‘Colados’ en Plan Nacional de Vacunación podrían enfrentarse a cinco años de cárcel

El presidente Duque anunció que la sanción para estas personas será dura por incurrir en el delito de inobservancia de formalidades.

21/02/2021 Un sanitario en Colombia prepara la vacuna de Pfizer.

Colombia ha iniciado su plan de vacunación con las 50.000 dosis de la vacuna Pfizer que recibió el pasado 15 de febrero en nuevas ciudades como Popayan, Huila, Boyacá, Tolima y Nariño, y, además, ha recibido en el Aeropuerto Internacional El Dorado 192.000 dosis de vacunas de la farmacéutica Sinovac.

POLITICA 
CONTACTO PHOTO
21/02/2021 Un sanitario en Colombia prepara la vacuna de Pfizer. Colombia ha iniciado su plan de vacunación con las 50.000 dosis de la vacuna Pfizer que recibió el pasado 15 de febrero en nuevas ciudades como Popayan, Huila, Boyacá, Tolima y Nariño, y, además, ha recibido en el Aeropuerto Internacional El Dorado 192.000 dosis de vacunas de la farmacéutica Sinovac. POLITICA CONTACTO PHOTO

Ante las denuncias que señalan que algunos colombianos estarían adelantandose, o como se dice popularmente, ‘colándose’, en la fila del Plan Nacional de Vacunación, el presidente Iván Duque aseguró que estas personas recibirán sanciones legales. Los ‘colados’ no tendrán que responder con multas económicas, sino con tiempo en prisión.

“Si hay personas que se valen de mecanismos fraudulentos para recibir la vacuna violando el Plan Nacional de Vacunación es perfectamente aplicable el Código Penal Colombiano cuando se habla de la inobservancia de las medidas de autoridades sanitarias para contener una epidemia, no solo estamos hablando de sanciones carcelarias superiores a cinco años sino también sanciones de carácter pecuniario”, aseguró el mandatario durante el programa ‘Prevención y Acción’.

El delito que menciona Duque está tipificado en el Código Penal colombiano, que indica que la detención carcelaria sería de mínimo 64 meses. Además, la multa económica podría ser de 2000 salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV), lo que representa más de 1.800 millones de pesos.

Así mismo, el mandatario alertó, a las Instituciones Prestadores de Salud (IPS) y Entidades Promotoras de Salud (EPS) que permiten esta violación al Plan Nacional de Vacunación, que también podrían ser sancionados.

“En el caso de que haya alguna anuencia por parte de las entidades que prestan los servicios de salud, por ese mal uso les caerá una sanción muy drástica por parte de la Superintendencia de Salud (Supersalud) en su función de inspección y vigilancia”, advirtió el mandatario.

La Supersalud apoyó el mensaje del presidente y aseguró que están pendientes de forma especial de quienes toman las decisiones en los 32 departamentos del país, pues estas personas serían las responsables de que no se sigan las instrucciones entregadas por el Gobierno.

“Nosotros estamos persiguiendo a las personas que toman las decisiones. A las entidades territoriales, instituciones o prestadores de salud podríamos darle una sanción de hasta 8.000 salarios mínimos, pero también queremos ir contra el patrimonio de aquellos que toman las decisiones en estos lugares”, aseveró Fabio Aristizábal, superintendente Nacional de Salud.

Cabe recordar que, un día antes de este anuncio, la Supersalud anunció que instaurará 12 equipos élite que vigilen y detecten a los ‘colados’ en la fila para recibir la inmunización contra el covid-19. De acuerdo con Aristizábal, estos equipos de vigilancia tendrán como misión vigilar, principalmente, a los prestadores de servicio, aseguradores y secretarías de Salud.

“Contamos con un cuerpo élite conformado por 12 equipos de más de 80 profesionales que ya está en las regiones, realizando auditorías y verificando el cumplimiento de las responsabilidades que tienen EPS, IPS y entidades territoriales en este plan de vacunación”, expresó el superintendente.

Desde la próxima semana, según aseguró Aristizábal, se dará por terminada la auditoría en la que se analizan los procedimientos irregulares relacionados a la vacunación covid-19, y de la cual se decretarán sanciones.

“Aquí nadie puede fallar, si en nuestras auditorías encontramos reincidencias o encontramos evidencias de mal comportamiento, tomaremos las decisiones necesarias, sancionatorias”, sentenció el superintendente.

La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, también se refirió al tema y afirmó que no cabe la posibilidad de que se vacune primero a quienes no están priorizados, por palancas o amiguismos:.

“Nadie puede caer en la equivocación de pensar que, porque es el amigo, el pariente, el alcalde, la alcaldesa, el ministro, el expresidente, tiene ventajas, nada de eso. Aquí los turnos son rigurosos”, dijo.

Cabe recordar que, hasta el momento se conocen tres casos de ‘colados’: uno en Santander y otros dos en Tolima. En el primer territorio está involucrado el cirujano plástico Camilo Reyes, quien recibió la primera dosis de Pfizer en la Clínica Foscal, afirmando que el Ministerio de Salud lo había llamado para recibir la vacuna.

A lo ocurrido, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, le hizo frente y manifestó que se está investigando, pero que, de cualquier modo, no se trata de la profesión, sino del servicio de salud en el que labore.

Los casos de Tolima ocurrieron en el Hospital Federico Lleras Acosta, los dos hijos de la jefe de talento humano del centro médico, Victoria Eugenia Avilez, habían saltado su turno de vacunación, siendo inmunizados contra el covid-19. Se trata de Juan José Rubio Avilez, que labora en el hospital desde el 1 de marzo de 2019, y María Alejandra Rubio Avilez, desde el 1 de noviembre de 2017.

Sobre el caso, mediante un comunicado el centro médico respondió que los señalados por colarse fueron inmunizados con base a los listados enviados por el Ministerio de Salud a la Secretaría del departamento, los cuales fueron remitidos a la IPS encargada de la aplicación del biológico en dicha unidad de salud.

Le puede interesar: