El tirador Bernardo Tobar lanzó duras críticas a los dirigentes de su Federación en Tokio 2020: “Vienen a pasear”

El representante de Colombia no escondió su molestia con la cúpula administrativa de su deporte, asegurando que la preparación para las Olimpiadas corrió por cuenta propia

Bernardo Tobar quedó eliminado del tiro deportivo en Tokio 2020 tras la segunda ronda - Foto: Prensa COC
Bernardo Tobar quedó eliminado del tiro deportivo en Tokio 2020 tras la segunda ronda - Foto: Prensa COC

Bernardo Tobar cerró el pasado 1 de agosto su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras quedar eliminado de la modalidad de tiro deportivo pistola rápida 25 metros. El vallecaucano quedó en la posición 26 en la segunda ronda, habiendo sumado 546 puntos: 274 en la primera jornada y 272 en la de cierre.

Sin embargo, finalizada la competencia, el colombiano, hijo del histórico tirador Bernardo Tobar, no escondió su disgusto, primero, con el resultado final de su participación en las Olimpiadas, y segundo, con la Federación Colombiana de Tiro, de la cual asegura que hubo inconsistencias durante su ciclo de preparación.

En deuda conmigo, insatisfecho, no veníamos bien, pero uno siempre quiere hacer lo mejor, me voy con deuda. [...] Pensé que se podía mejorar [tras la primera ronda], ajustar. La cabeza no está en su lugar, tengo que replantear cosas y reiniciar”, fueron sus palabras finalizada la competencia, recogidas por Blu Radio.

Posteriormente, señaló a los directivos de su Federación: “Con el presidente de la Federación como delegado se volvió un tema de venir a pasear; no entiendo por qué vienen a pasear si veníamos a encerrarnos en una villa. Se nos ha vuelto costumbre en el tiro de Colombia que el presidente de la Federación es el primero que se sube y no priorizan al deportista”.

Bernardo Tobar durante su participación en Tokio 2020 - Foto: REUTERS/Ann Wang
Bernardo Tobar durante su participación en Tokio 2020 - Foto: REUTERS/Ann Wang

Además, criticó que desde el gremio le ‘impusieron’ un preparador que no tenía ninguna relación con él, en reemplazo de su habitual entrenadora, a la cual no dejaron viajar: “Un error muy grande de la Federación fue imponer un entrenador que no tiene que ver conmigo, un cubano que no he trabajado con él, no comparto su modo de hacer las cosas, y el argumento técnico que tiene”.

Por último, dejó claro que su presencia en las justas de Tokio llegó por su propia cuenta y la ayuda de organizaciones externas: “La preparación de la Federación había sido nula, la clasificación se consigue con esfuerzo familiar, nosotros metimos el dinero, e Indervalle. En Alemania me llega correo de la gerencia imponiéndome condiciones para tener un recurso del Comité Olímpico. Hay mucha presión y termina repitiéndose que no me dejaron estar con mi entrenadora”.

LA VERSIÓN DE LA ENTRENADORA:

La entrenadora de Tobar, Alejandra Riveros, habló posteriormente con Blu Radio, y confirmó las versiones de su ‘pupilo’ sobre las irregularidades en torno a la Federación. Inicialmente dijo que, en efecto, la dirigencia no la dejó acompañar al tirador a las Olimpiadas por una imposición: “Es una tristeza no poder estar como entrenadora al final del proceso”.

Asimismo, indicó que los preparativos para el evento no fueron los adecuados, pues Tobar debió irse solo a otros país para poderlos cumplir: “No pudo hacer los entrenamientos libres que pudieron hacer los 26 competidores del mundo previo a la Olimpiada. Porque nos dijeron del Comité Olímpico que no le permitían entran a la Villa con un tiempo anterior a cinco días y que esto era un impedimento de la organización cuando nosotros sabemos que esto no era así. Insistimos hasta el aburrimiento. [...] Él estuvo un mes y medio solo en Estonia, tratando de llevar entrenamientos”.

Riveros reveló que Bernardo “compite con armas de hace 25 años y tiene que irse a Europa a competir porque aquí no consigue un tiro”. Y concluye precisando que durante el ciclo el gremio no hizo presencia, sino hasta que se supo que estaría en las justas japonesas: “La Federación se sumó en el momento en que supieron de la confirmación del cupo de Bernardo para Tokio, es decir, hace dos meses”.

SEGUIR LEYENDO: