enviarán 300 soldados más al departamento para intensificar la lucha contra el ELN y las disidencias de las Farc. También están ofreciendo incentivos cercanos a los $650 millones (unos 170 mil dólares) por información

El comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, anuncia las medidas tomadas tras el atentado contra militares en Arauca. / Twitter de las Fuerzas Militares
El comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, anuncia las medidas tomadas tras el atentado contra militares en Arauca. / Twitter de las Fuerzas Militares

El comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Luis Fernando Navarro, acaba de anunciar las medidas que tomarán las instituciones encargadas de garantizar la seguridad de los colombianos, tras el atentado que le arrebató la vida a cinco miembros del Ejército Nacional, dejando seis más heridos este sábado 11 de septiembre en Arauca.

“En la reunión operacional realizada con los Comandantes regionales de esta jurisdicción que acabamos de terminar se realizó una revisión de la situación de las tropas y se ordenó el fortalecimiento de las operaciones militares, con el fin de desarticular el accionar terrorista de estas estructuras que delinquen en el departamento de Arauca”, manifestó el uniformado.

Tras esto, declaró que la responsabilidad del ataque registrado en la zona de Juju, municipio de Arauquita, se le atribuye a una alianza entre el Frente de Guerra Oriental del ELN, cuyo cabecilla principal es alias Raúl o Nacho; la estructura Héroes y Mártires, del mismo grupo insurgente, liderada por alias Gavilán y la estructura 10 de las disidencias de las Farc, que son dirigidas por alias Arturo.

Estos, reportó Navarro, planearon el ataque desde Venezuela y encomendaron la tarea de llevarlo a cabo a alias Culebro Viejo, segundo cabecilla de la estructura Héroes y Mártires. Valga recordar que este último es señalado de llevar colombianos al otro lado de la frontera con Venezuela, asesinarlos para posteriormente retornarlos a este lado y viceversa, por lo que desde la semana pasada se ofrecen $300 millones (unos 75 mil dóalres) de recompensa por información que lleve a su captura.

Por ese motivo, se decidió que “retornaran 300 hombres al departamento con el fin de fortalecer el control territorial y los pasos fronterizos no formales”. Igualmente, se dispuso doblar la capacidad de la Armada Nacional de Colombia aumentando su presencia y el control fluvial en el río Arauca.

En ese sentido, se buscará incrementar la cantidad de operaciones conjuntas que llevan a cabo los miembros del Ejército Nacional, la Armada y la Fuerza Aérea Colombiana en en las áreas de frontera, para fortalecer el control de los pasos irregulares, accesos fluviales y espacio aéreo.

Todo esto, como parte de la orden que se impartió para lanzar ofensiva conjunta y sostenida contra las tres estructuras criminales. Para lo mismo, se buscará fortalecer las acciones de inteligencia preventiva y anticipativa por medio de un dispositivo adicional de inteligencia del Ejército Nacional, que llegará a sumarse al que ya está.

Adicionalmente, Radio Nacional de Colombia reportó que las autoridades están ofreciendo recompensas de hasta $638 millones por información que pueda llevar a la captura de los hombres conocidos como alias Nacho y alias Arturo, así como un incremento en la de alias Culebro Viejo, que ahora es de $400 millones (poco más de 100 mil dólares). También ofrecieron $40 millones (USD 10.000) por otro disidente identificado con el alias de Freddy.

El comandante Luis Fernando Navarro visita a tres de los soldados heridos durante el atentado en Arauquita. / Fuerzas Militares
El comandante Luis Fernando Navarro visita a tres de los soldados heridos durante el atentado en Arauquita. / Fuerzas Militares

Valga recordar que en el ataque registrado esta madrugada se emplearon artefactos explosivos, ráfagas de fusil y ametralladoras, para atentar en contra de los uniformados. Estos últimos estaban adscritos al Batallón de Operaciones Terrestres número 27 de la Fuerza de Tarea Quirón y se encontraban cuidando un oleoducto de la zona.

El atentado dejó un saldo de cinco muertos: el sargento segundo Luis Argiro Durango Mazo y los soldados profesionales Julián Adolfo Torres Loaiza, Kevin Enrique Sibaja Lambertino, Jeferson Gamboa Robledo y Kebinson Alberto Campo Flórez; y seis heridos: los soldados profesionales Juan Carlos Mora Díaz, Libardo González Guzmán, Freidy Geovany Caicedo Camilo, Dayvid Alexander Montoya Palacio, Anderson Jair Ramírez Rojas, y Yoseph Alfredo Peña Vargas.

El ministro de Defensa, Diego Molano, calificó la el hecho como un “acto terrorista y cobarde [...] Esa alianza entre el ELN y las disidencias de las Farc que planean actos terroristas en Venezuela y luego con un juego macabro los ejecutan en Colombia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR