Duque urge a comunidad internacional agilizar desembolsos para atención de migrantes

El primer mandatario aseguró que el fenómeno se convirtió en una oportunidad para el país

13-05-2021 Migrantes venezolanos.
POLITICA SUDAMÉRICA SUDAMÉRICA INTERNACIONAL VENEZUELA COLOMBIA
NRC/MILENA AYALA
13-05-2021 Migrantes venezolanos. POLITICA SUDAMÉRICA SUDAMÉRICA INTERNACIONAL VENEZUELA COLOMBIA NRC/MILENA AYALA

Este jueves 29 de julio, el presidente de la República, Iván Duque, pidió “mayor agilidad en el desembolso de los recursos de asistencia para la atención de los migrantes venezolanos por parte de la comunidad internacional”, y argumentó con su demanda que, “el país está convirtiendo el fenómeno en una oportunidad de crecimiento económico”.

De acuerdo con el primer mandatario, la corriente migratoria de más de seis millones de venezolanos está afectando al hemisferio occidental y “únicamente en el caso de Colombia, el gasto anual para esta atención alcanza los USD$1.000 millones”.

“Nosotros debemos estar en capacidad de transformar esta dinámica migratoria para que contribuya al crecimiento económico y la transformación social y eso se produce generando oportunidades”, expresó el jefe de Estado en el conversatorio virtual del Council of Foreign Relations (CFR), moderado por el almirante en retiro, James G. Stavridis.

El Council of Foreign Relations, fundado en 1921, es una organización estadounidense sin fines de lucro, especializada en la política exterior y en los asuntos internacionales, con sede en Nueva York.

Asimismo, el jefe de Estado aseguró que, “lo que es verdaderamente preocupante es que tenemos muchos compromisos y no se han dado los desembolsos”, y además explicó que, por ejemplo, mientras Siria recibe aproximadamente USD$3.000 por migrante en ayudas de la comunidad internacional, Colombia no alcanza siquiera los USD$300.

“Entonces, nosotros hemos contribuido con la mayor parte de los recursos. No es que estemos mendigando recursos; estamos obligados a contribuir, pero asumimos la mayor carga. Ciertamente, si no se da una recuperación en Venezuela, si no se da un camino hacia la democracia, entonces esta crisis crecerá día tras día hasta convertirse en algo inmanejable para nuestros países y es algo que hay que abordar, y rápidamente”, puntualizó el presidente Duque.

Necoclí: entre Colombia y Panamá con miles de migrantes

La crisis por los migrantes varados en Necoclí, en el Urabá antioqueño, sigue agravándose con el pasar de las horas. Este 29 de julio la Defensoría del Pueblo confirmó que la cifra de extranjeros afectados ascendió a 15.000 y esto está generando una crisis humanitaria, por lo que el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, llegó a este municipio.

“En su agenda de hoy, el Defensor del Pueblo visitará el muelle de Necoclí para verificar las condiciones de los migrantes y posteriormente se reunirá con las autoridades locales e instituciones responsables y corresponsables en la atención y garantía de los derechos de la población migrante y refugiada con vocación de tránsito para revisar cómo avanzan los planes de contingencia que, desde la Defensoría, se ha solicitado activar ante esta emergencia”, informó el organismo a través de un comunicado de prensa.

El represamiento inició desde hace varios días porque la empresa transportadora se habría quedado sin varias de sus pequeñas embarcaciones, lo que redujo su capacidad operativa. Teniendo esto en cuenta, desde Necoclí solo están saliendo a diario máximo solo 850 personas, pero llegan otras 1.100 y 1.500. Esto significa que cada día llegan más personas al municipio de las que salen.

Este hecho agrava la situación del municipio, por lo que las autoridades están preocupadas y aseguran que deben tomar acciones urgentes.

“Desde hace más de diez días, la salida de lanchas desde Necoclí se ha afectado debido a que las empresas de transporte no tienen la capacidad de prestar el servicio por lo que en este momento son aproximadamente 15.000 migrantes represados. Diariamente salen cerca de 850 personas de Necoclí e ingresan 1.500 más al municipio, es decir que todos los días aumenta el número de migrantes represados, lo que exige un plan de contingencia que permita superar la crisis”, dijo el defensor Camargo.

Teniendo en cuenta este panorama, las autoridades también declararon calamidad pública, pues los residuos sólidos en el municipio se incrementaron en 17 toneladas. Además, se le solicitó a la empresa transportadora poner más lanchas a funcionar. Según información oficial, la mayoría de los migrantes represados son de Haití, Cuba, Senegal y también hay venezolanos.

SEGUIR LEYENDO:

<br/>