El disco inconcluso de música cristiana que Jorge Oñate preparaba para su “retiro”

Los 71 años que vivió el ‘Jilguero de América’ no le alcanzaron para cristalizar sus sueños.

Aunque el reconocido cantante vallenato Jorge Oñate había podido superar el covid-19, otras afecciones como una pancreatitis que tuvieron que tratarle en Medellín, Antioquia, a donde fue trasladado de emergencia, terminaron por desencadenar su deceso, el cual se confirmó en las primeras horas de este domingo, 28 de febrero.

Los 71 años que vivió el ‘Jilguero de América’ no le alcanzaron para seguir cristalizando sus sueños. Pese a que por sus ventas millonarias conquistó 25 Discos de Oro, 7 Discos de Platino, 6 de Doble Platino, 9 Congos de Oro, un Súper Congo y un Grammy Latino a la Excelencia Musical, su muerte dejó inconclusos algunos proyectos musicales.

En entrevista con La FM, su hijo Jorge Antonio Oñate Dangond, confirmó que el artista había planeado retirarse de la música en 2020 pero, a raíz de la pandemia, tuvo que posponerlo por las restricciones y había elegido este 2021 como el año de la “gran retirada”.

“Mi padre el año pasado iba a retirarse de la música secular, había grabado tres canciones e iba a grabar unas cuantas más para finalizar la producción (…) no alcanzó a grabar la voz y tristemente no pudo dejarle este regalo a su fanaticada”, dijo Oñate Dangond.

Cabe recordar que desde 2015, el cantante se entregó a la religión cristiana bajo la cual se bautizó e inició un cambio en su vida que quería plasmar en un trabajo discográfico dedicado a Dios y grabado por él mismo. Así lo había dado a conocer en una entrevista con El Heraldo.

“Mi próximo trabajo estará dedicado en su totalidad a mi gran sanador, serán 10 canciones de las cuales ya hemos trabajado en 6 de estas. Estaré acompañado de acordeoneros que también están dedicando su vida a Dios como Chiche Maestre, Jesualdo Bolañito, Carlos José ‘Kalata’ Mendoza y Wilber Mendoza”, señaló el cantante en 2018.

Según contó el hijo de Oñate, quien sigue los pasos en la música de su padre, las únicas canciones que pudo grabar reposan ahora en el estudio del acordeonero Rolando Ochoa, en Valledupar. De hecho, éste reveló un video que podría ser de los últimos en el que aparece Oñate usando tapabocas dentro del estudio.

Respecto a los últimas semanas de su padre, Jorge Antonio expresó que fueron días muy difíciles, porque el covid-19 le afectó todos los órganos y con ello los problemas de salud del pasado volvieron a aparecer y se sumaron a la diabetes.

“El coronavirus para mi papá fue como si le pasara un tsunami por encima, le afectó todos los órganos. La diabetes, las comorbilidades... el coronavirus nos dejó sin Jorge Oñate”, manifestó el también cantante.

Otra de las ideas de Oñate para dejar su nombre en la historia del vallenato, era la creación de una Casa Museo en La Paz, Cesar, tierra en la que vivió gran parte de su vida y la cual se convirtió en su hogar.

En esta, pretendía mostrar sus premios, discos de oro, fotografías con grandes artistas, parte de su trabajo musical a través de discos y acetatos musicales y todo tipo de objetos personales que guardaban historias jamás contadas y que involucraba a todo tipo de personajes. A pesar de su muerte, se espera que este lugar pueda abrir sus puertas a futuro para que el legado del juglar vallenato permanezca.

Le puede interesar