Denuncian atentado contra líder del resguardo indígena nasa en Cauca

La comunidad denuncia que esta no es la primera vez que José Collazos Yule ve en riesgo su integridad.

21/10/2020 Marcha indígena del pasado mes de octubre a su paso por Bogotá, Colombia..

El Ministerio de Salud de Colombia ha sumado este domingo otros 7.708 casos de coronavirus, así como 175 fallecidos más.

POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA INTERNACIONAL LATINOAMÉRICA
CHEPA BELTRAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO
21/10/2020 Marcha indígena del pasado mes de octubre a su paso por Bogotá, Colombia.. El Ministerio de Salud de Colombia ha sumado este domingo otros 7.708 casos de coronavirus, así como 175 fallecidos más. POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA INTERNACIONAL LATINOAMÉRICA CHEPA BELTRAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Un líder social en Colombia fue víctima de un ataque a manos de grupos al margen de la ley. Aunque apenas se dio a conocer este 7 de abril, el hecho ocurrió en la noche del día anterior en Timbío, al sur del Cauca, cuando hombres atentaron con armas de fuego contra José Collazos Yule, rector de la Institución Educativa Elías Trochez (IEET) y líder indígena del Resguardo Nasa ubicado en el mencionado municipio.

“El resguardo indígena Nasa Kitek Kiwe informa a la comunidad de la opinión pública nacional e internacional que alrededor de las 10:20 P.M. de este martes atentaron contra la vida del líder Jose Rodvel Collazos Yule. Desde el centro poblado del resguardo se escucharon alrededor de cinco detonaciones al parecer por arma de fuego”, se lee en un comunicado de prensa emitido por la comunidad.

Versiones preliminares indican que, el ataque ocurrió en la casa de Yule, que estaba vacía, y esto fue aprovechado por individuos ajenos a la comunidad para ingresar a la misma. Cuando la familia del líder llegó a la vivienda, gracias a los ladridos de sus perros, notaron la presencia de estas personas y alertaron a la comunidad, hecho que obligó a los criminales a salir corriendo, no sin antes disparar varias veces.

Los miembros del resguardo reportan que, al conocer la situación crearon una especie de cuadrilla para tratar de atrapar a los criminales, pero al final no tuvieron éxito.

“La guardia inicia un cerco perimetral y persecución de los sujetos que emprendieron la huida hacia el río Timbío. Los hombres dispararon en contra de la guardia y de la comunidad, logrando huir pasando a la vereda vecina que no es de jurisdicción del resguardo”, se indica en la denuncia.

El resguardo indígena nasa Kitek Kiwe asegura que esta no es la primera vez que se registran ataques o amenazas contra José Collazos Yule. El 22 de febrero se reportó que otros hombres armados y encapuchados también rondaron su vivienda. Además, en repetidas ocasiones el líder ha recibido panfletos intimidatorios firmados por las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y grupos narcoparamilitares que se hacen llamar ‘Águilas Negras’.

Ante esta situación, el resguardo hizo un llamado al Gobierno nacional para que garanticen la vida del líder amenazado y de los indígenas nasa en general.

Cabe mencionar que, simultáneamente en Caloto, otro municipio ubicado en Cauca, se reportaron nuevos enfrentamientos entre miembros de la fuerza pública e integrantes de un grupo armado no identificado.

De acuerdo con la información disponible hasta el momento, las ráfagas de fuego se cruzaron en inmediaciones de la Hacienda La Emperatriz, en el municipio de Caloto, que durante las últimas dos semanas ha sido el escenario de duros enfrentamientos entre autoridades y estructuras delincuenciales. Se trata de una población que está a tan solo dos horas de Popayán y a media hora de Cali.

Según las autoridades, en todo el Cauca hacen presencia las disidencias de las Farc, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también conocidas como el ‘Clan del Golfo’, el grupo narcoparamilitar ‘Los Caparros’ y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Ellos se disputan el territorio porque es un corredor estratégico para desarrollar actividades relacionadas al narcotráfico.

Las comunidades que habitan en este sector son víctimas de diferentes modalidades de violencia. Algunos de estos son ataques indiscriminados, en los que corren riesgo tanto los adultos como los menores de edad. Estas personas están expuestas a caer en el reclutamiento forzado, trabajos comunitarios obligatorios y ser víctimas de extorsiones. En ocasiones, los pueblos también son sometidos a confinamientos y tienen limitaciones en el acceso a los servicios básicos.

SEGUIR LEYENDO: