Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez anuncia que la Policía prestará el servicio de acompañamiento cuando existan casos de exceso de alcohol

El director de la Policía Nacional aclaró que, la entidad “No hará las veces de conductor elegido. Su foco es la seguridad”.

Este martes 2 de enero, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez anunció, tras una reunión con el presidente de Asobares, Camilo Ospina; el ministro del Interior, Daniel Palacios y el director de la Policía, Jorge Luis Vargas, varias decisiones con el objetivo de evitar que se repitan casos como el de la muerte de Ana María Castro, la joven que presuntamente fue asesinada al ser lanzada de un vehículo.

Una de las principales medidas, según Ramírez, es que la Policía prestará el servicio de acompañamiento —no de conductor elegido como se reportó en un principio— para llevar a la persona alicorada hasta su casa.

“Cuando en un establecimiento haya un consumo de alcohol, que sea excesivo, pues inmediatamente se va a pedir el acompañamiento de la Policía para que pueda llevar a esa persona hasta su casa y se le va a pedir a la persona que facilite el número de algún familiar, o de una persona responsable, para poder advertir el exceso de licor”.

Así mismo, se delinearon los protocolos diseñados por Asobares para la reactivación segura del sector y la capacitación que se dará a empelados de los establecimientos para identificar casos de exceso de consumo de alcohol.

En el marco de dichas decisiones, se lanzará una campaña de pedagogía a nivel nacional, en la que participan la agremiación y los distribuidores de licor en asocio con alcaldías y gobernaciones en todo el país. Dentro de la misma, las entidades territoriales se encargarán de convocar a los restaurantes y bares para sumarse a estos protocolos.

“Fortaleceremos todos los protocolos de prevención a través de la Policía Élite que hemos creado en un puesto de mando unificado. De esta manera, revisar en todos los bares y restaurantes las medidas para garantizar el consumo responsable de licor”, dijo Ramírez.

La vicepresidenta dijo, además, que se deben cambiar hábitos a la hora de consumir trago y evitar riñas.

El orden público es fundamental para evitar estas riñas y violencias derivadas del consumo de alcohol. Hay que cambiar hábitos para que haya una mejor reacción social. Es compromiso de todos

Por su parte, el mayor general Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional de Colombia, aclaró en su cuenta de Twitter que la institución “no hará las veces de conductor elegido. Su foco es la seguridad”.

Las medidas se dan a conocer a una semana de que la propia vicepresidenta solicitara a los bares colombianos, a través de una carta enviada a Asobares, que presenten sus propuestas en materia de medidas de seguridad, con el objetivo de prevenir feminicidios como el de Ana María Castro.

“Como madre de familia, como colombiana y como Vicepresidente de la República, me produce gran dolor y absoluta indignación la imagen denigrante que hemos visto en los medios de comunicación de una joven mujer a la que deliberadamente y sin ningún tipo de escrúpulo o contemplación, varios hombres llevaron hasta un estado de indefensión producto del consumo excesivo de alcohol, para presuntamente asesinarla”, señaló en su momento la funcionaria.

Ramírez sustentó su solicitud recordando que es posible exigirle este tipo de seguridad a los establecimientos, con base en la legislación y normatividad nacional vigente en materia de consumo responsable de alcohol, establecidos en la Ley 1503 de 2011 y su Decreto Reglamentario 2851 de 2013.

“Será un gusto poder reunirme con usted y su equipo en los próximos días para profundizar sobre las acciones que respetuosamente sugiero en relación con el consumo y venta responsable de bebidas alcohólicas, con la reactivación económica del sector y prioritariamente para la protección que debe brindar la sociedad a jóvenes y mujeres que corren el riesgo evidente de excederse en el consumo de alcohol cuando se encuentran en compañía de varios hombres también en alto grado de embriaguez, con las consecuencias irreparables de la muerte de Ana María Castro, que nos recuerda también la de Luis Andrés Colmenares”, concluyó en la misiva que llevó a las decisiones de esta tarde.

Seguir leyendo