Alias “El Burro”, presunto asesino del líder social Jorge Solano, es enviado a la cárcel

John Fredy Espinosa Álvarez conocido con el alias de “El Burro” sería el responsable de haber perpetrado el crimen el pasado 3 de noviembre.

Cortesía Fiscalía
Cortesía Fiscalía

La Fiscalía General de la Nación informó que logró la judicialización de John Fredy Espinosa Álvarez conocido con el alias de El Burro y fue enviado a la cárcel por el presunto asesinato del líder social Jorge Solano.

“La Fiscalía imputó a esta persona los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego agravado. El procesado no aceptó los cargos y, por disposición de un juez de control de garantías de Cúcuta (Norte de Santander), deberá cumplir medida de aseguramiento en la Cárcel Modelo de Bogotá”, aseguró el ente investigador.

El pasado miércoles 11 de noviembre, en el barrio Juan XXIII del municipio de Ocaña, la Fiscalía, la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) y el Grupo de Operaciones Especiales (GOES), en un trabajo conjunto, lograron la captura de John Fredy.

Lea: Enfrentamiento entre Claudia López y Carlos Fernando Galán: ambos se tachan de mentirosos

Según las autoridades, El Burro tenía orden de captura por el delito de homicidio agravado y porte ilegal de armas. También, contaba con anotaciones por tentativa de hurto en la ciudad de Cúcuta, fabricación y tráfico de armas de fuego y falsedad de documentos.

Es el presunto responsable de comandar a un grupo de sujetos que llegaron a la vivienda del líder social y le propinaron varios impactos de bala que le causaron la muerte.

Según el coronel Mauricio Rico, comandante de la Policía de Norte de Santander, dos hombres armados se bajaron de un vehículo justo en frente de la casa de Jorge Solano y le propinaron varios disparos e inmediatamente huyeron del lugar.

Líder social Jorge Solano.
Líder social Jorge Solano.

Samir Casadiego, alcalde de Ocaña, en diálogo con la revista Semana, aseguró que los sujetos armados tocaron a la puerta del líder social y, cuando él abrió, le dispararon. Además, la Unidad Nacional de Protección le confirmó al alcalde que los escoltas estaban almorzando cuando ocurrió el asesinato. Días antes del crimen, Solano había denunciado en sus redes sociales una campaña de desprestigio en su contra. También responsabilizó a falsos perfiles, y a los entes de control que no dan con las verdaderas identidades, de las amenazas contra él y su familia.

Además, en una carta dirigida a alias ‘Pablo Beltrán’, integrante del Comando Central del ELN, Solano pidió que las amenazas en su contra terminaran. Explicó que provenían de un hombre que se identificaba como ‘el comandante Carlos’, quien le recriminaba estarse “metiendo con sus compas”, señaló información del El Tiempo. El hombre, además, le pidió presentarse ante él para rendir cuenta de sus acciones.

Lea: Iván Márquez defiende a Santrich y se despacha contra exfiscal Martínez

El 18 de mayo, según explica en la carta, este hombre lo llamó para asegurarle que, por órdenes superiores, Solano había sido declarado objetivo militar. Esto le hizo cuestionarse por qué un actor armado debía interferir en las demandas contra políticos y funcionarios. Reiteró que, como líder social de la zona, participó en procesos para consolidar la paz en la región.

Jorge Solano era un reconocido líder y defensor de los Derechos Humanos en Ocaña y la zona del Catatumbo. Levantó su voz contra la corrupción política, los grupos ilegales y el abuso por parte del Estado. Por ello, había denunciado presunta corrupción en el hospital Emiro Quintero Cañizarez e irregularidades en la Alcaldía. Aseguró, además, que Jairo Pinzón, gerente del hospital, le ofreció $40 millones de pesos: “Yo no he tenido contratos con nadie (…) Señor, Jairo Pinzón, usted sí está implicado en sobornos”, señaló en una de las denuncias.

Las autoridades ofrecían $20 millones de pesos a quien entregara información oportuna que diera con los responsables materiales e intelectuales del hecho.