Incautados 94 millones de dólares en cocaína cerca a La Guajira

La Guardia Costera de los Estados Unidos logró detectar la embarcación en un vuelo de rutina que se hacia sobre la zona. Las tres personas capturadas no presentaron síntomas de covid-19.

Guardia Costera de EE. UU.
Guardia Costera de EE. UU.

El pasado 9 de abril la Guardia Costera de Estados Unidos desarrolló un operativo en Colombia, específicamente en las costas de Punta Gallinas, departamento de La Guajira, donde lograron identificar con un avión que hacia patrullaje, una embarcación que transportaba unos 2.500 kilogramos de cocaína avaluada en más de 94.6 millones de dólares.

Su destino era Miami, al sur de la Florida, lugar donde se descargaron finalmente las incautaciones y donde se realizó la destrucción del buque ya que representaba un peligro para la navegación, informaron las autoridades. En la embarcación iban tres personas que fueron capturadas y protegidas evitando un posible contagio de covid-19. Una vez a bordo de un barco de la Guardia Costera, todos los sospechosos reciben comida, agua, refugio y atención médica básica.

“Este evento es el ejemplo perfecto de numerosos socios clave que unen nuestros esfuerzos para contrarrestar las organizaciones criminales transnacionales que buscan explotar el entorno marítimo. Al fortalecer las asociaciones, contrarrestamos las amenazas juntos”, dijo el teniente comandante Jason Neiman, oficial de asuntos públicos del Séptimo Distrito de los guardacostas.

La Guardia estadounidense afirmó que la captura se pudo dar gracias a la cooperación del Comando Sur de EE. UU. con diferentes agencias federales de su país que luchan contra el narcotráfico. Desde 2020, estas alianzas han logrado presenciar el 60 por ciento de los decomisos de drogas gracias a una mejora en la estrategia, contrario al 50 por ciento de 2019.

Guardia Costera de EE. UU.
Guardia Costera de EE. UU.

Por otro lado, gracias al accionar de las Unidades de Reacción Rápida de la Estación de Guardacostas de Cartagena, se logró la incautación de 494 kilos de cocaína que eran movilizados al interior de un velero que, al parecer, iba con destino a Europa.

Según informaron las autoridades, el velero “OPIM MAR” de bandera panameña habría zarpado desde un muelle no autorizado en Cartagena, además de no portar las licencias expedidas por la autoridad marítima para su movilización. Al inspeccionar el barco se encontraron 25 maletas en las que, supuestamente, se estaba transportando yeso.

“El resultado se produjo durante el desarrollo de patrullajes de control y vigilancia en área cercana a la boya de mar, en donde las tripulaciones de la Estación de Guardacostas de Cartagena, altamente entrenadas, realizaron la inspección de la motonave hallando en su interior las 25 maletas que contenían 494 paquetes con la sustancia ilícita”, explicó la Fuerza Naval del Caribe.

La tripulación decidió mantenerse en aguas jurisdiccionales para evitar el fuerte oleaje del mar caribe y fue así como se logró evidenciar su irregular movilización. A pesar de que las personas a bordo señalaron que el contenido de las maletas era yeso, las pruebas técnicas realizadas por la Armada Nacional arrojaron un resultado positivo para clorhidrato de cocaína.

La policía informó que durante el procedimiento fueron capturados los tres sujetos que se movilizaban en la embarcación, uno de ellos extranjero y los otros de nacionalidad colombiana. Estas personas fueron puestas a disposición de las autoridades judiciales competentes de Cartagena para su respectiva judicialización.

“Los tripulantes fueron capturados y un fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico les imputó el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefaciente. Los procesados son: Andrés Alejandro Silvera Malo, capitán y propietario del navío; Julio Álvarez Claro Manuel; y Armys Iván, ciudadano de Montenegro (Europa)”, reveló la Fiscalía General de la Nación.

Con esta incautación las unidades de la Armada de Colombia con apoyo de efectivos de Policía Nacional, lograron evitar que cerca de 15.000 millones de dólares ingresaran a las estructuras financieras de las organizaciones narcotraficantes que delinquen en el Caribe colombiano.

Las investigaciones preliminares demuestran que el cargamento pertenecería a una red criminal trasnacional, señalada de usar las costas colombianas para enviar cocaína a países de Centroamérica con destino final Europa.

SIGA LEYENDO