Por temporada de lluvias, declaran calamidad pública en el departamento de Córdoba

De acuerdo con las autoridades, 13 municipios cordobeses se han visto más afectados por cuenta de las fuertes precipitaciones registradas en las últimas semanas.

Desbordamiento de quebrada provoca inundaciones y destrucción de cultivos en San José de Uré en Córdoba, Colombia, en junio de 2021.
Desbordamiento de quebrada provoca inundaciones y destrucción de cultivos en San José de Uré en Córdoba, Colombia, en junio de 2021.

Debido a las fuertes lluvias que se han registrado en las última semanas a lo largo de todo el departamento de Córdoba, el Consejo Departamental de Riesgo de la Gobernación aprobó la declaratoria de calamidad pública en la región, la cual podrá estar vigente durante al menos cinco meses.

“El gobernador ha impartido instrucciones en lo que tiene que ver con el banco de maquinaria y con gestiones que se han desarrollado en materia de ayudas humanitarias para dar respuesta inmediata. Para efectos de poder seguir avanzando en esta calamidad sin duda alguna se requiere del concurso del gobierno. La declaratoria en el departamento va hasta por cinco meses y varios municipios se han decretado por el mismo tiempo.”, explicó en entrevista con el diario digital La Razón, el director de Gestión del Riesgo de Córdoba, Aldrin Pinedo Sánchez.

En las últimas semanas, según conoció RCN Radio, 5.000 personas han resultado damnificadas en el departamento debido a las fuertes lluvias, y además, se han reportado daños en cultivos de de maíz, papa y yuca.

Hasta el momento, los municipios cordobenses que más se han visto afectados por la ola invernal, son: Ayapel, Cereté, Ciénaga de Oro, San José de Uré, Buenavista, Canalete, Planeta Rica, San Pelayo, Montelíbano, Los Córdobas, Sahagún, Montería y Moñitos.

Según reportó la misma emisora, Ayapel ha sido uno de los municipios que más se han visto afectado por las lluvias en Córdoba debido a las inundaciones que ha causado la creciente del río Cauca, en especial en sectores como Cara e Gato y Colorado.

El mismo medio además conoció que otras veredas y corregimientos de los municipios de Puerto Libertador, Montelíbano, La Apartada y Buenavista, se encuentran en riesgo de inundaciones por las crecientes súbitas del río San Jorge y ciertas quebradas.

De hecho, la Corporación Ambiental de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) recordó que todavía hay una alta probabilidad de que se presente el Fenómeno de ‘La Niña’, por lo que hicieron un llamado a los habitantes para que estén pendientes de las recomendaciones de las instituciones oficiales con el fin de prevenir cualquier tipo de emergencia.

En su diálogo con el diario La Razón, el director de Gestión de Riesgo de Córdoba así mismo informó que las autoridades meteorológicas advirtieron a la administración departamental que las lluvias podrían extenderse hasta mediados de noviembre en la región. Por ello, con el decreto de calamidad pública esperan prevenir cualquier emergencia.

Hemos querido nosotros como departamento tener los tiempos necesarios para efectuar esta herramienta y atender de manera adecuada e inmediata la calamidad pública por temporada de lluvias.”, indicó al mismo medio, el director de Gestión de Riesgo de Córdoba, Aldrin Pinedo Sánchez.

El funcionario de Gestión de Riesgo así mismo señaló al diario digital que, desde la entidad y de la mano con la CVS, brindarán apoyo a todos los municipios durante la declaratoria de calamidad pública. Además indicó que las autoridades locales en coordinación con la empresa Urrá, monitorearán constantemente los niveles del río Sinú con el fin de evitar alguna emergencia.

Por su parte, en los últimos días el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, informó que, para esta época de mitad de año, la región Andina presentará una temporada seca, mientras que en las regiones Caribe, Orinoquía, Pacífica y Amazónica continuarán las precipitaciones.

Ante el panorama, el Ideam hizo un llamado a las entidades de gestión del riesgo y a los ciudadanos para que se mantengan alerta y activen planes de prevención y atención frente a amenazas de deslizamiento de tierra o inundaciones.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR