En el natalicio de Gabriel García Márquez reabren la casa en la que creció en Aracataca (Magdalena)

La vivienda museo de nuevo estará disponible para las visitas del público, luego de un año de permanecer cerrada por la pandemia

La casa en la que nació Gabriel García Márquez, que ahora también es museo, estuvo cerrada un año a causa de la pandemia del nuevo coronavirus. Foto: Universidad de Magdalena
La casa en la que nació Gabriel García Márquez, que ahora también es museo, estuvo cerrada un año a causa de la pandemia del nuevo coronavirus. Foto: Universidad de Magdalena

La casa en la que el nobel de literatura colombiano creció y que también lo inspiró para contar la historia de la estirpe de los Buendía, con la que se consagró como escritor universal con la obra 100 Años de Soledad, reabrirá las puertas al público este sábado 6 de marzo, en conmemoración de los 94 años de natalicio de Gabriel García Márquez (Gabo).

La vivienda, ahora museo, permaneció cerrada durante un año luego de una nueva epidemia, no de insomnio como ocurrió en el imaginario Macondo de Gabo, sino del nuevo coronavirus sars-cov-2 que llegó hasta la tierra de Aracataca (Magdalena), en el Caribe colombiano, donde nació el nobel de literatura de 1982.

Lea más sobre García Márquez: 94 años del nacimiento de ‘Gabo’: siete razones para leer al maestro del realismo mágico

En un evento que se tiene programado para las 9 de la mañana, y que realizarán la Universidad de Magdalena y la alcaldía cataqueña, los visitantes podrán de nuevo entrar a la casa en la que hace 89 años el entonces pequeño Gabo descubría el fantástico y precioso mundo de la literatura, mientras se sumergía en sus primeras lecturas.

Precisamente, según informaron en la emisora RCN, la institución de educación superior y la Secretaría de Salud de Aracataca se encargarán de velar de que se cumplan con los protocolos de bioseguridad para prevenir nuevos contagios del nuevo virus.

“Estará bajo la supervisión de la Secretaría de Salud. Se espera que todos los visitantes, tanto nacionales como internacionales puedan llegar con toda confianza”, informó en la emisora Luis Emilio Correa, el alcalde de esa población.

El inmueble, reseñaron en el medio radial, es uno de los principales atractivos turísticos cataqueños, por lo que hay gran jubilo entre los habitantes de ese pueblo, donde Gabo hizo sus primeras narraciones.

“La esperanza volvió a la tierra de Macondo, ya que el paso por Aracataca sin llegar a la Casa Museo significaba no tener completo el recorrido”, le manifestaron a RCN Radio algunos de los trabajadores del museo.

Y es que para varias generaciones de cataqueños esta vivienda es un referente de su población, en donde se pueden ver las famosas piedras gigantes ovaladas, con forma de huevo de dinosaurio, que resaltaba el nobel en su obra cumbre.

Allí los más pequeños tienen un club de lectura que bautizaron como La Cueva Macondiana y donde se dedican a devorar los libros de los grandes de la lectura que llevaron a Gabo a ser el más celebre de los escritores colombianos.

“Nosotros siempre intentamos leer a varios escritores. Como hay niños pequeños, leemos libros como El Principito. Realizábamos tertulias, análisis y comprensión de las obras, y estamos tratando de leer más a Gabo, comenzamos por los cuentos para después leer las novelas”, contó Sharol De la Hoz Solano, de 11 años, quien fundó el club de lectura.

En el evento del sábado se tiene programado también que la Universidad de Magdalena haga el lanzamiento del Curso Gabo y un ciclo de literatura que denominaron Nuevas Lecturas.

Este espacio de cultura en Aracataca tendrá un horario de visitas de martes a domingo de 8 de la mañana a 3 de la tarde, con un cierre para su desinfección de 12 del mediodía hasta la 1 de la tarde.

Allí los visitantes tendrán que cumplir con los protocolos de bioseguridad, por lo que se instalaron dispensadores de gel antibacterial, además de que realizarán las tomas de temperatura de las personas que ingresen, que obligatoriamente tendrán que mantener puesto su tapabocas y conservar el distanciamiento con el resto de las personas que acudan a la casa museo.


Seguir leyendo: