Padre Francisco de Roux manifestó preocupación por sus colaboradores en la Comisión de la Verdad, en el Hay Festival de Querétaro, en México

En el conversatorio virtual también señaló que espera que haya una conmoción positiva para Colombia cuando se entregue el informe final de la entidad que lidera desde el 2018

El Ex Presidente Ernesto Samper asistió a la Comisión de la Verdad. En la foto: Padre Francisco de la Roux, Presidente de la Comisión de la Verdad. (Colprensa - Álvaro Tavera)
El Ex Presidente Ernesto Samper asistió a la Comisión de la Verdad. En la foto: Padre Francisco de la Roux, Presidente de la Comisión de la Verdad. (Colprensa - Álvaro Tavera)

El padre Francisco de Roux, de 78 años, quien fue designado hace dos años para presidir la Comisión de la Verdad, con la que se busca una aproximación para esclarecer lo que ha ocurrido en el conflicto armado colombiano, luego de 60 años de acciones violentas, reveló que teme por sus colaboradores en esa entidad durante un conversatorio que realizó en una video entrevista con Jan Martínez Ahrens, director del periódico El País en América, durante el Hay Festival de Querétano, en México .

“Me preocupa la vida de nuestro equipo. Nosotros hemos estado en 28 de los territorios más difíciles del país, también aquí en Bogotá. Me preocupa lo que pueda pasar a mis colaboradores. Yo no tengo miedo, la existencia no acaba con la muerte”, le manifestó al periodista.

Seguido contó que no era la primera vez que allegados a su trabajo corrían peligro, ya que en los años más fuertes de la guerra en el país, llegaron a asesinar a más de un veintena de personas cercanas a él.

“Ya tuve la dolorosísima experiencia con el programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, donde me tocó enterrar y hacer el funeral de 24 de las personas que trabajaban con nosotros. Era el momento más bravo del conflicto, y sin embargo nadie se echó atrás”, aseguró durante a entrevista.

Añadió que el conflicto colombiano solo ha dejado destrucción en el país: “Todo lo que la guerra tocó, la guerra lo dañó, no sirvió para nada y empezó por dañar a los propios protagonistas, luego dañó y vulneró a las comunidades, dañó a los guerreros, dañó la Justicia, dañó la política, eso no sirvió para nada”.

De Roux dio también un adelanto del contenido que tendrá el informe final en el que viene trabajando la Comisión de la Verdad.

“Tendrá una entrada de unas 30 páginas que queremos que sea muy conmovedor y que esperamos que resuene realmente Colombia y que pueda poner en evidencia lo que nosotros hemos vivido, eso es una de las cosas básicas. Luego tendrá un capítulo de recomendaciones que es al final, pero que esperamos que le pueda dar una respuesta a los colombianos sobre cuáles son los caminos que tenemos que emprender para que estas dinámicas que nos llevaron al conflicto puedan ser atajadas”, explicó.

Agregó que el contenido tendrá revelaciones que esperan tengan una repercusión positiva en el país, pese a la dureza de su contenido.

“Dirán cosas muy duras de lo que aquí aconteció, cosas que tocan al Ejército, a la Policía, a los militares en sus diversas instancias, a los paramilitares, a las distintas guerrillas, a los políticos, a los gobiernos, a los periodistas, a las distintas formas de liderazgo, incluso sobre empresarios que terminaron implicados en estas cosas y de todos los lados”, advirtió.

De Roux agregó que en el informe habrá contenido sobre la situación de las mujeres en el conflicto, grupos étnicos, tanto indígenas y afrodescendientes, la niñez reclutada por los grupos armados ilegales y la comunidad LGBTIQ+.

“Es un conjunto de verdades que se logran interpretar en su enorme complejidad para mostrar cómo se entrelazan estas cosas, lejos de ser un asunto simple. Pero no es una verdad para acrecentar los apetitos de venganza, los señalamientos, las iras, sino todo lo contrario para que comprendamos lo que nos pasó como nación y salgamos dispuestos a contribuir juntos, en nuestras diferencias, por un país distinto”, expresó.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR