Las cuotas monetarias disminuyen en un 11% la probabilidad de que las familias colombianas terminen en pobreza: Superintendencia de Subsidio Familiar

Un estudio realizado por la entidad, además reveló que en los hogares encabezados por mujeres hay una mayor distribución de estos subsidios.

Imagen de referencia. Un empleado cuenta pesos colombianos en una tienda en Colombia.REUTERS/Luisa Gonzalez
Imagen de referencia. Un empleado cuenta pesos colombianos en una tienda en Colombia.REUTERS/Luisa Gonzalez

Un estudio realizado por la Superintendencia de Subsidio familiar, dado a conocer por el periódico El Tiempo, reveló que las cuotas monetarias entregadas a los trabajadores de menores recursos, que se encuentran afiliados al Sistema de Subsidio Familiar, contribuyen a que estas familias tengan un 11% menos de probabilidad de caer en la pobreza.

El dinero de la cuota permite a los beneficiarios costear sus necesidades básicas. La mayoría de estos hogares gastan los recursos de la cuota en alimentación, transporte y vivienda”, indicó al mismo medio el superintendente de Subsidio Familiar, Julián Molina Gómez.

Según explicó El Tiempo, la cuota monetaria es un subsidio que entregan cada mes las cajas de compensación familiar a aquellos trabajadores que devengan hasta cuatro salarios mínimos ($3′634.104 pesos), por cada persona que tienen a cargo, como personas dependientes con capacidad física limitada o invalidez, hijos menores de 18 años, o padres y hermanos dependientes.

Teniendo en cuenta eso, el estudio de la Superintendencia de Subsidio Familiar, de acuerdo con el periódico bogotano, examinó los datos de 43 cajas de compensación familiar de los años 2018, 2019, y el primer trimestre de 2020, donde se encontró que la cuota monetaria genera beneficios en la redistribución de los ingresos en los hogares colombianos, así le indicó Molina a El Tiempo.

En su diálogo con el medio, el superintendente de Subsidio Familiar señaló que aparte de que el subsidio contribuía a que se disminuyera en un 11% la probabilidad de que los hogares colombianos terminaran en la pobreza, además, el número total de personas que viven en situación de escasez en el país se reducía en un 0,3% cuando este factor era medido por número de ingresos.

Se trata de población catalogada como vulnerable o en fragilidad; en otras palabras, sin el subsidio de cuota monetaria varios de estos hogares pasarían a ser pobres o pobres extremos, a tener necesidades básicas insatisfechas”, apuntó Molina a El Tiempo sobre los resultados del estudio.

El análisis realizado por la la Superintendencia de Subsidio familiar, igualmente reveló que en aquellos hogares que recibían la cuota monetaria hay una tasa de asistencia escolar mayor (2,38%) respecto a aquellos que no reciben el subsidio. De acuerdo con el superintendente Molina, la cifra igualmente es mayor en las zonas rurales, donde la asistencia a las escuelas se incrementa en un 3,72%.

Respecto a las zonas del país donde se registra mayor asistencia escolar, el informe de la Superintendencia señaló que en primer lugar se ubica Bogotá, seguido por el Pacífico con (1.4% menos que Bogotá) y los Santanderes con un (1,6% menos que la capital).

En cuanto a la distribución del dinero, el estudio de la Superintendencia, dado a conocer por El Tiempo, señaló que la concentración de los ingresos en los hogares, se reduce en un 0,2 puntos de acuerdo con el cálculo del coeficiente Gini, lo que según la entidad da muestra de los beneficios que genera el subsidio en la redistribución de los ingresos a nivel nacional.

El análisis de la entidad, además indicó “que las mujeres cabeza de familia de los hogares de clase media canalizan mejor los recursos de la cuota monetaria. Esto implica un impacto de género, un cierre de brechas y una necesidad de evaluar una refocalización basada en género”, añadió el superintendente de Subsidio Familiar, Julián Molina Gómez a El Tiempo.

De acuerdo con la Superintendencia de Subsidio familiar, la cuota monetaria, al día de hoy, ayuda a 4,6 millones de personas con 2 billones de pesos por año.


TAMBIÉN PUEDE LEER