Gobierno desmiente que haya una crisis por miles de migrantes varados en Necoclí, Antioquia

Migración Colombia señaló que en el municipio no hay 10 mil extranjeros represados.

En la imagen, el director general de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
En la imagen, el director general de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

En las últimas horas, Migración Colombia negó la información que se estaba difundiendo sobre la presencia de cerca de 10 mil migrantes en Necoclí, Antioquia. Lo que estaban diciendo algunas autoridades locales es que los extranjeros, provenientes de Haití, Cuba y África, estaban represados en un solo lugar, pero la entidad desmintió esa afirmación.

Quien se había encargado de difundir dicha información y señalar que en Necoclí se estaba viviendo una “de las peores crisis migratorias de la historia”, fue el alcalde de esa región, Jorge Tobón Castro. Ante la fuerza que estaba tomando esta información, el director de la entidad migratoria, Juan Francisco Espinosa, le salió al paso al alcalde y señaló que, en efecto, a la región ingresan diariamente cerca de 600 migrantes, pero que estas personas siguen su camino fuera del país.

“En ese sentido, hemos hecho unos esfuerzos enormes porque este no es un fenómeno nuevo, este es un fenómeno histórico que ha tenido picos, inclusive ha llegado a tener más de 35.000 personas año. Y este año llevamos 25.000 detectados, por eso hay toda una estrategia liderada por la vicepresidenta para buscar soluciones multilaterales”, dijo.

Según el funcionario, un grupo de personas de Migración Colombia viajó en las últimas horas a Necoclí y no evidenciaron la presencia de 10 mil migrantes. De hecho, recalcó que estas personas evidenciaron el fenómeno que él mismo relató, y es que llegan cerca de 600 ciudadanos extranjeros diariamente, pero se van al día siguiente, pues siguen su tránsito para salir del país.

Migrantes de diversas partes del mundo ingresan al embarcadero, el 3 de mayo de 2021, en Necoclí (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda
Migrantes de diversas partes del mundo ingresan al embarcadero, el 3 de mayo de 2021, en Necoclí (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Las graves afirmaciones las había hecho el alcalde del municipio en un diálogo con la emisora Blu Radio, señalando que estas 10 mil personas estaban represadas esperando poder pasar hacia el Chocó y así seguir su camino a Panamá y otros países de Centroamérica. Tobón declaró que, aunque Necoclí se había convertido en una zona de tránsito de los migrantes, el municipio no tiene los recursos para atenderlos y también señaló que preocupaba el aumento de casos de covid-19 que se estaban dando a causa del hacimiento.

“Es imposible hacerle pruebas a 700 o 800 personas diarias, nosotros no tenemos la capacidad, las pocas pruebas son para la población local. En el tema de vacunación no nos van a permitir vacunar a la población flotantes, sino que es para la población local”, dijo a la emisora el mandatario municipal.

Lo que señaló es que la situación en el lugar se había agravado luego de que las autoridades nacionales abrieran las fronteras del país sin ningún tipo de control. Señaló que en Necoclí estaban “preocupados porque el Gobierno no nos ha prestado atención, no ha dimensionado la problemática que se nos puede generar en este territorio, y más cuando estamos en pandemia y toda la población no ha sido vacunada”.

Efectivamente, por su ubicación geográfica, Necoclí se convirtió en un reconocido corredor de paso de migrantes ilegales, es por esto que cuando hay picos migratorios, la situación se vuelve insostenible en el municipio. “Estamos lanzando un SOS, más de 800 migrantes están entrando a diario hasta Necoclí”, indicó Jorge Tobón.

Tras desmentir la información de los 10 mil migrantes, el director de Migración señaló que en los últimos días se reunió con autoridades panameñas, así como con la Vicepresidenta y Canciller, Martha Lucía Ramírez, con el fin de establecer estrategias para evitar que se dé este fenómeno.

Cabe recordar que recientemente se conoció que más de 25.000 extranjeros irregulares, la mayoría haitianos, ingresaron a Colombia para realizar su recorrido hacia Centroamérica en lo que va del año 2021.

Sobre esto, Juan Francisco Espinosa explicó que “Colombia no es la causa ni el origen de la migración irregular. Sin embargo, como país nos preocupa esta situación, teniendo en cuenta que las redes de tráfico de migrantes tratan a las personas como mercancías, exponiéndolas a situaciones peligrosas, en las que, incluso, pueden llegar a perder la vida”.

SEGUIR LEYENDO: