Pelea con la Policía dejó a un hombre muerto en Barranquilla

Tras estar departiendo en una fiesta, presuntamente clandestina, se presentó una disputa que dejó como saldo un militar fallecido.

Imagen de referencia / Policía Nacional
Imagen de referencia / Policía Nacional

Conmoción en Soledad, Atlántico luego de que un hombre falleciera a manos de un agente de la Policía en hechos que aún son materia de investigación. Aparentemente, al uniformado se le accionó accidentalmente el arma de dotación, lo que causó el deceso de Jonathan González Domínguez, de 19 años.

De acuerdo con las autoridades, los hechos se presentaron en el barrio Nuevo Milenio, en el municipio soledeño, mientras se celebraba el cumpleaños de la hermana del fallecido.

El procedimiento judicial no solo dejó como saldo la muerte del soldado González Rodríguez, sino que también ocasionó que varios asistentes de la ‘rumba’ salieran gravemente heridos, por lo que tuvieron que acudir a Medicina Legal para ser evaluados. Los informes por parte del ente médico aseguran que los individuos que se acercaron al hospital tenían golpes y altas temperaturas.

Jonathan Steven Domínguez González.Foto: Cristian Mercado.
Jonathan Steven Domínguez González.Foto: Cristian Mercado.

El hecho

Los detalles del caso aún son materia de investigación por parte de las autoridades. Según información suministrada por parte de los testigos del hecho, los vecinos llamaron a la Policía porque los asistentes a la reunión estaban haciendo mucho ruido; cuando llegaron los oficiales para dar por finalizada la fiesta y hacer cumplir las medidas de bioseguridad por la pandemia, el joven fallecido los recibió con ira y se generó un altercado.

“Estábamos escuchando música dentro de la casa, ya que habíamos celebrado el cumpleaños de mi sobrina. Pasó la patrulla y llegó. Uno de los presentes los atendió. Obviamente los muchachos estaban tomados y el policía le pega una cachetada a mi sobrino”, dijo una tía del fallecido al portal Zona Cero.

Cuentan quienes vieron el hecho que el hombre se alteró y desencadenó una discusión con los agentes de la Policía y quienes se encontraban departiendo en el lugar. Los testigos dicen que uno de los policías agredió a uno de los participantes de la fiesta con una tabla de madera; acto seguido, los infractores arrojaron una botella en contra de la patrulla en la que se movilizaban los uniformados.

Según algunos testigos, en medio de la contienda entre policías y asistentes a la reunión, Jonathan González trató de quitarle la pistola a uno de los agenes y se cree que, en el forcejeo y de manera accidental, se accionó el arma que impactó directamente al hombre. Sin embargo, otras declaraciones que aseguran que los hechos no se presentaron de esa forma, sino que, por el contrario, el uniformado le disparó dos veces a Jonathan para terminar con la pelea.

La tía de la víctima dice que su sobrino, hoy fallecido, se enfureció al ver que la Policía le estaba pegado a su hermana, por lo que “cogió el arma al policía, pero no apuntó a nadie. Solo dijo que él era militar y que allí no iba a pasar nada”, aseguró la mujer a Zona Cero. Después, dice la denunciante, un policía golpeó a Jonathan con un palo y “él cayó al igual que el arma, la cual yo cogí y la tiré a un lado”.

Sostiene la mujer que, después de unos instantes, vio a Jonathan en el piso, con heridas de bala en su cuerpo. “No fue en el forcejeo, porque yo misma tiré el arma a un lado y ya mi sobrino no la tenía”, aseveró la tía de la víctima.

Debido a las heridas ocasionadas por el impacto de bala González fue remitido a la clínica Agrupasalud, en Soledad, donde finalmente murió.

“Los policías llegaron hasta dentro de la casa y la destruyeron toda porque uno de los asistentes de la fiesta le había quitado el arma de dotación”, le dijo uno de los testigos a el diario El Heraldo.

Por el momento, los agentes de la CTI de la Fiscalía tienen el caso en investigación y se espera que la Policía Metropolitana de Barranquilla se pronuncie frente al suceso.

En lo corrido del año se han registrado en total 367 homicidios en el departamento del Atlántico, 29 casos más de los que hubo hasta el 30 de septiembre de 2019, que registró 338 casos. Además, en la capital la cifra es alarmante, solo en Barranquilla ha habido 210 crímenes en 2020, una cifra mayor a los 177 que, según la Policía Nacional, hubo entre enero y septiembre de 2019.