Alcalde de Tuluá niega que Santiago Ochoa, el joven decapitado, integrara la ‘Primera Línea’

La cabeza de Ochoa fue hallada el pasado 19 de junio en el corregimiento de Aguaclara (Tuluá).

El pasado sábado19 de junio, en el antejardín de una vivienda en el corregimiento de Aguaclara (Tuluá), fue hallada en el interior de una bolsa negra la cabeza de Santiago Ochoa, un joven de 22 años que residía en este municipio del Valle del Cauca. Sin embargo, fue este 21 de junio cuando la noticia del crimen tuvo mayor trascendencia.

En contexto: Santiago Ochoa. El crimen del joven decapitado en Tuluá que recuerda la oscura época del paramilitarismo

Lo que se conoce de Santiago Ochoa es que en la mañana del sábado fue visto montando bicicleta, y en la noche algunos habitantes encontraron su cabeza. De su cuerpo no se sabe nada. También se había dicho que era uno de los jóvenes que hacía parte de la Primera Línea de los grupos de manifestantes en Tuluá, que expresaron su inconformismo durante el paro nacional.

Su participación en la Primera Línea, sin embargo, fue descartada por el alcalde de Tuluá, John Jairo Gómez. De acuerdo con el mandatario local, no hay pruebas de que Santiago Ochoa haya participado en este grupo, encargado de defender la vida de quienes se movilizaron, en especial tras los casos de abuso policial sobre las jornadas de protesta.

“No hay indicios que sigan que pertenecía a este grupo, salvo lo que hemos investigado de sus antecedes en el Espoa y en las bases de datos del municipio de Tuluá”, afirmó Gómez.

El alcalde también se refirió a los antecedentes de Santiago Ochoa por portar sustancias alucinógenas:

“El joven lo único que presenta es una anotación por violar el Código de Convivencia al ser encontrado en el pasado con sustancias alucinógenas, pero esto no significa que el homicidio haya sido en relación a dicha anotación”.

Por información que permita dar con los responsables del crimen, la Policía ofreció $ 10 millones de recompensa, mientras que la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, ofreció hasta $ 100 millones más.

El Esmad no lo detuvo

En redes sociales circuló el rumor de que Santiago Gómez había sido detenido por miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía previo a su desaparición, pero la institución desmintió la información.

“Es importante aclarar que una vez retornado el orden público en Tuluá, desde hace aproximadamente un mes no existe ningún procedimiento por parte de uniformados del Esmad en este municipio y rechazamos contundentemente los señalamientos irresponsables en redes sociales vinculando a nuestros uniformados con estos lamentables hechos”, sostuvo el coronel Jorge Urquijo, comandante de este institución en Tuluá.

El ministro de Defensa, Diego Molano, fue otro de los que condenó “la irresponsabilidad” de vincular al Esmad en la comisión del asesinato.

“1. En últimos días ESMAD no ha hecho procedimientos en la zona 2. Policía y Fiscalía investigan 3. La Policía Nacional ofrece recompensa que permita dar con responsables 4. Denuncie: 3143617841″, compartió en Twitter Diego Molano.

Acerca del aberrante crimen, el presidente de la República, Iván Duque, sostuvo: “Como país nos duele la muerte de todo colombiano, pero el atroz crimen del joven Santiago Ochoa en la ciudad de Tuluá, merece todo nuestro rechazo. Las autoridades avanzan en la investigación para dar con el paradero de los responsables y que sean juzgados con determinación.

El asesinato ha llevado a algunos congresistas a manifestarse en redes sociales y pedir celeridad en las investigaciones, tal es el caso de Katherine Miranda (Alianza Verde), quien compartió en Twitter: “Aquí condenan por publicar un vídeo y no el crimen que denunciamos. Están matando a quienes protestan en Colombia, Santiago Ochoa de 23 años y miembro de la primera línea fue DECAPITADO. ¡Disculpen mi crudeza al subir el vídeo, pero NOS ESTÁN MATANDO!”.

SEGUIR LEYENDO: