Consorcio Camargo Correa, encargado de Hidroituango, se defiende de acusaciones del alcalde de Medellín

La empresa señala que sí informó oportunamente sobre la reestructuración de la compañía.

Foto de archivo. Trabajadores en un área de construcción en la central hidroeléctrica de Hidroituango, en Ituango, Colombia, 5 de abril, 2019. REUTERS / Luisa González
Foto de archivo. Trabajadores en un área de construcción en la central hidroeléctrica de Hidroituango, en Ituango, Colombia, 5 de abril, 2019. REUTERS / Luisa González

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, aseguró recientemente que el consorcio Camargo Correa, el cual se encuentra al frente de Hidroituango, estaba haciéndole “conejo” a la capital antioqueña.

De acuerdo con Quintero, el consorcio creó una subsidiaria a fin de evadir su responsabilidad respecto a los retrasos del proyecto, considerado el más importante de Colombia en el campo de la energía eléctrica.

La declaración causó polémica dentro de la opinión pública, razón por la cual, la empresa emitió un comunicado en el que señala que, “informó a EPM, oportunamente, sobre la referida reorganización empresarial y en el mes de febrero de 2018, es decir, antes de la contingencia que se presentó en abril de ese año, solicitó de manera formal la aceptación de la cesión de la participación en el Consorcio a favor de CAMARGO CORREA INFRA PROJETOS S.A., la cual cuenta con solvencia patrimonial suficiente para asumir la ejecución del contrato celebrado con EPM”.

“Atendiendo una solicitud expresa de EPM, CONSTRUÇÕES E COMERCIO CAMARGO CORREA S.A., otorgó en enero de 2019 una garantía corporativa, a través de la cual se comprometió a asegurar las obligaciones derivadas del contrato suscrito por el Consorcio CCC Ituango, la cual se encuentra actualmente vigente y por tal motivo, no puede afirmarse que la cesión de la participación en el Consorcio tuvo como objetivo disminuir el respaldo patrimonial”, continúa el comunicado de la compañía.

Ituango, 5 de abril de 2019. Cerca de un año de cumplirse la contingencia del proyecto Hidroituango, EPM avanza en su recuperación. (Colprensa - Sofía Toscano)
Ituango, 5 de abril de 2019. Cerca de un año de cumplirse la contingencia del proyecto Hidroituango, EPM avanza en su recuperación. (Colprensa - Sofía Toscano)

A su vez, el consorcio asegura que hay “numerosas actuaciones judiciales y administrativas de EPM”, mediante las cuales se puede comprobar que CAMARGO CORREA INFRA CONSTRUÇÕES S.A., es actualmente el integrante del Consorcio CCC Ituango.

En línea con lo anterior, la empresa señala que “con la suscripción de la última adenda al contrato no se pretendió de manera irregular, generar un cambio en la conformación del Consorcio”.

El consorcio finaliza su comunicación haciendo alusión a su compromiso con el proyecto, y manifiesta que actúa con transparencia, “apegados al contrato, a la ley y a los más altos estándares éticos”.

“Ratificamos a la opinión pública que seguiremos comprometidos en aportar todo nuestro conocimiento técnico, social y ambiental para lograr la terminación del proyecto y así apoyar a EPM en su compromiso de generación de energía para bien del país y sus habitantes”, concluye el consorcio.

Sobre la salida de Álvaro Guillermo Rendón de la gerencia de EPM y su relación con el proyecto Hidroituango

El pasado 31 de enero se desató otra crisis en el grupo Empresas Públicas de Medellín, EPM, luego de que el exgerente de la entidad pública Álvaro Guillermo Rendón, mostró a la ciudadanía una carta que le había enviado al alcalde Daniel Quintero en la que se le notificaba que debería dejará su renuncia voluntaria a consideración de la junta directiva de la compañía. Rendón contaba con un contrato firmado hasta 2023, sin embargo, en la misiva se revela que el mandatario de la capital de Antioquia le pidió en varias ocasiones la renuncia a Rendón.

Según información que publicó la revista Semana, se pudo establecer que sobre la mesa quedan temas que causan dudas y molestias que tienen de fondo la lucha política que se está dando en Medellín y que tiene como antagonista al uribismo. Y que, además, no está nada bien el contrato que había firmado Guillermo Rendón con Jaime Granados, abogado del expresidente Álvaro Uribe Vélez, por un monto de 1.000 millones de pesos.

Foto de archivo. Fachada exterior de una sede de Empresas Públicas de Medellín (EPM) en Medellín, Colombia, 4 de abril, 2019. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Fachada exterior de una sede de Empresas Públicas de Medellín (EPM) en Medellín, Colombia, 4 de abril, 2019. REUTERS/Luisa González

Además, se sabe que luego de la derrota en la conciliación con los constructores de la obra de Hidroituango, el exgerente de EPM tuvo suficiente tiempo para presentar la demanda oficial e iniciar el pleito en los tribunales y solo lo hizo hasta el último día. El equipo jurídico estudia un posible favorecimiento, de parte de Rendón, a una de las empresas que forman parte del pleito como contraparte de EPM.

Luego de que se supiera que Álvaro Guillermo Rendón dejaría su puesto y que Mónica Ruiz Arbeláez fuera nombrada gerenta encargada, Daniel Quintero comentó que “Álvaro Rendón cometió un error que pudo costar la demanda a los contratistas de Hidroituango y que esto, sumado a la evaluación de su rendimiento, hicieron que los vicepresidentes de la compañía tomaran esa decisión, porque en su administración, quien comete un error de este tipo debe dar un paso al costado”.

Además, el alcalde de Medellín explicó que durante la última semana se consultó con los mercados financieros para tantear cómo iba a recibirse la salida del gerente y la respuesta fue positiva, y aclaró que los mercados y las calificadoras de riesgo están tranquilos. También habló sobre Mónica Ruiz y su buen recibimiento ante los directivos y sindicatos de EPM. Además comentó que, si “hace las cosas bien, ella podría ser quien se quede en propiedad en el cargo”.

Lea más sobre otros temas:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS