Human Rights Watch alerta sobre el ascenso de dos generales del Ejército vinculados con falsos positivos

Este martes en la comisión segunda del Senado de la República se van a votar los ascensos en la Fuerza Pública. A Human Rights Watch aseguró que le preocupan los casos de Marcos Evangelista Pinto Lizarazo y el general Édgar Albero Rodríguez Sánchez.

Generales Édgar Albero Rodríguez Sánchez y Marcos Evangelista Pinto Lizarazo.
Generales Édgar Albero Rodríguez Sánchez y Marcos Evangelista Pinto Lizarazo.

Este 24 de noviembre, en la Comisión II del Senado de la República, se van a votar los ascensos en la Fuerza Pública, ante lo cual la organización Human Rights Watch (HRW) alertó que dos generales, que podrían tener vínculos con posibles casos de falsos positivos, tendrían la posibilidad de subir de escalafón en su carrera en el Ejército Nacional.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, dio a conocer, a través de Twitter, la preocupación de esa organización, dedicada a la defensa de los derechos humanos, de que los generales Marcos Evangelista Pinto Lizarazo y Édgar Albero Rodríguez Sánchez, dependiendo de los votos en el Senado, podrían subir de rango a mayor general, a pesar de las denuncias en su contra.

General Marcos Evangelista Pinto Lizarazo

Acerca del general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, en un informe de la HRW, compartido por José Miguel Vivanco, se informa que fue comandante del batallón Atanasio Girardot, de la Cuarta Brigada. entre octubre de 2006 y abril de 2007.

Lo que preocupa es que, según HRW, en la Fiscalía se están llevando a cabo investigaciones sobre 22 presuntos asesinatos en el 2007 y 23 en el 2006, perpetrados por soldados de ese batallón.

“Por ejemplo, en 2011, un tribunal condenó a cuatro soldados del batallón Anastasio Girardot por el homicidio, en diciembre de 2006, de dos civiles que fueron reportados como milicianos de las FARC”, explicó la organización en su informe.

Pero la preocupación ante un posible ascenso de Pinto Lizarazo no se detiene ahí. Según HRW, con base en documentos de la Fiscalía, se han abierto investigaciones sobre 18 ejecuciones cometidas, al parecer, por soldados del batallón Magdalena de la Novena Brigada del Ejército en 2008, del cual el hoy aspirante a mayor general estuvo a cargo (diciembre de 2007 y septiembre de 2009).

Human Rights Watch tuvo acceso a un documento en el que Pinto Lizarazo certificó un pago de $1.500.000 pesos a un informante que, según parece, brindó información para dar con Ever Urquina Rojas, un campesino asesinado por soldados del batallón Magdalena el 18 de enero de 2008, a quien hicieron pasar por un enemigo “NN” muerto en combate. El sargento William Andrés Vargas Capera confesó y se declaró culpable por este hecho.

Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, además, fue uno de los militares retratados por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes del Estado (Movice) en los reconocidos murales de “¿Quién dio la Orden?”, compartidos por parte de la ciudadanía, en el que se le relaciona con falsos positivos.

Falsos positivos
Falsos positivos

El 21 de febrero de este año, el Juzgado 12 de Bogotá le pidió al Movice retirar todo tipo de material, incluso en redes sociales, en los que se vincule con falsos positivos al general

General Édgar Alberto Rodríguez Sánchez

Al igual que el general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, Édgar Alberto Rodríguez Sánchez también estuvo al mando del Batallón Magdalena de la Novena Brigada, solo que entre julio de 2006 y diciembre de 2007, años en que, según documentos de la Fiscalía citados por HRW, presuntamente se perpetraron 22 homicidios por parte de soldados bajo su mando.



TE PUEDE INTERESAR