Sigue polémica por el corredor verde de la Séptima. Claudia López se defiende

La polémica que generó la presentación del diseño conceptual radica en el anuncio de buses duales eléctricos para esta vía, en lugar de tranvía, del que hablaba la alcaldesa Claudia López en su campara por la Alcaldía Mayor de Bogotá. Petro y Galán han manifestado su inconformismo.


El 50 % del espacio será para los peatones, con el nuevo corredor verde asegura la alcaldía de Bogotá
El 50 % del espacio será para los peatones, con el nuevo corredor verde asegura la alcaldía de Bogotá

La presentación oficial del diseño conceptual del ‘corredor verde’ por la carrera Séptima por parte de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, no fue lo que se esperaba. No, al menos, para parte de la ciudadanía y algunos sectores políticos que relacionan el proyecto con la troncal de TransMilenio contemplada por la administración de Enrique Peñalosa, que ya contaba con estudios y diseños.

La principal razón del inconformismo sobre las decisiones tomadas para este corredor, que conecta el centro y el norte de Bogotá, fue el anuncio de la circulación de buses duales eléctricos, con un carril exclusivo y estaciones, aun cuando, en su campaña para asumir la administración del Distrito, Claudia López hacía referencia a la importancia de un tranvía eléctrico.

“La principal razón por la que estamos escogiendo buses eléctricos en vez de tranvía es porque el tranvía bloquea las intersecciones y en ese sentido divide la ciudad prácticamente en dos pedazos: o se queda abajo de la Séptima o se queda arriba, pero cruzar sería muy difícil y en algunos casos casi imposible”, fue el pronunciamiento de la alcaldesa, quien ha sido insistente que el proyecto no tiene nada que ver con la troncal que quería la administración pasada.

La decisión de buses duales en lugar de tranvía le costó a la mandataria el rechazo de concejales como Carlos Fernando Galán, su mayor contrincante en la campaña por la alcaldía, quien, en redes, publicó un video en el que recopiló algunas de las ocasiones en que la alcaldesa se refirió a un “tren eléctrico, moderno y que no contamine” como la mejor opción para la ciudad.

Otro de los señalamientos dirigidos al ‘corredor verde’ es que, para algunos, tiene similitudes con la troncal ideada por Peñalosa y que ella siempre rechazó. De hecho, el propio exalcalde se ha pronunciado, afirmando que en el proyecto pensando desde su administración también contemplaba buses eléctricos.

infobae-image

A las críticas en contra de la alcaldesa, desde el mismo día del anuncio del proyecto, se ha sumado el líder de la Colombia Humana y exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Según él, un tranvía no solo es más “barato”, sino que deja mayor espacio que que los buses.

infobae-image

Las diferencias con TransMilenio, según el Distrito

Carrera Séptima con calle 72. Render: Alcaldía Mayor
Carrera Séptima con calle 72. Render: Alcaldía Mayor

Una de las diferencias del ‘corredor verde’ con el proyecto de TransMilenio contemplado por la administración pasada es que no será una troncal continua de la calle 32 a la 200, con dos carriles por sentido y estaciones en el centro. Así se lo aseguró el director del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Diego Sánchez, a el periódico El Tiempo.

Las estaciones, por el contrario, estarán ubicadas en los extremos de la vía, según la alcaldesa; es decir, en los andenes, por lo que ocuparían menos espacio. Además, la mandataria a ratificado que los buses serán eléctricos, algo con lo que no se había comprometido Enrique Peñalosa, según ella, razón por la que el 87 % de los viajes por el corredor serán “cero emisiones contaminantes”.

infobae-image

Entre las diferencias con el TransMilenio que alguna vez se contempló, también sobresale la capacidad del sistema. En el primero, se hablaba de transportar 25.000 pasajeros hora sentido, mientras que con el ‘corredor verde’, entre la calle 26 y la 100, se movilizarán 11.000, que de la calle 100 en adelante, según el IDU, podrían aumentar a 18.000. El nuevo sistema, asegura el Instituto, está pensado en las cifras actuales entregadas por la Secretaría Distrital de Movilidad.

En lo que el proyecto sí se parecerá a una troncal, con base en lo dicho por el director del IDU, es que habrá un carril segregado para los buses duales, al que no tendrá acceso ningún vehículo particular.

Con respecto a la manera cómo se repartirá el espacio público también habrá diferencias, ha explicado López. El 50 % será para los peatones, el 29 % para transporte público, el 15 % para vehículos particulares y el 6 % para bicicletas; de hecho, el tramo de la calle 40 hacia el sur, será principalmente peatonal. De otro lado, la “Séptima Chapinero” (entre la calle 40 y la calle 100), mantendrá el carril exclusivo para el transporte público y dos carriles de tránsito mixto, y la “Séptima Usaquén”, hasta la 200, extenderá el espacio para los buses a dos carriles en algunos sectores.