Aplazan regreso a las aulas en tres localidades de Bogotá

Las instituciones no podrán reabrir hasta después del 18 de enero, que finalizaría la nueva cuarentena en Usaquén, Suba y Engativá.

Foto: Alcaldía de Bogotá
Foto: Alcaldía de Bogotá

A pesar de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, había asegurado que todos los colegios oficiales de la ciudad regresarían a clases bajo la modalidad de alternancia en las primeras semanas de enero, el avance de los contagios de coronavirus, especialmente en las localidades del norte de la ciudad, obligó a la administración distrital a aplazar el regreso a las aulas en algunas institucioes.

Debido a la emergencia sanitaria ocasionada por el covid, desde marzo del 2020 las instituciones escolares debieron adaptarse a la modalidad de clase virtual. Lo que generó dudas al sector educativo si esta medida volvería a frenar el plan de retomar las clases de forma presencial.

Pues, el 28 de diciembre la Secretaría de Educación anunció que la fecha del inicio de clases sería el 25 de enero con los respectivos protocolos y procesos acordados con cada institución.  Y como meta en el 2021 poder llegar al 100% de instituciones en modo presencial

Además, desde el 7 de septiembre se habilitó esta estrategia gradual y alterna, para los jardines infantiles, colegios privados e instituciones de educación superior.

El 3 de enero el alcalde encargado, Luis Ernesto Gómez, anunció que tres localidades de la ciudad de Bogotá -Usaquén, Suba y Engativá- entrarían a cuarentena del 5 al 17 de enero.

Por ello, la Secretaría de Educación aclaró que, por el momento, los colegios que en estas localidades han venido planeando volver a clases de manera presencial para el 12 de enero con el modelo de alternancia, tendrán que suspender esta actividad “hasta que las condiciones estén dadas”.

Aclaró que el calendario no se modificará sino solo hasta el 17 de enero, por lo cual la fecha límite del 25 de enero que fijó la alcaldía sigue en pie.

Panorama actual de la educación

El Covid-19 impactó de forma negativa algunos sectores sociales, entre esos la educación. En un balance del Ministerio de Educación a finales del 2020 señaló que alrededor de “260.000 menores abandonaron este año el colegio en el marco de la pandemia, lo que representa una deserción del 2,2%”. Además, de los múltiples cierres de entidades educativas.

Para evitar la deserción que se presentó en el 2020 y seguir apuntando a una cobertura de educación del 100% se presentó el plan de alternancia que comenzará  entre la tercera semana de enero y la primera de febrero. La medida se está implementando en 23 departamentos.

El proceso de alternancia tendrá un componente presencial importante sin embargo, el trabajo en casa y la metodología virtual que se estuvo trabajando en el 2020 seguirán teniendo un alto grado de importancia en la educación.

Este proceso de reapertura está ligado a la directiva 017, expedida por el Gobierno nacional, la cual busca “fortalecer los procesos de implementación de las estrategias encaminadas a la atención de la población estudiantil en Colombia para el retorno gradual, progresivo y seguro a las aulas”, como lo señala el Ministerio de Educación.

En cuanto a las medidas de cuidado y bioseguridad se mantendrán vigentes hasta que se logre controlar la situación de salud pública. Por ello, el Estado hará una inversión de $400.000 millones para la compra de todos los elementos de bioseguridad.