No dan abasto: Alcaldía de Bogotá pide ir a urgencias solo si es necesario debido a alta ocupación hospitalaria

La Clinica Shaio y la Cardioinfantil tienen algunos de los panoramas más complejos debido a la pandemia; otros centros hospitalarios alertaron de su ocupación UCI.

Personal médico trabaja en la UCI de un hospital. EFE/Fernando Bizerra Jr./Archivo
Personal médico trabaja en la UCI de un hospital. EFE/Fernando Bizerra Jr./Archivo

El covid-19 le sigue pasando factura a Bogotá: más casos, muertes y una situación hospitalaria que ya tiene en alerta roja a la Secretaría de Salud. Por esa razón, el Distrito envió una alerta en la que se le solicita a los capitalinos que solo vayan a las salas de urgencias si es realmente una situación vital.

Desde la Alcaldía de Bogotá se solicitan que se abstengan de ir a las salas de emergencia si no son situaciones que ameriten la estadía en estos centros de atención debido a que varios de ellos están en sus capacidades máximas por la cantidad pacientes con coronavirus que llegan para tratarse.

Por otro lado, la Secretaría exhortó a los bogotanos a acudir de manera virtual y telefónica a las citas médicas con las EPS para no seguir congestionando la capacidad hospitalaria en la capital.

“Debido a la alta ocupación que presentan la red de hospitales públicos y privados y el gran número de personas que están consultando servicios de urgencias y cuidados intensivos por COVID-19, la Secretaría de Salud hace un llamado de atención a la ciudadanía para que los motivos principales de consulta o visita a estos lugares sean, únicamente, situaciones vitales”, precisa el pronunciamiento de la Alcaldía.

Recordemos que la ocupación de unidades de cuidados intensivos (UCI) para tratar a quienes se agravan por el cobid-19 es del 98%, es decir, quedan aproximadamente 40 camas disponibles para atender a quienes se enferman del virus. Algunas de las recomendaciones que envió el Distrito son:

“La entidad recomendó evitar el máximo las aglomeraciones, y de llegar a presentarse una situación que requiera del desplazamiento a los servicios de urgencias, conservar que requiere el desplazamiento a los servicios de urgencias, conservar siempre las medidas de bioseguridad con el uso permanente del tapaboca, el distanciamiento físico y mantenerse en lugares que garanticen la adecuada ventilación, con el fin de evitar posibles contagios”, exhorta el comunicado.

Entre tanto, la Fundación Cardioinfantil se declaró en alerta roja hospitalaria y emergencia funcional porque se encuentra al límite de UCI: “Actualmente LaCardio cuenta con una alta sobreocupación en los servicios de la Institución, limitando la atención de pacientes con patologías respiratorias y no respiratorias, por lo que hace un llamado a NO asistir si no es una verdadera urgencia vital. Sus recursos, como el personal asistencial, infraestructura, camas, ventiladores y otros dispositivos han llegado a su capacidad límite, incluyendo toda la capacidad de ampliación dispuesta para esta pandemia”, señaló la Fundación por medio de un comunicado.

La Clínica de alta complejidad para enfermedades cardiovasculares de la capital del país recomendó a los usuarios usar los servicios de la institución de manera racional y adecuada, para que los profesionales puedan mantener una atención integral y de calidad. En ese sentido, invitó a los usuarios a acceder a otros servicios como Unidades de Atención Primaria o citas prioritarias.

Igualmente, la Clínica Shaio en Bogotá, una institución privada que según los datos de la Secretaría de Salud, completó el 100% de ocupación de camas de Unidades de Cuidado Intensivo y por eso informaron que “estamos pasando por el peor momento en la pandemia del Covid-19. Esto ha ocasionado, entre otras cosas, que la demanda de servicios médicos e insumos sea sustancialmente superior a la capacidad de la Fundación y demás instituciones prestadoras de salud”, afirmó la institución por medio de un comunicado.

De acuerdo con la Clínica Shaio, “se está presentado un desabastecimiento de oxígeno medicinal en todo el país y el cual amenaza los tratamientos respiratorios que necesitan los pacientes con covid-19”.

SEGUIR LEYENDO: