Indígena resultó herido tras pisar una mina antipersonal en Murindó, Antioquia

De acuerdo con la Organización Indígena de Antioquia, a la fecha, 10 indígenas han resultado lesionados en el departamento desde 2020 a causa de la detonación de esos artefactos explosivos.

Foto de archivo. Imagen de referencia. Organización Indígena de Antioquia denunció que otro indígena resultó víctima de una mina antipersonal en Murindó. Foto: REUTERS/Fredy Builes.
Foto de archivo. Imagen de referencia. Organización Indígena de Antioquia denunció que otro indígena resultó víctima de una mina antipersonal en Murindó. Foto: REUTERS/Fredy Builes.

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció que, en la mañana del martes 13 de julio, un hombre perteneciente a la comunidad indígena de Murindó, Urabá antioqueño, cayó en un campo minado, por lo que, según la información entregada por las autoridades ancestrales estaría gravemente herido.

De acuerdo con el reporte de la OIA, la víctima fue identificada como Diego Bailarín Carupia, de 26 años de edad, quien al parecer resultó con graves heridas tras haber pisado una mina en la comunidad Turriquitadó Alto del Resguardo Río Chageradó, en la zona rural del municipio de Murindó, mientras se encontraba realizando trabajos de cultivo.

“Diego Bailarín es padre de familia, y como la gran mayoría de los Embera Eyábida, vive de la tierra y se alimenta del bosque, de hecho, justo en el momento en el que explotó la mina antipersonal, se encontraba realizando labores propias de preparación de la tierra para sembrar sus cultivos de plátano y sobrevivir con su familia, hoy su vida corre peligro.”, indicó la OIA.

Según la organización indígena, el hombre de 26 años en el momento no estaría recibiendo atención especializada, pues los guardias indígenas y los médicos no se atreven a trasladarlo por tierra, pues al parecer, los caminos habrían sido minados por presuntos miembros del ELN.

Ante la situación, el Consejo de Gobierno Mayor de la OIA hizo un llamado para que las autoridades nacionales les brinden apoyo trasladando al joven indígena desde Turriquitadó Alto a Medellín para que reciba la atención especializada pertinente y se evite su muerte.

“Queremos a las instituciones el traslado urgente a Medellín para rescatar a este joven que está herido de esta comunidad, donde realmente no contamos con un medio de transporte aéreo y necesitamos sacarlos urgente de esta comunidad porque está en una situación difícil y mal herido.”, señaló a RCN Radio el consejero de derechos humanos y paz de la OIA, William Pertuz.

Tras conocerse la situación, la personera municipal encargada de Murindó, Katya Ledezma, aseguró en entrevista con Caracol Radio que, desde la entidad, ya habían solicitado un helicóptero a la Gobernación de Antioquia para poder trasladar al hombre de 26 años a Medellín para que recibiera atención médica. En el momento se desconoce sí el joven indígena ya está fuera de peligro.

Frente al caso, la Organización Indígena de Antioquia reiteró su rechazo por la presencia de grupos armados en sus resguardos, y volvió a hacer un llamado al Gobierno Nacional para que llegue a una salida negociada con esos actores al margen de la ley, quienes ponen en riesgo la vida de sus comunidades.

De igual manera, la OIA pidió a la Defensoría del Pueblo, al Alto Comisionado para la Paz, a las Naciones Unidas, a la map OEA, y a las demás organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos para que haga un acompañamiento especial a las comunidades que viven en esa zona del departamento, donde se ha registrado un recrudecimiento del conflicto armado.

“La Consejería en pleno de la Organización Indígena de Antioquia, lamenta profundamente los hechos ocurridos y exige a los actores armados al margen de la ley, respeto por la vida de los hombres y mujeres indígenas.”, indicó la organización indígena.

De acuerdo con la OIA, desde 2020 y hasta la fecha, en Antioquia ya van 10 indígenas que han resultado heridos tras pisar minas antipersonal, mientras que otros 10 han perdido la vida debido a la detonación de estos artefactos explosivos, entre ellos cuatro menores de edad.


SEGUIR LEYENDO