Cárcel para hombre que torturó y agredió con un tenedor a una mujer en Quindío

Alexander López Agudelo, de 22 años, ingresó a la vivienda de su víctima y la atacó durante varios minutos, hasta que los trabajadores del lugar pudieron ayudar a la mujer.

EFE/Archivo
EFE/Archivo

En las últimas horas, a través de redes sociales se ha conocido una denuncia que tiene consternados a los habitantes de todo el país, especialmente, a los quindianos. Se trata del ataque que un hombre de 22 años cometió contra una mujer de 27, cuando esta se encontraba en su casa; el sujeto fue imputado por tentativa de homicidio, pero no aceptó los cargos.

Aún así, el victimario fue enviado a la cárcel por los delitos de actos sexuales violentos; lesiones personales agravadas, por sevicia y por poner a la víctima en estado de indefensión, y violación de habitación ajena.

<b>El relato de la víctima y los testigos</b>

El pasado 27 de abril, en horas de la mañana, Angélica María Zapata Santa se encontraba en su vivienda, una finca ubicada en el sector maderos de San Juan, en Circasia, Quindío, cuando un desconocido irrumpió en su casa y la atacó brutalmente.

La denuncia la hizo pública en redes sociales una de sus primas, quien explicó que, a las 10:30 a. m. de ese día Angélica fue víctima de golpes y tortura por parte de Alexander López Agudelo, de 22 años, un desconocido que aprovechó un descuido para ingresar a su casa.

Según el medio La Crónica del Quindío, el sujeto llegó al portón de la finca a eso de las 9:00 a. m. del 27 de abril y, aprovechando un descuido, caminó hacia la casa, saludó a uno de los trabajadores e ingresó a la vivienda, donde se acomodó en uno de los muebles.

Angélica se encontraba en su cuarto y se alertó al escuchar a alguien entrar a la vivienda y los ladridos incesantes de los dos perros de la casa. La mujer preguntó desde el cuarto si era su esposo el que había llegado y, un detalle que es materia de investigación, es que el agresor le contestó llamándola de la misma manera en la que lo hace su pareja, lo que indicaría que, aunque para Angélica él era un desconocido, el hombre llevaba tiempo planeando el ataque.

La víctima salió de la habitación y se encontró con Alexander, quien se abalanzó sobre ella y empezó a masturbarse y untar el cuerpo de la mujer con sus heces fecales. Aunque la joven logró tomar un palo y golpear al agresor para defenderse, este le quitó su arma de defensa y la sometió.

Según el relato de la familiar y lo que logró recoger el medio regional, el hombre tenía un tenedor en sus manos y con este artefacto atacó a la mujer en el pecho, espalda, cara y demás partes del cuerpo, mientras intentaba desvestirla y le metía su mano, llena de sus propias heces fecales, en la boca a Angélica.

Angélica María zapata. Foto compartida por familiares en redes sociales.
Angélica María zapata. Foto compartida por familiares en redes sociales.

Señalan que, aproximadamente, durante una hora Angélica estuvo forcejeando contra Alexander, mientras intentaba gritar pidiendo ayuda. Finalmente, sus gritos fueron escuchados por la pareja que trabaja en la finca, quienes viven en otra casa ubicada detrás de la de Angélica, fueron ellos quienes finalmente entraron al lugar y lograron defender a la víctima del agresor.

“La hija de los trabajadores es la primera en ver la escena de este infierno que estaba viviendo mi prima. Luego sube la señora y al ver todo esto le dio un infarto. Después sube el agregado de la finca e intenta quitarle a este hombre de encima de mi prima, pero él dice que parecía que tenía el demonio y no era posible quitárselo. Al final lo que pudieron hacer fue darle un golpe en la cabeza y llegó la policía”, señaló la familiar de la víctima en redes sociales.

Cuando Alexander se vio descubierto, logró huir del lugar, corrió hacia la casa de la pareja de trabajadores y se ocultó debajo de la cama, donde fue encontrado por las autoridades.

Tras el aviso a las autoridades, la Policía capturó al sujeto que casi fue linchado por trabajadores y vecinos del lugar al ser sacado por las autoridades. Además, trasladaron a Angélica al hospital de Circasia, donde recibió las primeras atenciones y luego fue examinada por Medicina Legal, donde determinaron 30 días de incapacidad.

Sin embargo, la víctima luego fue trasladada al hospital del Sur, de Armenia, donde finalmente le hicieron otra valoración, le lavaron las heridas y la trataron con antibióticos, puesto que Angélica también sufre de una enfermedad llamada fibromialgia. Además de las heridas realizadas con el tenedor, la mujer sufrió fractura de tabique y daño en un oído y, actualmente, está recibiendo ayuda psicológica.

<b>El caso contra el agresor</b>

Un juez único de Salento legalizó la captura del agresor el mismo día. La denuncia se dio a conocer en redes sociales porque, a pesar de haber sido capturado y tener la declaración de tres testigos, se pensó que Alexander podía quedar libre al día siguiente porque la fiscal no se encontraba cargos imputables, señalaron los familiares en las redes sociales.

Sin embargo, ante la indignación, un abogado ofreció a llevar el caso de Angélica para evitar la libertad del agresor. Finalmente, la Fiscalía también legalizó la captura del hombre y consideró que Alexander López Agudelo es un peligro para la sociedad y solicitó su detención en centro carcelario.

El medio regional que la defensa del agresor intentó refugiarse en un supuesta violación de los derechos del hombre, puesto que casi fue linchado por la comunidad, pero las autoridades determinaron que los oficiales que lo capturaron impidieron que las agresiones al hombre fueran más graves.

Finalmente, aunque Alexander López no aceptó los cargos, el ente acusador le imputó cargos por actos sexuales violentos; lesiones personales agravadas, por sevicia y por poner a la víctima en estado de indefensión y violación de habitación ajena. El hombre será trasladado a una estación de Policía de Quindío, mientras se termina de procesar el caso para determinar la condena del agresor en un centro carcelario.

Alexander López Agudelo agredió con un  tenedor a Angélica Zapata. Foto compartida por familiares de la víctima en redes sociales.
Alexander López Agudelo agredió con un tenedor a Angélica Zapata. Foto compartida por familiares de la víctima en redes sociales.

Ahora, la familia de Angélica están recibiendo ayudas económicas para pagar los honorarios del abogado que ayudó en su caso. Además, ella y su familia están recibiendo ayuda de las autoridades, puesto que después de haber denunciado en redes sociales y que Alexander fuera enviado a la cárcel, familiares de la mujer aseguran estar recibiendo amenazas por parte de los supuestos familiares del victimario.

SEGUIR LEYENDO: