Video | Comerciante secuestrado en Santander fue liberado y llegó en tractor a su hogar

Jesús Emiro Blanco Barbosa fue raptado en la mañana del lunes 15 de marzo y liberado este sábado 17 de abril en una zona apartada del área rural de Abrego.

El pasado lunes 15 de marzo, las autoridades de la región dieron a conocer que en las horas de la mañana el comerciante Jesús Emiro Blanco Barbosa fue secuestrado en el municipio de Ábrego, en la vereda San Miguel, muy cerca al casco urbano de la zona, mientras realizaba una caminata por el lugar.

Tras varios días sin saber de él, los captores dejaron a Blanco Barbosa en una zona apartada del área rural de Abrego, y finalmente, llegó en las últimas horas a su casa montado en un tractor. El hombre de 64 años está siendo revisado por un equipo médico.

Según versiones de los familiares, el comerciante fue liberado a eso de las 5 de la mañana en un paraje solitario de esa población y nadie quería transportarlo hacia el casco urbano. “El conductor de un tractor que iba a trabajar en una finca cercana reconoció que era mi tío y nos colaboró con traerlo a casa”, manifestó Elizabeth Blanco Casadiego, sobrina de la víctima, al diario La Opinión.

Twitter

“Yo lo veo bien de salud, contento, a Dios gracias está con nosotros porque vivimos una verdadera pesadilla ya que el secuestro es una práctica inhumana que debe desaparecer en el seno de la sociedad. Nadie merece vivir una situación similar”, recalcó la sobrina a ese medio regional.

Sobre el secuestro

De acuerdo con la información oficial, el hecho se presentó a las 6:00 de la mañana del lunes 15 de marzo, cuando Jesús Emiro Blanco Barbosa, un comerciante de 64 años de edad, fue interceptado por hombres armados no identificados, los cuales se movilizaban en motocicletas y quienes forzaron a Blanco a subir al vehículo.

Al respecto, el alcalde de Ábrego, Juan Carlos Jácome, señaló que las autoridades correspondientes ya se encuentran llevando a cabo todos los operativos pertinentes para dar con el paradero del comerciante.

Se están tomando las acciones correspondientes para dar con el paradero de Jesús Emiro Blanco. Ejército y Policía ya tienen el personal dispuesto en sitios estratégicos para evitar que sea llevado a una zona mucho más lejana del municipio. Esperamos que los captores respeten su vida, su integridad y lo devuelvan sano y salvo al seno de su familia”, afirmó el alcalde de Ábrego a Radio Nacional.

Por su parte, el subcomandante del Departamento de Policía del Norte de Santander, el coronel Óscar Mauricio Rico Guzmán, aseguró que desde la entidad están disponiendo de todos sus esfuerzos para encontrar a Jesús Emiro Blanco y señaló que cualquier información que pueda tener la población en general y que puedan facilitarles, contribuirá traer de vuelta con su familia al comerciante.

“Solicitamos a toda la ciudadanía que tenga cualquier información que nos pueda brindar una orientación para agilizar el proceso de liberación y rescate, que se comuniquen a las líneas de emergencia de la Policía Nacional y a la línea de la dirección de antisecuestro y antiextorsión del Gaula, y así dar claridad a este lamentable suceso”, manifestó el alto oficial.

Sobre la situación, tanto los familiares de Blanco, como representantes de organizaciones de derechos humanos de Norte de Santander, se encuentran preocupados por el secuestro del comerciante, puesto que se presentó 15 días después de que Francisco Antonio Rincón Meneses, de 78 años de edad, fuera detenido en la vía que comunica a Ocaña y Ábrego por hombres desconocidos, además de la masacre en un billar ubicado en este último municipio, la cual dejó a cinco personas muertas.

Según distintos medios, los autores del secuestro de Francisco Antonio Rincón Meneses, aún desconocidos, habían solicitado una millonaria suma para liberar al hombre. De hecho, de acuerdo con información publicada por el exsenador Álvaro Uribe en su cuenta de Twitter, la cuantía requerida ascendía a los 500 millones de pesos.

“Es inadmisible que a 15 días del anterior secuestro a 6 kilómetros de la vía a Ábrego y luego de la muerte de cinco personas e igual número de heridos en la vereda Oropoma, se repita la historia en la misma localidad. A pesar de las alertas tempranas seguirá la alteración del orden público, atemorizando a los habitantes de toda la región”, expresó al diario cucuteño La Opinión, el representante de la Red Departamental de Derechos Humanos para la Provincia de Ocaña y zona del Catatumbo, Nelson Enrique Arévalo Carrascal.

SEGUIR LEYENDO:



MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS