Instauran nueva denuncia contra los indígenas que derribaron la estatua de Sebastián de Belalcázar en Cali

Con ella buscan procesar a Pedro Velasco, gobernador de la comunidad Misak, y a Edgar Alberto Velasco Tumia, secretario del movimiento de autoridades indígenas

El 28 de abril en el inicio del paro nacional indígenas Misak derribaron la estatua que representa a Sebastián de Belalcázar, a quien se atribuye la fundación de Cali.

A la denuncia penal que instauró el congresista Christian Garcés del Centro Democrático contra los indígenas que derribaron la estatua que representa a Sebastián de Belalcázar, a quien se le atribuye la fundación de Cali (Valle del Cauca), ahora se suma la que interpuso el abogado Hernando Morales Plaza en contra de Pedro Velasco, gobernador de la comunidad Misak, y contra Edgar Alberto Velasco Tumia, secretario del movimiento de autoridades indígenas.

En la emisora Caracol Radio informaron que el jurista los acusó por su presunta responsabilidad en el delito de daño en bien ajeno con circunstancias agravadas, al tumbar la escultura el pasado 28 de abril, en el inicio de las protestas con motivo del paro nacional, que completó 16 días.

Morales Plaza basó su denuncia en lo que expresaron los dos representantes indígenas en entrevistas con medios de comunicación donde, según el abogado, aceptaban que después de reunirse en asamblea con su comunidad tomaron la decisión de tirar al suelo la estatua que representaba al conquistador español.

La denuncia la radicó el abogado en la seccional de Cali de la Fiscalía General de la Nación e indicó también en su denuncia que ese monumento estaba protegido en el Plan de Ordenamiento Territorial de la capital vallecaucana como elemento del paisaje municipal y se constituía como un hito de preservación fundamental.

El jurista recordó que en el Código Penal Colombiano se pena el daño en bien ajeno con hasta 90 meses (más de siete años) de cárcel que se podrían incrementar por las supuestas circunstancias agravadas en las que incurrieron los dos líderes indígenas.

<br/>

<b>La caída de Belalcázar</b>

Hacia las 6 de la mañana del miércoles 28 de abril, en el inicio del paro nacional, un grupo de indígenas Misak derrumbarron la estatua de Sebastián Belalcázar que apunta hacia la vía al mar que lleva a Buenaventura, en el Pacífico colombiano. En un acto que denominaron “justicia histórica”, la comunidad ancestral repitió lo sucedido en septiembre de 2020 cuando en Popayán, en la cima del Morro de Tulcán, bajaron otra estatua del mismo personaje, la cual nunca volvió a ser reubicada.

En Cali las autoridades llegaron sobre las 9 de la mañana para revisar la escena y levantar el monumento que fue inaugurado en 1937. El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas, expresó que la escultura que representa a Sebastián de Belalcázar sería levantado de nuevo en el lugar, pero ante este anuncio, los indígenas se tomaron de nuevo la plaza donde se alzaba la estatua y minutos después arribó el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) quienes lanzaron gases lacrimógenos y humos dispersores en contra de los manifestantes.

Luego de esta acción de protesta de los Misak, el representante a la cámara por el Valle del Cauca Christian Garcés instauró una denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación para que se investigaran y se tomaran las acciones pertinentes en contra de quienes derribaron esa estatua.

“Un grupo de indígenas de la etnia Misak de manera violenta derribaron la estatua del fundador de Santiago de Cali, el explorador español Sebastián de Belalcázar, monumento que es un bien público que tiene una connotación de interés histórico, cultural y artístico de la ciudad”, señaló en ese momento el congresista.

En su denuncia, Garcés añadió una serie de supuestas pruebas donde según expuso, se demuestra que los miembros de la etnia Misak fueron claramente quienes derribaron la estatua.

Una situación similar ocurrió en Bogotá días después, en la que también miembros de los Misak derribaron la escultura que representaba a Gonzalo Jiménez de Quesada, a quien se le atribuye la fundación de Bogotá.


<u><b>SEGUIR LEYENDO:</b></u>