‘Transparentes’, un cómic que aborda la cruda realidad que viven los exiliados por la violencia en Colombia

Esta novela gráfica es un ejercicio en torno a la verdad de víctimas y sobrevivientes, una contribución para mostrar el exilio y un legado para las nuevas generaciones.

Fotografía cedida por la Comisión de la Verdad
Fotografía cedida por la Comisión de la Verdad

Desde La Comisión de la Verdad se han realizado múltiples esfuerzos para dar a conocer la problemática del exilio, que afecta a más de medio millón de colombianos en el marco del conflicto armado interno. La intención no ha sido solo la de evidenciar este fenómeno como una violación de los derechos humanos sino la marca desgarradora que deja y las diferentes formas como los afectados lo enfrentan.

Con el fin de que se conozca la situación por la que pasan quienes deben huir del país, no solo en Colombia sino en el extranjero, la Comisión de la Verdad se unió con el ilustrador español Javier de Isusi, ganador del Premio español Nacional del Cómic 2020, para dar vida a Transparentes, una serie de historietas por medio de las cuales se pretende contar cómo es la vida de un ciudadano que debe abandonar el lugar donde nació por miedo a morir.

“Transparentes es un ejercicio en torno a la verdad de víctimas y sobrevivientes, una contribución para mostrar el exilio y un legado para las nuevas generaciones. El horizonte de este trabajo es la no repetición, porque no somos dueños del tiempo. El tiempo les pertenece a quienes vienen. Nuestra tarea es asimilar ese pasado que no quiere dejar de serlo, y traer el futuro aquí como ese compromiso compartido”, expresó sobre esta obra el comisionado Carlos Martín Beristain.

El guion fue creado por Beristain a partir de la recolección de testimonios de las víctimas en el exterior y con esto entregó a Javier de Isusi las bases sobre las que las historietas dieron forma y color.

De Isusi fue invitado a uno de los espacios de escucha de segundas generaciones de exiliados, realizado en Bilbao (España) en 2019, para entrar en contacto con las víctimas del conflicto y, de este modo, dar vuelo a las historias que le tocaron directamente e inspiraron su sensibilidad artística para crear los personajes de esta obra.

Frases y pensamientos como: “A veces no hablamos para no herir. Para no transmitir el dolor” o “El silencio es también un lenguaje. Solo que no estamos preparados para escucharlo”, cobraron vida en diálogos de diferentes personajes que, bajo nombres ficticios, hicieron parte de una narración de vivencias a través de las cuales Javier creó una novela gráfica que muestra y da voz al exilio.

Según la Comisión de la Verdad, a partir de 1999 se reportó un amplio flujo de personas que dejaron forzadamente el país por cuenta del conflicto armado. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) registró en sus bases de datos que entre 2017 y 2019 hubo 519.666 colombianos que buscaron refugio en el exterior.

La ACNUR también reportó que en 2007 hubo un alza alta en la cantidad de ciudadanos que huyeron del país, con un total de 551.774, convirtiendo a Colombia en el tercer Estado del mundo que más expulsaba personas en olas migratorias forzadas, cuando en 2006 ocupó el vigésimo quinto lugar con 72.793 exilios.

Vea también: