‘Epa Colombia’ rompe el silencio sobre su historia y relación con Yina Calderón

La empresaria productora de keratinas, en repetidas ocasiones ha hablado de la actitud de Yina Calderón, hoy confiesa que la fabricante de fajas esta un poquito loca.

La influenciadora Daneidy Barrera Rojas 'Epa Colombia'.
La influenciadora Daneidy Barrera Rojas 'Epa Colombia'.

Daneidy Barrera Rojas, reconocida en las redes sociales como ‘Epa Colombia’ es una joven empresaria e influenciadora, que saltó a la fama por cuenta de un video en que se viralizó en el año 2016, hoy en día la joven es una exitosa empresaria de productos capilares y ha popularizado su producto estrella, la famosa ‘Keratina Epa Colombia’. Por su parte, Yina Calderón es cocida por su participación en el reality ‘Protagonistas de Novela’ del Canal RCN, hoy en día fabrica fajas postquirugicas y moldeadoras, tiene una peluquería, spa de uñas y produce las controversiales ‘putifiestas’.

En entrevista con ‘La Red’ de Caracol, la joven contó reveló cómo ha sido su relación con la empresaria de fajas y la ayuda que le brindó en un reciente inconveniente que se le presentó a Calderón, pues su cuenta oficial de Instagram fue cancelada e imposible de cancelar.

“Yina es loca, es que yo creo que ella es loca. Ella hoy dice una cosa, mañana dice otra, le tumbaron la cuenta ‘Epa venga que estoy muy triste’, fui hasta la empresa y le dije ‘amiga necesitas publicidad, no te la voy a cobrar, te la regalo, hagamos un video, deje de tomar, vayamos a si empresa y grabamos historias y diciendo que soy una empresaria exitosa en Colombia, muestre que usted también puede cambiar’…”, mencionó Barrera sobre Yina Calderón a ‘La Red’.

La dueña del emporio de keratinas se refirió al hecho en el que decidió apoyar a Calderón y esta le respondió que prefería irse a tomar porque estaba deprimida, mientras ‘Epa Colombia’ le ofrecía ayudarla a surgir nuevamente después de la caída que había tenido en sus redes sociales y perjudicó todo su negocio; por lo que según Daneidy no logró cumplir su cometido.

“Me dijo ‘chao’, me despidió porque se iba a seguir tomando, yo me fui y me sentí un poquito mal la verdad, cuando fui a la empresa de ella porque quería decirle ‘amiga cambie’, dar ese buen testimonio de cambio y que ella también podría lograrlo, que en lugar que le dijeran borracha transformara esa situación”, finalizó Barrera para ‘La Red’.

En la entrevista también se refirió a las dificultades que vivió en sus inicios como empresaria en Colombia, porque asegura que salir adelante en el país es complicado, emprender mucho más difícil y generar empleo todavía peor.

“Los meses en los que la fiscalía me quitó las redes sociales lograron sacar una nueva ‘Epa Colombia’, hicieron una mujer fuerte y valiente, porque uno se puede equivocar en la vida y tiene derecho a cambiar y las segundas oportunidades existen”, mencionó entre lágrimas Daneidy Barrera.

Estos son sus carros de lujo

La pareja de la influenciadora, que está grabando en el garaje donde están sus carros le pregunta: “Amor ¿recuerdas cuando tú vendías las keratinas y se te regaban? con esos tarritos todos feitos y respóndele a la gente porque eso eran solo PQRs.”

A lo que Daneidy respondió: “Me tocaba a mi pagar el envío otra vez, reponer los productos, se burlaban de mí y era muy difícil y se burlan de mí. Ahora mismo estamos ahorrando para el próximo. ¿Cuál será? Tendré un Porsche si puedo vender muchísimas keratinas el próximo mes”, comentó Epa Colombia.

En una de sus más recientes publicaciones, Epa Colombia mostró que se compró una camioneta Range Rover color blanco la cual está avaluada entre los $200 y $300 millones.

Asimismo, antes de esta adquisición se compró un carro convertible Mazda MX-5 color gris el cual tiene un valor de $128.550.000. Este modelo, según la marca del carro, tiene uno de los diseños más destacados del mercado; sin embargo, ella lo transformó y cambió su color de rosado.

La primera camioneta que logró comprar gracias a los ingresos de su empresa, fue una Mazda CX 30 color rojo que costó entre $100 y $120 millones.

SEGUIR LEYENDO