Reportan 90 asesinatos en el Cauca durante los primeros 53 días del año

Según Indepaz, en lo corrido del 2021 se han presentado tres masacres, en los municipios de Popayán, Argelia e Inzá, en este departamento.

Parque central del corregimiento del Plateado en Argelia, Cauca, municipio que sufrió una masacre el 4 de febrero de 2021. / (Colprensa).
Parque central del corregimiento del Plateado en Argelia, Cauca, municipio que sufrió una masacre el 4 de febrero de 2021. / (Colprensa).

El Cauca es una de las zonas más violentas de Colombia por la presencia de las disidencias de las extintas FARC, el ELN, Clan del Golfo y, últimamente, operaciones de carteles mexicanos. De acuerdo con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en lo corrido de 2021 se presentaron tres masacres y dos asesinatos a líderes sociales en el departamento.

La primera de las masacres ocurridas en 2021 fue en Popayán el pasado 17 de enero, la cuarta en el país en su momento. En la noche, sicarios asesinaron a tres jóvenes en una cancha en el barrio El Recuerdo, al sur de la capital del Cauca. Las víctimas fueron Deiby Zúñiga, Jhoan Moreno Chimunja y Daniel Mauricio Fuly. El 29 de enero, se capturó a quien sería el presunto responsable del asesinato y se relacionaron los hechos a rencillas entre pandillas de la zona.

El pasado 4 de febrero, se llevó a cabo otra masacre, esta vez en el municipio de Argelia. En el sector La Balastrera, en vía al corregimiento El Plateado, fueron hallados los cadáveres de tres hombres, abandonados en una carretera. Al lado de los cuerpos, se encontró un panfleto que reza: “nos vemos en la obligación de ajusticiar a estos por infiltrados de ELN. El frente Carlos Patiño asumimos la ejecución de estas personas. Juramos vencer y venceremos”.

Ese hallazgo se dio luego de que, el pasado 28 de enero, fuera encontrado sin vida el concejal Fermiliano Meneses Hoyos, quien, luego de 11 días de búsqueda, tras su desaparición, fue encontrado sin vida en la vereda El Pinche.

Dos días después, el 6 de febrero, ocurrió otro asesinato de este tipo en el municipio de Inzá, en el que perdieron la vida un padre de familia y sus dos hijos menores de edad. Las víctimas de dicha masacre en la comunidad de San Rafael fueron Octavio Muñoz Salazar de 40 años, y sus hijos, Octavio Muñoz Montoya de 15 y Bertulfo Muñoz Montoya de 17 años, quienes presentaron signos de tortura, según indicaron las autoridades.

Por otro lado, de acuerdo con Indepaz, los líderes sociales asesinados fueron Fermiliano Meneses, concejal, y Yordan Eduardo Guetio, líder campesino del municipio de Corinto.

De acuerdo con Caracol Noticias, serían 90 las personas que perdieron la vida a manos de grupos armados al margen de la ley en el territorio y, de dichas muertes, 9 corresponden a las masacres anteriormente detalladas. “El tema central sigue siendo el posicionamiento de grupos armados ilegales, hoy encuentra a más de 12 grupos, siete de ellos están articulados con las disidencias de las FARC. Además, existe el ELN y demás grupos”, explicó Wálter Aldana, analista político consultado por el noticiero.

Según los líderes, no hay interés del Gobierno por participar en escenarios de escucha a las comunidades. “Cada territorio tiene sus complejidades, en esa medida, es el territorio el que decide qué hacer”, dijo Deiby Hurtado, defensor de derechos humanos en el departamento. Por otro lado, la Gobernación del Cauca recalcó que se debe sacar a la población civil del conflicto “para que no la sigan matando y poder tener ese cauca en paz que queremos y necesitamos”, aseveró Luis Cornelio Angulo, secretario de Gobierno del departamento, al medio televisivo.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: