Trabajadores colombianos retiraron $6.2 billones en cesantías durante el 2020

Las cifras corresponden a los cuatro fondos privados que prestan servicio en el país. La mayoría de personas las usaron por terminación de contrato y caída de ingresos.

Santiago Montenegro, Presidente de Asofondos. / (Colprensa - Álvaro Tavera)
Santiago Montenegro, Presidente de Asofondos. / (Colprensa - Álvaro Tavera)

Asofondos informó que, durante 2020, los colombianos retiraron un total de $6,2 billones en cesantías, en su mayoría a causa de la pandemia. Esto si se tiene en cuenta que, según el reporte, más de una tercera parte del dinero se utilizó con argumentos de terminación de contrato y el nuevo causal de emergencia habilitado en el país, que es de caída de ingresos.

De acuerdo con los datos ofrecidos por Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia, por lo menos 1,5 millones de personas en Colombia hicieron uso de las cesantías por estos dos fines. En ese sentido, la asociación que reúne a los fondos privados explicó que la terminación de contrato fue el único rubro que creció con respecto a 2019, pasando de $2,05 billones en ese periodo, a $2,2 billones el año pasado, lo que significa un salto del 7 por ciento.

Adicionalmente, $355,8 mil millones fueron bajo el mencionado nuevo causal, que aplica solo para trabajadores que vieron disminuidos sus ingresos a causa de la crisis económica derivada del covid-19. Bajo esa óptica, el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro Trujillo, explicó que “lo que nos muestra el balance es que las cesantías efectivamente han cumplido con su función primordial: proteger al trabajador frente a contingencias laborales”.

En contraste, el reporte también revela que en 2020 los usos asociados a vivienda y a educación contaron con el apalancamiento de las cesantías toda vez que, en el primer caso, los retiros alcanzaron cerca de $3 billones, mientras que en el segundo ascendieron a por lo menos unos $489 mil millones. Aunque son sumas claramente altas, representan una baja del 5,6 y el 18 por ciento respectivamente.

Cabe recordar que existen otros usos permitidos, como la compra de acciones, el pago del servicio militar y la sustitución patronal. Estos rubros, que son menos conocidos y por ende “menos relevantes” según Asofondos, aportaron los $139 mil millones restantes.

Por su parte, y aunque el Fondo Nacional del Ahorro no ha publicado las cifras oficiales de cierre de 2020, se sabe que, por lo menos hasta finales de mayo del año pasado, un total de 1.788.330 colombianos habían retirado una suma de $936.410 millones.

Sin contar el fondo público, Asofondos informó que en este momento en Colombia, más de 10 millones de trabajadores, la mayoría con ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos, cuentan con un ahorro en cesantías que alcanza los $20 billones. “En particular, más 8,5 millones de personas están afiliadas en los fondos de pensiones y cesantías, y su ahorro ahí asciende a los $14,7 billones”.

La cifra debería aumentar en los próximos días, pues en la actualidad las empresas colombianas se preparan para consignarles a sus trabajadores, en sus respectivos fondos, las cesantías por lo trabajado durante el periodo entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2020, que deben equivaler a un salario mensual si desempeñaron funciones durante los 12 meses, o a la proporción del mismo de acuerdo con la cantidad de tiempo laborado.

Adicionalmente están los intereses, que el empleador consigna directamente a los trabajadores, y que equivalen al 12 por ciento del valor obtenido por concepto de cesantías durante el año pasado.

Sobre estos temas todavía existe preocupación, pues el 64 por ciento de los empresarios con Mipymes manifestaron esta semana a la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) que, actualmente, no cuentan con los recursos necesarios para pagar las cesantías a sus trabajadores. De igual forma, el 60 por ciento dijo no tener caja para la cancelación de intereses de esta prestación.

Para solucionar la situación, el 50 por ciento de los empresarios tienen contemplado tomar créditos bancarios para cumplir con la obligación, mientras que el 27 por ciento considera los préstamos de terceros, el 15 por ciento la inyección de capital de los socios y el 8 por ciento el préstamo de proveedores.

Lee también: Iván Duque y todo su gabinete estarán reunidos en la hacienda Hato Grande este fin de semana