Julián Horta perdió el repechaje en la lucha grecorromana

El colombiano no pudo imponerse ante el representante de Alemania en la eliminatoria que aseguraba un paso a la pelea por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1

Tokyo 2020 Olympics - Wrestling - Greco-Roman - Men's 67kg - Repechage Round - Makuhari Messe Hall A, Chiba, Japan - August 4, 2021. Julian Stiven Horta Acevedo of Colombia in action against Frank Staebler of Germany REUTERS/Piroschka Van De Wouw
Tokyo 2020 Olympics - Wrestling - Greco-Roman - Men's 67kg - Repechage Round - Makuhari Messe Hall A, Chiba, Japan - August 4, 2021. Julian Stiven Horta Acevedo of Colombia in action against Frank Staebler of Germany REUTERS/Piroschka Van De Wouw

El caqueteño Julián Stiven Horta Acevedo regresó en la noche de este miércoles 3 de agosto al Makuhari Messe Hall en busca de un cupo a la pelea por el bronce olímpico en la categoría de 67 kg de la lucha grecorromana. El deportista de 21 años había sido eliminado más temprano por el iraní Mohammadreza Geraei, por lo que el encuentro de repechaje contra el alemán Frank Staebler se convertía en su última opción para alcanzar el podio.

Horta ingresó al círculo con un objetivo claro: buscar derribar a su oponente en el centro del círculo, desde abajo. No obstante, el alemán pudo imponerse en el primer minuto, zafándose dos veces del agarre de Horta, para lograr dos puntos técnicos. Tras esto, pudo sacarlo de los límites de la arena a punta de fuerza y empujones, lo que le aseguró otros dos puntos para un total de cuatro.

Esa movida, obligó al colombiano a iniciar la siguiente parte del encuentro en el piso, bajo Staebler, en lo que ya se veía como una pelea prácticamente definida. Si bien logró escapar de la llave de su contrincante, no pudo imponerse ante este, que recuperó rápidamente la posición, para volverlo a sacar del tapiz con un suplex contundente. Esto le otorgó al alemán los cuatro puntos restantes y una declaración de victoria por superioridad técnica por parte del juez kazajo Igor Ligay.

Así las cosas, la competencia que duró apenas dos minutos y medio y un solo periodo sentenció el destino del oriundo del nacido en Puerto Camelia, Caquetá. El representante colombiano regresa al país tras unos primeros olímpicos en los que participó en dos encuentros, ambos perdidos por inferioridad técnica con puntajes de 8 - 0.

Aunque derrotado, lo cierto es que Horta tiene todavía mucho camino por delante. Después de todo, sus inicios en la lucha libre fueron en 2009, pero por afinidad con la disciplina olímpica mudó a la lucha grecorromana en 2012, luego de una pausa de tres años por motivos personales.

En 2013 ganó un campeonato de lucha grecorromana en Medellín en categoría infantil, lo que fue su puerta de entrada a la práctica sistemática de este deporte.

Desde entonces, ha demostrado sus capacidades, las mimas que lo llevaron a ocupar el quinto lugar durante el Campeonato Panamericano de Ottawa, Canada, en 2020. Esto, a su vez, demuestra un avance importante frente al décimo conseguido en la misma competencia en Lima, Perú, en 2018.

Acompañado por su hermana mayor, quien también practica la lucha, Horta afirmó para Señal Colombia que la emoción que sintió al subirse de nuevo a un tapete de lucha luego de los aislamientos provocados por la pandemia fue de: “Felicidad absoluta, parecía un niño encima de la colchoneta, no podía creer que estuviera de nuevo en mi lugar favorito, entrenando y compartiendo nuevamente con los compañeros que no vi durante mucho tiempo”.

Horta completó su entrenamiento a través de videollamadas durante una parte de 2020, hasta cuando el Gobierno nacional autorizó que los deportistas del ciclo olímpico regresaran a sus prácticas bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

SEGUIR LEYENDO: