“Soy el primero que le digo de frente que se retire”: Tomás Uribe sobre su padre, Álvaro Uribe Vélez

El hijo del expresidente Uribe habló sobre ese y otros temas en una entrevista de la revista Semana.

El expresidente Álvaro Uribe en el 2011 junto a sus hijos, Tomás y Jerónimo
El expresidente Álvaro Uribe en el 2011 junto a sus hijos, Tomás y Jerónimo

Muchas reacciones ha despertado la entrevista que dio Tomás Uribe Moreno, hijo del expresidente Álvaro Uribe Vélez, a la revista Semana, y que se conoció este fin de semana. Entre los muchos temas que tocó, llamó la atención su respuesta a la pregunta sobre la vigencia de la vida política de su padre, e incluso de su papel como abuelo.

“Soy el primero que le digo de frente que se retire para que se dedique a mis hijos. Le digo retírese, pero es con egoísmo familiar”, contó al semanario colombiano. Para reforzar su argumento, aseguró que los Uribe son tradicionalmente empresarios y que su progenitor está entre las pocas excepciones. “Fuimos empresarios antes de que Uribe fuera presidente, lo fuimos durante su presidencia, durante la de Santos, durante la de Duque y esperamos seguirlo siendo”, explicó

infobae-image

Sobre su eventual candidatura en 2022

Faltan menos de dos años para las próximas elecciones presidenciales en Colombia y desde ya los sectores políticos comienzan a lanzar sus ‘alfiles’ al ataque. Uno de los nombres más sonados desde el uribismo, durante las últimas semanas, para suceder a Iván Duque Márquez en la Casa de Nariño es el mismo Tomás Uribe Moreno, hijo de Álvaro Uribe Vélez, expresidente y mentor del actual jefe de Estado.

En la entrevista con la revista Semana, los moderadores le preguntaron enfáticamente a Tomás Uribe si aceptará la propuesta que los miembros del Centro Democrático -cuyo líder político es su padre- le hacen de lanzarse al ruedo en las elecciones del 2022. Uribe Moreno aseguró que le gusta ser empresario y que en las últimas dos décadas es a lo que se ha dedicado junto a su hermano. Aclaró que no sabe de mermelada, de Congreso y en sus planes “no está ninguna candidatura”.

Pese a esta respuesta, los periodistas Vicky Dávila y Jairo Lozano, nuevamente insistieron en preguntar si su respuesta es un “no” rotundo. Uribe Moreno dijo que él lo que sabe es crear empresa, “no sé de política, no sé de códigos electorales”, aclaró, y una vez más ratificó que dentro de sus planes no está vincularse “al sector público”, y adujo que su filosofía de vida está dirigida a enfocarse porque “uno no puede estar disperso en mil cosas a la vez porque no hace nada bien”, dijo el ingeniero químico de profesión.

El panel cuestionó la contestación del hijo del expresidente e incluso le dijeron que su decisión a las candidaturas quedaría grabada, que si en unos meses cambiaría de opinión. Sin embargo, Uribe Moreno nuevamente enfatizó: “Yo le puedo decir genuinamente que no tengo planes de meterme a la política”, además, añadió que en este momento busca enmendar la reputación de su papá en medio del proceso judicial que afronta.

‘Nadie daba un peso por Duque’

En otros temas, el hijo de Álvaro Uribe y Lina Moreno, se refirió a los posibles candidatos por el ‘uribismo’ a las próximas elecciones y aseguró que los colombianos deben conocer a las promesas políticas jóvenes que el Centro Democrático posee en estos momentos. “Son líderes jóvenes que les falta visibilidad”. El empresario dice que estos individuos son un caso similar al del presidente actual del país: “hace cuatro años nadie daba un peso por Iván Duque y empezó a subir en las encuestas en enero del 2018”.

“El Centro Democrático ha sido el muro de contención del socialismo en Colombia”

Fajardo: neosocialista y simpatizante de Santos

Uribe Moreno, además, dio su perspectiva sobre otro contendor político del Centro Democrático en ‘el 22’: Sergio Fajardo. El hijo del exsenador se despachó contra el exalcalde de Medellín y dijo que en las pasadas elecciones Fajardo “se fue por el lado del neosocialismo, y ahora se está yendo por el lado del santismo”. Igualmente, cuestionó el actuar del dirigente político al decir que no participaría nuevamente en las elecciones y ahora está aspirando a participar en la contienda electoral. Criticó también la edad del candidato pues “dice que es la renovación de la política, pero tiene casi 70 años”.

Tomás Uribe atacó con toda al excandidato presidencial, dijo que Fajardo promueve la política de transparencia “pero lleva manejando los hilos del poder en Antioquia hace 20 años” y cuestionó la millonada que, según él, Sergio se gastó en publicidad cuando fue gobernador. Así mismo, auguró un lúgubre panorama si el matemático gana en el 2022:

“-Sergio Fajardo será- una versión académica de Santos: burocracia, mermelada, discusiones y discursos teóricos que no resuelven los problemas reales del país. Hipocresía”, cuestionó el hijo del expresidente Uribe.

Petro: mal alcalde y experimento chavista

Uribe Moreno también criticó los pronunciamientos y actuar del senador Gustavo Petro. Dice que el líder de la Colombia Humana no puede tildarlo a él y su familia de ejercer una democracia hereditaria cuando Petro Urrego ha impulsado la carrera política de su hijo en el Atlántico. “Creo que al doctor Petro lo traicionó su subconsciente”, aseveró Tomás.

Al indagarlo sobre cómo cree que será un mandato del candidato de izquierda, el hijo mayor de Uribe y dueño de la empresa Zona Franca de Occidente utilizó como ejemplo el mandato distrital de Petro en Bogotá: “fue un pequeño experimento chavista”, dijo Uribe Moreno, quien recordó algunas controversias de la administración de Petro cuando fue alcalde la capital colombiana: la ciudad llena de basura, “el despilfarro, la nómina paralela. (...) Su paso por Bogotá fue bastante decepcionante”.

El ingeniero químico ‘echó mano’ de los argumentos que la bancada uribista tiene en contra de Gustavo Petro: ‘Colombia será como Venezuela’. Petro no debe ganar “si queremos evitar el camino del chavismo, del neosocialismo y del socialismo disfrazado”. Además, acusó al candidato progresista de vender falsas concepciones y esconderse tras “un proyecto socialista que busca fortalecer la burocracia para que se convierta en el soporte de un régimen totalitario que dure décadas como el proyecto de Hugo Chávez. Un fracaso”.

Duque: menos impuestos y duro contra el narcotráfico

Tomás, de apenas 39 años y quien ha tenido importante participación en el sector industrial y ganadero de Colombia, dijo que el mandato del presidente Duque ha sido excelente porque “bajó los impuestos, acabó la mermelada, frenó el crecimiento de los narcocultivos”. Sin embargo, Uribe Moreno exhortó al gabinete del mandatario a liderar con asertividad y celebrar los “golpes estupendos a la criminalidad”. Tomás le dijo a Duque que debe prestarle más importancia a los líderes sociales y respaldar a la población.

Santos: retroceso para Colombia

No podían faltar las apreciaciones de los Uribe, detractores acérrimos del mandato de Juan Manuel Santos. Tomás criticó el proceso de paz con las FARC que lideró el exmandatario y reveló cifras que, según él, evidencian que la administración de Santos fue “un retroceso absoluto”. Además, el hijo del expresidente Uribe Vélez dijo que, después de que Santos fue presidente, Colombia se convirtió nuevamente en un narcoestado. “Santos fue un retroceso porque también llenó al país de burocracia, de mermelada, subió impuestos y el IVA al 19 por ciento”.

Tomás Uribe también dio su posición frente a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), cuestionó la labor de la justicia, el dinero que se invierte en estos temas y concluyó sobre este aparte diciendo: “Creo que si las Farc no van a pagar cárcel, es mejor darles una amnistía, ya se desmovilizaron; perdonarles todo, tragarnos ese sapo y ahorrarnos esa platica de la JEP”.

Finalmente, Tomás Uribe se refirió a las acusaciones en contra de él y su hermano frente a sus actuaciones de emprendimiento y dijo que tras investigaciones y auditorías todo salió en orden y que eran falsas las acusaciones. Se refirió, además, a la libertad de su papá y dijo que espera transparencia por parte de la Fiscalía y que intenta ser objetivo pese a que adora a su papá, aplica el refrán de “hasta no ver, no creer”. Además, en los apartes finales se refirió al senador Iván Cepeda y dijo que percibe odio por parte de él hacia su familia y considera que es “el líder más importante de la nueva generación de las Farc”.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos