Procuraduría advierte sobre posibles derrumbes en el proyecto minero de Quebradona

La entidad pública le preguntó a Anglogold Ashanti si están desarrollando un plan de contingencia para evitar derrumbes y daños ecológicos en la zona antioqueña.

Quebradona. Foto: ANLA
Quebradona. Foto: ANLA

Este jueves 17 de diciembre, se conoció que la Procuraduría General de la Nación, a través de la Procuraduría para Asuntos Ambientales y Agrarios, envió dos oficios a Empresas Públicas de Medellín (EPM) y a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), para preguntarles sobre la existencia de un plan de contingencia que debería contemplar el manejo del material producto de la explotación de la mina Quebradona, si la obra recibe la licencia.

El proyecto es llevado a cabo por la multinacional Anglogold Ashanti en las inmediaciones de los municipios de Jericó y Támesis, departamento de Antioquia. Según información de RCN Radio, la Procuraduría afirma que “las rocas y las piedras equivaldrían a una montaña de 120 metros”.

Lea también: ‘Ayudar nos hace bien’ el especial cultural que busca apoyar a las familias afectadas en el archipiélago de San Andrés

A su vez, la entidad pública aseguró que uno de los principales problemas sería que la disposición de los relaves filtrados que darían como resultado la explotación de cobre “modificará las características geomorfológicas del área de manera significativa y por lo tanto, se considera un impacto severo” en la zona.

La emisora nacional informó que, el procurador Nacional Ambiental y Agrario, Diego Trujillo, aseguró que dichos residuos corren riesgo de caer en los ríos Magdalena y Cauca, incidiendo en Hidroituango y causando posibles deslizamientos.

“Si tienen previsto qué van a hacer con el manejo de más de 63 millones de metros cúbicos de material, de tierra y roca, que van a sacar de la operación durante el tiempo que se dé la explotación minera, teniendo en cuenta su cercanía con tanta quebrada (...). Que nos cuenten, como Procuraduría, en materia preventiva, cuál es el plan de contingencia para evitar un deslizamiento que pueda represar el río”, aseguró el procurador en RCN Radio.

A su vez, el medio nacional dio a conocer que la Procuraduría envió un mensaje al gerente de EPM, Álvaro Guillermo Rendón, donde sostiene que “debido a la cercanía de los dos proyectos, el impacto minero como los drenajes de todo tipo, la remoción y extracción de material, a largo plazo podrían afectar el caudal y las características fisicoquímicas del agua del río Cauca, perturbando el funcionamiento del proyecto hasta el punto de eventualmente afectar su vida útil”.

“Consideramos necesario solicitar a ustedes nos manifiesten si existe algún estudio en marcha, o presupuestado que contemple lo expresado en ese requerimiento, de la misma manera les requerimos formalmente a que se implemente todas las medidas necesarias que demande la advertencia consignada en este exhorto, de lo cual deberá informarnos”, aseguró la Procuraduría, según información de La República.

La empresa de minería AngloGold Ashanti, que está a cargo del proyecto de la mina Quebradona, señaló en un comunicado, cuya información dio a conocer por RCN Radio, que “no ha sido notificada de ningún acto administrativo por parte de la Procuraduría para Asuntos Ambientales y Agrarios”, en relación a un plan de contingencia que contemple evitar el riesgo de un deslizamiento.

Según la multinacional, diseñaron un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) con 14 años de “exhaustivos análisis, completos estudios técnicos y diálogos constantes” que es analizado por la Anla. Asimismo, aseguró que la mina cumple con “todos los componentes requeridos por las autoridades y la ley colombiana para ser un proyecto viable, seguro y sostenible”.

AngloGold Ashanti concluyó con una invitación al procurador Delegado a “notificar formalmente sus preocupaciones y así generar espacios” para dialogar, a fin de “resolver sus dudas y aclarar sus inquietudes”.

También le puede interesar:

TE PUEDE INTERESAR