Un estudiante muerto, 20 heridos y una URI incendiada es el saldo de las protestas en Popayán

La Unidad de Reacción Inmediata fue encendida por completo tras señalar que ahí se habría cometido un acto de agresión sexual contra una menor de edad el pasado miércoles.

Este viernes en Popayán se convocaron marchas y plantones en varios puntos de la ciudad a causa de la denuncia que presentaron defensores de derechos humanos sobre un presunto caso de agresión sexual cometido por agentes del Esmad. Al acercarse la noche, el cuerpo policial se enfrentó con los manifestantes, quienes terminaron incendiando la Unidad de Reacción Inmediata (URI) donde habrían ocurrido los hechos contra una menor de 17 años, en la noche del miércoles.

Los manifestantes confrontaron al equipo antidisturbios por varias horas, lo que dejó un saldo de una persona muerta y 20 heridas, de ellas seis son policías y al menos dos civiles. El nombre de la víctima mortal es Sebastián Quintero Múnera, un joven de 22 años que habría recibido el impacto de un gas lacrimógeno lanzado por el Esmad y que le entró en el cuello.

Organizaciones de Derechos Humanos explican que los hechos ocurrieron en el barrio La Esmeralda, al sur de la ciudad, cuando un agente del cuerpo antidisturbios de la Policía disparó el gas y este impactó directamente en el cuello de Sebastián Quintero, estudiante de la institución universitaria Colegio Mayor del Cauca, que lo dejó en estado grave.

“Hoy y siempre, lamentaremos la muerte de nuestro estudiante de Ingeniería Informática, Sebastián Quintero Múnera, y de cada uno de los jóvenes que han perdido su vida, en medio de las movilizaciones del Paro Nacional”, comunicó la Unimayor este viernes.

Además, exigieron que se adelanten las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos y responsabilizar a alguien por lo sucedido. Por su parte, Juelitte de Rivero, representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se pronunció frente a la pérdida.

“Lamentamos y rechazamos la muerte violenta del joven Sebastián Quintero Munera, de 22 años, hace pocas horas en #Popayan. Hacemos un llamado a la calma y a respetar la vida y los #DerechosHumanos de todas las personas”.

Además de la URI, también se prendió fuego en la sede de Medicina Legal de Popayán y, ante esto, la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD) hizo un llamado urgente a las autoridades “para proteger la sede de Medicina Legal en Popayán que contribuya al objetivo humanitario de la búsqueda”. La UBPD pidió proteger los cuerpos de personas sin identificar o sin entregar que podrían ser personas desaparecidas.

“Las personas que buscan a sus seres queridos y la sociedad tienen derecho a saber la verdad sobre la suerte y paradero de quienes han sido desaparecidos”, explicó el organismo adscrito al Acuerdo de Paz. Se conoció que los funcionarios que estaban ahí fueron evacuados a salvo.

Por ahora, la Procuraduría abrió una investigación preliminar para revisar el material probatorio e indicar si los policías acusados de retener y agredir sexualmente a la menor de 17 años este 12 de mayo en la noche tendrían que ser indagados formalmente. El ente de control que encabeza Margarita Cabello explicó que la Dirección Nacional de Investigaciones Especiales de la entidad llevará a cabo pruebas para establecer la identidad de los presuntos autores de la conducta, determinar las circunstancias de tiempo, modo y lugar, obtener pruebas y valorar la procedencia de la investigación.

La Policía, por su parte, ha negado tajantemente los hechos que llevaron a varias mujeres a las calles este viernes. El brigadier general, Ricardo Augusto Alarcón calificó de “mentira infame” las acusaciones que recaen sobre cuatro policías del Esmad.

SIGA LEYENDO

<a href="https://www.infobae.com/america/colombia/2021/05/15/durante-este-fin-de-semana-bogota-tendra-una-maraton-de-mercados-campesinos/"> </a>