Campesinos del Catatumbo piden al Congreso de Estados Unidos intercerder por el acuerdo de paz

La Mesa Humanitaria y de Construcción de Paz del Catatumbo envió una carta al parlamento norteamericano explicando las razones de por las cuales es necesario que Estados Unidos intervenga en el proceso colombiano.

Campesinos del catatumbo piden al Congreso de Estados Unidos intercerder por el acuerdo de paz
Campesinos del catatumbo piden al Congreso de Estados Unidos intercerder por el acuerdo de paz

La Mesa Humanitaria y de Construcción de Paz del Catatumbo envió una carta al Congreso de Estados Unidos explicando las razones de por qué es necesario que Estados Unidos intervenga en Colombia y que ayude a que se cumpla el proceso de paz ya que la región está viviendo una temporada de violencia que no acaba.

“Desde el 2016, se ha registrado un verdadero retroceso en materia humanitaria en la región del Catatumbo, producto de las confrontaciones armadas, el recrudecimiento de las hostilidades y la decisión de cesar las conversaciones que venían sosteniendo el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN)”, comentaron en la carta.

Además explicaron que desde 2018 se constituyó la Mesa Humanitaria y de Construcción de Paz del Catatumbo como un escenario de convergencia y diálogo conjunto para abordar la situación humanitaria, hacer un seguimiento a la implementación del Acuerdo de Paz, y definir acciones a corto, mediano y largo plazo para superar los principales retos en temas humanitarios en el Catatumbo. Sin embargo, estos esfuerzos no han sido suficientes para garantizar la tranquilidad del lugar y de sus habitantes respecto a los grupos la margen de la ley.

“A partir de la firma del Acuerdo de Paz las FARC, se avizoraba un Catatumbo nuevo, distinto y con esperanzas de reconciliación. Sin embargo, la crisis humanitaria se ha incrementado de manera exponencial”, aseguraron.

Según ellos, la estrategia del Gobierno Nacional de desplegar a más de 10.000 militares en la zona y constituir el Catatumbo como una zona futuro, no han sido respuestas oportunas y eficaces. Por el contrario, han contribuido a la persistencia de altos índices de acciones violentas en contra de la población, como lo prueban el incremento de las cifras de homicidios, reclutamiento forzado de niños y violencia sexual, la expansión de estructuras paramilitares y los registros del 2020 de 6 masacres, 17 homicidios de líderes sociales y firmantes del Acuerdo de Paz, 1.180 personas desplazadas forzadamente y 33.627 personas confinadas.

“Existen registros de 5 ejecuciones extrajudiciales ocasionadas por la Fuerza Pública en el marco de erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y el refuerzo de la presencia de grupos paramilitares como las Autodefensas Gaitanistas en Tibú y el área metropolitana de Cúcuta”, denunciaron en el texto.

Con el objeto de mitigar esta situación, desde el pasado 28 de agosto de 2020 la sociedad civil por medio de la Mesa Humanitaria del Catatumbo llevó al Gobierno Nacional, al ELN, al EPL y a otros actores armados, una propuesta de Acuerdo Humanitario para concertar la humanización del conflicto armado en la región y así poder devolverle la paz y tranquilidad a los ciudadanos.

En esta propuesta, se plasmaron siete acuerdos: la distinción entre combatientes y no combatientes, la identificación de bienes civiles y sociales, la prevención del uso de minas antipersonal y municiones sin explotar, la finalización del reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, el respeto a la movilidad de personas y de las fuentes de supervivencia económica, y el respeto a las misiones humanitarias y sanitarias.

Sin embargo, hasta el momento no se ha logrado que se cumplan todos los aspectos de los acuerdos, por lo que es necesario ayuda extranjera para que la violencia no siga aumentando en la zona.

Siga leyendo: