Cayó presunta red de explotación sexual y tráfico de estupefacientes en Cartagena

Ocho personas fueron judicializadas por la Fiscalía luego de que las autoridades desarticularan banda de proxenetismo en la zona hotelera de ‘La Heroica’.

Desarticulan red de trata de personas que explotaba sexualmente a niñas y mujeres en Cartagena / (El Universal).
Desarticulan red de trata de personas que explotaba sexualmente a niñas y mujeres en Cartagena / (El Universal).

Tras dos años de investigación una fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales de la Seccional Bolívar, logró la judicialización de ocho presuntos integrantes de una estructura dedicada al proxenetismo en Cartagena.

Con la incautación de material probatorio en el que se evidencia que los detenidos estarían utilizando a mujeres de diferentes edades para prostituirse en las cercanías de la zona hotelera de Cartagena, la Fiscalía General de la Nación, Policía Nacional y la Agencia Humane Society International (HSI) de Estados Unidos, desarticularon una red de trata de personas que, a través de redes sociales, ofrecía los servicios para los extranjeros.

Mediante la operación ‘Falcón’, las autoridades lograron capturar y judicializar a ocho miembros de la banda en Cartagena y Bogotá. La Fiscalía imputó a los detenidos los delitos de: concierto para delinquir, proxenetismo, estímulo a la prostitución, trata de personas; y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Un juez de control de garantías de Cartagena le dio medida de aseguramiento intramural al líder de la red e impuso detención domiciliaria al resto de los integrantes, para atender las disposiciones de prevención de contagio de la COVID-19.

Según las autoridades, la banda habría ejercido su actividad ilegal en la zona hotelera de Cartagena desde 2018 y estarían vinculados a actividades de explotación sexual de niñas, adolescentes y mujeres adultas, además del tráfico de estupefacientes. Su ‘modus operandi’ consistía en captar menores y mujeres de bajos recursos de nacionalidad extranjera, quienes bajo amenazas, eran explotadas con fines comerciales y les retenían sus documentos.

Además, la banda contaba con apartamentos para atender a los interesados con quienes comercializaba, además utilizaba redes sociales para ofrecer paquetes turísticos en los que incluían los servicios sexuales de las víctimas, en especial a ciudadanos extranjeros.

Uno de los antecedentes polémicos de explotación sexual más recordados durante la última década en Cartagena fue el caso de alias ‘La Madame’, líder de una red que sometió a todo tipo de vejámenes a por lo menos 250 menores en un año.

Los ocho procesados por la Fiscalía en Cartagena son:

Luis Alfredo Sanabria, alias ‘Alejandro’, supuesto cabecilla de la organización, capturado en Chapinero, en el oriente de Bogotá. Sería el responsable de captar mujeres mayores de edad y adolescentes para que ofrecieran sus servicios sexuales a través de Internet.

Emilia Carvajal Consuegra, sería responsable de alertar sobre los movimientos de las autoridades migratorias. Sería la propietaria de uno de los apartamentos dispuesto para las actividades ilícitas.

David Mauricio Orozco Murillo, alias 'El Cali’, presunto responsable de la captación de menores de edad, especialmente extranjeras en condiciones de vulnerabilidad para traficar estupefacientes. Tendría antecedentes de deportación desde Estados Unidos a Colombia y habría estado en la cárcel por delitos relacionados con estupefacientes.

José Luis Coneo Delgado, alias ‘el Gordo’, señalado de coordinar la distribución de drogas. Sindicado de planear los eventos para los extranjeros, recogerlos en el aeropuerto y llevarlos al sitio donde los hospedarían para llevarles a las niñas a adolescentes para su explotación.

Sony Navas de Arco, alias ‘Tony’. Sería el encargado de entregar los estupefacientes a las víctimas para que se los hicieran llegar a los clientes.

Juan Carlos Escorcia Sierra, alias ‘El Flaco’. Al parecer era el enlace entre los ciudadanos extranjeros y los proxenetas, y quien escoltaba a los clientes para todos los asuntos relacionados con compra de drogas.

Ana Emilia Rodelo Mejía. La mujer estaría vinculada a la captación de mujeres y ofrecía apartamentos y servicios turísticos a los extranjeros.

Gerson Sierra de la Barrera, alias ‘Torito’. Se le atribuyen actividades de venta y distribución de drogas.

De los investigados anteriormente mencionados, alias ‘El Gordo’, ‘Tony’, ‘El Flaco’ y ‘Torito’ aceptaron su responsabilidad por los delitos de concierto para delinquir, trata de personas; y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Ver más: