Familiares y amigos buscan información sobre el paradero de Stefano Landucci

Hasta el momento, las autoridades manejan dos hipótesis y pocas certezas sobre la desaparición del joven de 30 años, que ya completa 72 horas sin ponerse en contacto con su familia.

Autoridades, familiares y amigos siguen buscando información sobre el paradero de Stefano Landucci, de 30 años, quien se encuentra desaparecido desde las cinco de la tarde del pasado viernes 26 de febrero.

Según reportaron varios medios, Landucci salió de la casa en la que vive con su tía, Elsa Landucci, en el sector de Usaquén, con destino hacia un entrenamiento de rugby con el equipo aficionado Barbarians Rugby Club.

Precisamente, este último publicó, a través de su página de Facebook, un llamado a la colaboración en el que especifica que “su familia no le vio desde esa noche que salió hacia entrenamiento con una chaqueta negra, un pantalón negro y una mochila de rayas”.

Quien dio aviso de su desaparición fue, precisamente, su tía, quien se preocupó cuando Landucci no regresó a comer a pesar de haber avisado que lo haría. Posteriormente, la misma revisó la habitación del joven, notando la ausencia de varias prendas de vestir, por lo que una primera hipótesis apunta a que se fue de viaje por decisión propia y sin dar aviso.

A pesar de ello, los familiares de Stefano continúan manifestando su preocupación por la falta de información sobre su paradero. En palabras de la madre del joven, Inés Elvira Martínez, “lo que nos preocupa es que no le dijo nada a nadie, no contesta su celular y pues eso no es normal para nosotros”.

La situación es más preocupante si, como le señaló Martínez al periódico El Tiempo, se tiene en cuenta que Landucci fue recientemente víctima de un atraco en la calle 106 con Autopista Norte, a apenas tres cuadras de su casa, mientras viajaba en TransMilenio. En medio de esos hechos, el joven recibió diez puñaladas, por lo que se interpuso una denuncia que llevó a la captura de tres de siete integrantes de una banda delincuencial.

Sería muy grave si se trata de algún tipo de venganza, por ahora es simplemente un aspecto más por valorar”, manifestó la madre del joven, quien se desempeña como trabajadora de un call center en la capital colombiana.

En ese sentido, la Unidad de Desaparecidos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, Sijín, de la Policía Nacional, señaló que ya existen indicios, muy limitados, pero que señalan que el joven pudo haber salido de Bogotá. De hecho, el periódico colombiano anotó que se baraja la posibilidad de que haya tomado un servicio de Uber con rumbo a Villavicencio.

Al respecto, el coronel Héctor Ruiz, comandante de la Sijín, señaló que “La Policía Metropolitana de Bogotá viene direccionando todo un trabajo articulado desde la seccional de inteligencia, Gaula y Sijín para recolectar información para establecer la ubicación del joven de 30 años”.

El mismo uniformado dijo que, a 72 horas de la desaparición, sigue siendo un momento prematuro para precisar alguna teoría sobre su paradero, “pero estamos adelantando actividades de búsqueda en diferentes puntos de la ciudad a través de información que hemos recolectado con familiares y amigos. Estamos recolectando todas las imágenes que nos permitan su ubicación, recorrido. Igualmente trabajamos con las entidades bancarias para saber si el joven ha realizado transacciones”. Paralelamente, también se rastrean sus registros telefónicos para determinar una posible ubicación, mensaje o llamada.

“Les pedimos a todos nuestros integrantes que por favor compartan la información para que demos con su paradero lo más pronto posible. Si alguien tiene información sobre su paradero no dude en escribirnos”, publicó Barbarians Rugby Club. Otros números para proporcionar información son 3147907631 y 3114400568.

Le puede interesar:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS