Por un tatuaje en el tobillo, hermanos del joven peruano asesinado en Colombia identificaron el cadáver hallado en Cauca

La familia de Silvano Oblitas Cántaro viajó a Colombia para brindar información del crimen y pedir justicia.

Por un tatuaje en su tobillo, hermanos de Silvano Oblitas Cántaro, identificaron su cadáver hallado en Cauca, Colombia / (Noticias Caracol).
Por un tatuaje en su tobillo, hermanos de Silvano Oblitas Cántaro, identificaron su cadáver hallado en Cauca, Colombia / (Noticias Caracol).

En la mañana del martes 23 de febrero, los hermanos de Silvano Cántaro, joven peruano lanzado a un afluente desde un puente de Medellín, confirmaron su llegada a Colombia para poder brindar información a las autoridades sobre el crimen del joven de 19 años y reconocer el cadáver hallado en el corregimiento Las Mojarras, del municipio de Mercaderes, departamento del Cauca.

Aunque le agradecen a las autoridades colombianas por el esfuerzo realizado para la identificación del cadáver de su hermano, pidieron justicia a la Policía y a la Fiscalía colombiana para poder encontrar a los dos jóvenes que aparecen en el video de TikTok, en el que se ve cómo arrojan al ciudadano peruano desde lo alto de un puente de Medellín.

En contexto: Las últimas horas de Silvano, el joven peruano cuyo cuerpo fue hallado en el Cauca: una estafa, un video macabro y una tragedia transnacional

Silvano había llegado a Colombia seducido por los encantos del país cafetero y por un hombre colombiano que conoció en Perú, quien lo persuadió para hacer negocios comercializando ropa para revenderla más cara y ayudar a su familia en la Provincia de Huánuco, en el país Inca.

Janet y Élder Cántaro, hermanos de la víctima, relataron que fue por un tatuaje que lograron identificar el cuerpo de Silvano en Mercaderes, Cauca. En diálogo con Noticias Caracol, Janet Cántaro afirmó que el cadáver fue reconocible porque su hermano estaba tatuado en el pie y en efecto, esa marca estaba en el cuerpo sin vida:

Lo reconocimos por el tatuaje que él tenía en la parte del tobillo, entonces sí es reconocible, él es mi hermano y nosotros de verdad con las autoridades de Colombia estamos muy agradecidos

Élder Cántaro contó cómo ha sido para su familia en Perú atravesar este duelo trasnacional, en el que aún no se sabe nada sobre el paradero de los involucrados, presuntamente de nacionalidad colombiana y venezolana:

Para mí ha sido un dolor grande, y nos pusimos muy mal, tristes. En ese momento nos pusimos a llorar y después fuimos a poner el denuncio en la ciudad de Huánuco

Janet Cántaro, por su parte, contó que su hermano era un fan del reguetón colombiano y que quería viajar para poder sacar adelante a sus seres queridos en el país vecino:

Él quería viajar a Colombia porque su ídolo era James Rodríguez. Entonces a él le sonaba la idea de conocer Colombia, Cartagena, esa era su idea desde muy chiquito. El amigo colombiano supuestamente le dijo que aquí en Colombia están baratas las cosas, la ropa, entonces mi hermano se emocionó porque quería hacer trabajar su dinero, porque nosotros venimos de una familia de bajos recursos económicos y él tenía esa consciencia de sacar adelante a mi familia

De acuerdo con los familiares de Silvano, el joven de 19 años habría utilizado sus días de vacaciones para poder viajar y hacer el susodicho negocio de la comercialización de ropa.

Entre tanto, la familia de la víctima regresará en próximas horas a Perú para poder adelantar los trámites de la devolución del cadáver a su país natal. Además, esperan que la Fiscalía General de la Nación encuentre a los responsables del crimen.

Así fue encontrado el cadáver

El sábado 20 de febrero, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá confirmó que hallaron el cadáver de una persona que tendría las características del joven peruano identificado como Silvano Oblitas Cántaro Tolentino.

”En el fondo de un puente hallan lo que sería los restos óseos que coinciden con las características del joven y se avanza en su identificación. Estamos en el proceso de investigación para dar con los responsables de estos hechos”, informó el brigadier general Pablo Ferney Ruiz, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

“La Policía Nacional envía un mensaje al pueblo peruano, en especial a los familiares del joven Silvano Cántaro”, agregó el oficial.

La agresión hacia el joven, a quien amigos y familiares llaman Jackiel, quedó registrada en un video en el que se observa como un sujeto lo alza y lo tira al vacío. La grabación se hizo viral en redes sociales lo que permitió que su hermana, Janet Cántaro, lo identificara y diera alerta a las autoridades. La mujer había perdido contacto con su hermano tras la llegada del joven a la ciudad de Medellín.

Joven peruano desaparecido en Colombia
Joven peruano desaparecido en Colombia

La víctima le había manifestado a su familia que viajó a la capital antioqueña a comprar ropa pero al parecer fue estafado. “Fue con el motivo de traer mercadería (...) ropa. Se llevó el monto de 5.000 soles para comprar ropa y traer a Perú”, dijo su familiar en una entrevista para un medio local. Los 5.000 soles, de los que habla su hermana, serían los mismos que menciona el joven en el video, antes de ser lanzado del puente, al parecer, alguien se los habría robado.

“Me dijo: ‘Janet, por favor, me quedé sin nada acá. Envíame dinero, por favor’. Eran las 8 p.m. Le dije que mañana en la mañanita le depositaba, que me mande la cuenta que iba a hacer lo posible. Al día siguiente ya no se conectó. Le escribí, le llamé y ya no contestaba el teléfono”, relató la hermana para El Comercio de Perú.

De acuerdo con las primeras hipótesis, y teniendo en cuenta el video, se habría tratado de un acto de xenofobia, pues, los agresores, insistentemente, le preguntan sobre su nacionalidad. Los hombres que estaban a su alrededor, se presume, serían de nacionalidad venezolana. En un momento, según se aprecia en la grabación, cuando el muchacho responde que es de “Huánuco, Perú”, uno de ellos lo toma por una pierna y el pecho y lo arroja desde lo alto de un puente.

En la grabación se ve como el cuerpo del joven golpea contra el suelo y se escucha a uno de los atacantes que dice: “Bórralo, se murió lo que se murió”, para luego lanzar al vacío el morral que llevaba Jackiel.

El joven, que habría llegado a Medellín el pasado 25 de enero, abandonó decidió sus estudios de secundaria para trabajar y ayudar a su familia. “Él quería trabajar para ayudar a mi madre”, afirmó su hermana, según el portal peruano Ahora.

Le puede interesar: