Libres de minas antipersonas 6.300 metros cuadrados del municipio de Carmen de Bolívar en el Caribe colombiano

Los artefactos explosivos fueron desactivados en las veredas Santander y Arenas del Sur del corregimiento de El Salado que se ubica en ese municipio del norte del país

Los artefactos fueron desactivados en dos veredas del corregimiento de El Salado. Foto: Archivo Infobae
Los artefactos fueron desactivados en dos veredas del corregimiento de El Salado. Foto: Archivo Infobae

Libres de minas antipersonas, artefactos explosivos no convencionales que siembran los grupos armados ilegales de Colombia, fueron declarados 6.300 metros cuadrados de la zona rural del Carmen de Bolívar, municipio que se ubica en los Montes de María, en el departamento de Bolívar en el norte de Colombia.

Según informaron en la emisora La W, en las veredas de Santander y Arenas del Sur, en el corregimiento de El Salado, que forma parte de Carmen de Bolívar, fueron extraídos los artefactos explosivos que son considerados armas no convencionales y cuyo uso está condenado por el Derecho Internacional Humanitario, ya que afecta también a la población civil, causándoles mutilaciones o la muerte.

En la emisora pública Radio Nacional de Colombia informaron que en ese municipio quedaron libres de minas antipersona 6.300 metros cuadrados.

“Para nosotros como desminadores, es muy importante la información de los pobladores, porque con su ayuda podemos realizar nuestro trabajo de indagación de manera lenta, pero segura. Se han despejado 630.000 metros cuadrados de áreas libres de sospecha de minas”, señaló en la radio pública el teniente Santos Martínez Ramos, comandante de la Compañía de Desminado Humanitario de la Armada.

Esta labor se logró, de acuerdo con la información de Blu Radio, gracias al programa Descontamina en un trabajo coordinado con la Compañía de Desminado Humanitario de la Armada, y el Componente Externo de Monitoreo de Acción Integral Contra Minas Antipersonal de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Además, contaron con el apoyo de la Gobernación de Bolívar y la alcaldía del Carmen de Bolívar para así cumplir con los compromisos del Plan de Acción Integral contra las minas antipersona en el país, según informaron en la emisora.

“Un total de 78 artefactos explosivos han sido neutralizados, pero desde el desminado nos referimos más bien, a las cantidades de vidas que hemos cambiado: por cada artefacto explosivo intervenido, salvamos una víctima. Asimismo, los campesinos pueden volver a sus actividades agrícolas”, sostuvo el teniente Martínez en la Radio Nacional de Colombia.

En la emisora pública recordaron que desde el 2016 la Armada trabaja por erradicar estos explosivos, conocidos también como minas ‘quiebrapatas’, en los Montes de María, una de las zonas históricamente más azotadas por el conflicto colombiano.

Desde esa época, según la radio pública, se logró limpiar de minas a los municipios de Morroa, Los Palmitos, Ovejas, Chalán, San Onofre, en el departamento de Sucre; y los de El Guamo y San Juan Nepomuceno, en Bolívar.

Mientras que el municipio de Zambrano fue entregado en el 2014 como libre de minas por parte del Ejército, luego de sus labores de desminado humanitario. Sin embargo, la Armada ha vuelto a trabajar en la zona desde 2015 por el riesgo residual que podría ocurrir con esos explosivos.

De esta forma se busca también que los municipios de El Carmen de Bolívar, San Jacinto y Colosó, que también se encuentran en los Montes de María, se conviertan en los próximos territorios en los que se erradiquen por completo estas armas no convencionales.

Las minas antipersona han sido usadas por los grupos armados ilegales en Colombia para repeler las acciones de la Fuerza Pública en su contra. Con ellos mutilan o asesinan a los uniformados, pero pueden durar años en los campos y ser activados accidentalmente por civiles.

De hecho, los grupos armados al margen de la ley siguen usándolos y continúa la tragedia de civiles que terminan perdiendo alguna de sus extremidades o falleciendo al activarlas accidentalmente.

El hecho más reciente, por lo menos reportado por las autoridades, ocurrió en zona rural del municipio de Policarpa (Nariño), en el sur de Colombia, donde dos menores de edad fallecieron cuando pisaron estos artefactos cuando estaban realizando labores de agricultura en la zona.


<b>Seguir leyendo: </b>


TE PUEDE INTERESAR