Convocan reunión de la Mesa de Derechos Humanos en Bogotá para estudiar y frenar posibles casos de abuso policial

En este sentido, la alcaldesa Claudia López pidió que el Esmad suspenda el uso de balas de goma.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López. Foto: Twitter @ClaudiaLópez
La alcaldesa de Bogotá, Claudia López. Foto: Twitter @ClaudiaLópez

La Alcaldía de Bogotá, liderada por la Secretaría Distrital de Gobierno, convocó a una reunión de urgencia para analizar denuncias por presunto abuso policial durante las protestas. Así mismo, las autoridades de la ciudad darán instrucciones a la fuerza pública para que en la capital colombiana no se siga atentando contra la vida de quienes participan en las manifestaciones.

“Que este espacio sea una oportunidad de diálogo y verificación de las acciones de todos los actores de las manifestaciones para seguir construyendo ciudad. Los actos de intolerancia no nublaran el legítimo derecho a la protesta pacífica”, aseguró el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez.

El distrito explicó que la decisión de convocar a la reunión se tomó después de haber escuchado representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) que han seguido de cerca cómo avanza la protesta. En conversación con los grupos Temblores, Campaña Defender la Libertad y Fundación Lazos de Dignidad, se analizaron 115 quejas relacionadas con abuso policial durante los últimos seis días en la ciudad.

Así mismo, la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, durante ese mismo periodo ha registrado 104 civiles y 153 policías heridos durante la movilización. Teniendo en cuenta estas cifras, la Alcaldía de Bogotá se comprometió a crear una estrategia de acompañamiento a las víctimas que “les genere confianza a la hora de denunciar”.

Dentro de estas mismas gestiones en pro de garantizar la seguridad durante las movilizaciones, la alcaldesa Claudia López, le solicitó públicamente al comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, suspender el uso de balas de goma por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Este elemento, aunque está catalogado como un arma no letal, sí ha ocasionado que varias personas, principalmente jóvenes, hayan perdido la vista. De hecho, según Temblores ONG, entre las 6:00 a. m. del 28 de abril y las 10:00 a. m. del 3 de mayo de 2021 se han registrado 17 casos de este tipo.

Se espera que esta disposición se cumpla, pues lo informado por López en lo que respecta al manejo de las protestas no coincide con lo que ha sucedido recientemente en Bogotá. Un ejemplo de esto ocurrió el 2 de mayo en la tarde cuando se vieron tanquetas del Ejército y militares en moto recorriendo la ciudad a pesar de que la mandataria había dicho que la capital colombiana no se militarizaría.

“La movilización pacífica fue mayoritaria y vibrante en Bogotá. Algunos actos vandálicos aislados obligaron la intervención policial. Pese a las dificultades del día, nuestra Policía de Bogotá tiene la situación bajo control. No se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”, escribió López en su cuenta de Twitter, el sábado 1 de mayo.

La ciudadanía espera que se cumplan las promesas para garantizar la protesta pacífica y el respeto a la vida de los civiles. Mientras tanto, el general Jorge Eliecer Camacho, comandante de la Policía en Bogotá, aseguró que se encargará de que cada uno de los miembros de la institución esté identificado El funcionario aseguró que los uniformados tendrán que “portar su código de manera visible en su uniforme para garantizar el debido proceder de la institución dentro de la movilización”.

Sobre el video en el que se observa a un miembro de la policía disparando en una estación de TransMilenio, el general Camacho aseguró que el uniformado se retirará del cargo mientras avanza la investigación que esclarezca los hechos ocurridos.

Asimismo, se identificaron varias situaciones que se deben fortalecer en la atención de la protesta; como las rutas de evacuación durante una intervención de la fuerza pública, el proceso de traslados por protección y detenidos, y la capacitación y sensibilización del Esmad que llega a Bogotá.

SEGUIR LEYENDO: