Goyo: “La música me permitió contar mi versión y mi historia”

La cantante de la agrupación colombiana Choquibtown, que estará el próximo jueves 28 de enero, a las 4:30 p.m., en la charla del Hay Festival 2021, habló con Infobae sobre arte, tradiciones e identidad.

Goyo es una de las cantantes colombianas invitadas al Hay Festival de Cartagena 2021.
Goyo es una de las cantantes colombianas invitadas al Hay Festival de Cartagena 2021.

Dentro de la agenda cultural del Hay Festival, este jueves 28 de enero, estará Gloria Emilse Martínez Perea, más conocida como Goyo, la voz principal de ChoQuibTown hablando con Roberto Pombo.

En varias canciones del grupo musical chocoano se tocan diversos temas en los que se recalca la situación y la cultura que hay en las comunidades afro del Pacífico colombiano y, en general, en las culturas y sociedades ancestrales. Goyo habló con Infobae sobre estos conceptos en su música y cómo, desde el arte, podemos aportar a la historia y memoria colectiva de un país como Colombia, que ha sido permeado por la violencia.

- Según su interpretación y conocimiento, ¿qué significan los conceptos de ancestralidad, tradición y herencia?

- Para mí la ancestralidad es entender que somos porque fueron, que hay legados y culturas que nos hacen comportarnos y representarnos de cierta manera. A nivel social, todavía estamos y permanecemos tratando de ganar espacio. La ancestralidad es negritud. Respecto a la tradición, es algo que no debemos perder, es algo que se repite de generación en generación. La herencia es lo que nos va quedando, lo que representa esa melancolía, lo que nos dejaron nuestros ancestros. También es cuando uno entiende de dónde viene y que esto no tiene que ver con un color.

-¿Cuál es la importancia de los abuelos y abuelas y de los sabedores de las comunidades afro? y ¿cómo debemos traer de vuelta esta cultura a las sociedades capitalinas?

- La oralidad. Ellos transmiten su experiencia por medio de la oralidad y la manera de traer a la vida muchos conceptos e imágenes que, seguramente, uno no vio, pero que cree ciegamente. Para mí es muy importante sentarme a escuchar a los abuelos y así entender cómo era el tiempo de ellos. Y, además, conservar sus enseñanzas, para poderlas pasar de generación en generación.

La importancia nunca se pierde cuando uno no pierde el respeto hacia los adultos y, en especial, hacia los abuelos. Desde mi experiencia, que viví en pueblo pequeño, siempre le llamamos al abuelo o al mayor, tío. Sobre esto hay una canción que se llama Tío Guachupecito, la cual habla de cualquier persona adulta y flaca que, para los chocoanos, son la herencia y el respeto. Ahí es donde debemos tener la jerarquía clara.

-¿Cuál es el papel del arte y, en este caso, la música, para ayudar a la construcción de la memoria colectiva de un país como Colombia?

. Yo siempre pienso en ese arte que es capaz de representar la realidad. Creo en el arte que es capaz de hacer recordar una situación a las personas. Es indudable lo importante de que una verdad salga y, sobre todo, permanezca. La verdad es nuestra historia. Nosotros, como artistas, tenemos la responsabilidad de contarles la verdad a las nuevas generaciones.

-¿Cree que la música es una herramienta para no involucrase en la violencia?

- Sí. La música nos mostró un panorama diferente del que estábamos acostumbrados. Empezamos a creer en las canciones y en lo poderoso que es escribir un momento. Como dice en Somos pacífico, nos une la pinta, la raza y el don del sabor, esta es una respuesta a crear otra realidad y no querer ver lo que está pasando, pero, al mismo tiempo, contar nuestra verdad. La oportunidad que me dio la música es inmensa, ya que me demostró que puedo contar mi versión y mi historia.

-Desde hace un tiempo un porcentaje de las mujeres están hablando del feminismo, ¿qué piensa sobre esto? y ¿cómo podemos hablar de la feminidad desligándonos de este movimiento?

- Yo creo que en todas está la feminidad. La feminidad es un estado, y es como decía Gabriel García Márquez, Macondo no está donde él decía, Macondo está en nuestros corazones y a donde vayamos puede existir nuestro propio Macondo. Y, cualquier lucha, ya sea una mujer o un afrocolombiano siempre está presente el feminismo, porque en la lucha por los derechos es para todos, hombres y mujeres. Pero también debemos tener en cuenta que no solo luchando se consigue esto, debemos trabajar y enseñarle a las nuevas generaciones lo que significa ser mujer y también entender que debemos ganarnos el mérito de llegar a donde queramos sin pasar sobre la vida de nadie.

SEGUIR LEYENDO: