Fuertes lluvias dejaron un muerto y provocaron daños viales y estructurales en Antioquia

Un fallecido por la creciente súbita del río Bedó, ocho viviendas damnificadas, y una calzada obstaculizada por rocas fue el saldo de la temporada de lluvias en tres municipios de Antioquia.

En Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, se presentó un movimiento en masa que afectó el tramo vial Los Llanos - Tarazá / (Blu Radio).
En Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, se presentó un movimiento en masa que afectó el tramo vial Los Llanos - Tarazá / (Blu Radio).

Múltiples emergencias y daños ha arrojado la temporada de lluvias en el departamento de Antioquia. En el primer fin de semana de noviembre tres municipios antioqueños resultaron damnificados por el fenómeno ambiental.

El primer siniestro sucedió el domingo 8 de noviembre en el municipio de Mutatá, cuando el río Bedó se desbordó y arrastró a dos ciudadanos en la corriente de agua. Al día siguiente, fue hallado el cuerpo de uno de ellos por las autoridades, a varios kilómetros de distancia de donde ocurrió el desbordamiento.

El segundo hecho ocurrió en municipio de La Pintada, donde las fuertes lluvias provocaron el colapso del sistema de alcantarillado, hecho que dejó ocho viviendas afectadas.

El tercer hecho se presentó en el municipio de Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, donde un movimiento en masa afectó el tramo vial Los Llanos - Tarazá. La vía estuvo cerrada por varias horas debido a los derrumbes que trajeron consigo caída de rocas y tierra sobre la calzada.

De acuerdo con el Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de la Gobernación de Antioquia (Dapard), este imprevisto fue atendido por Instituto Nacional de Vías (Invías).

El Dapard recomienda a la ciudadanía evitar exponerse en los lugares de riesgo de desastre. “Reiteramos acatar las recomendaciones que desde el principio de la temporada de lluvias se han emitido a toda la comunidad y consejos municipales, entre estas, evitar los paseos a los ríos o bañarse en los ríos cuando se presentan lluvias, que esto genera crecientes súbitas y no nos da tiempo de ponernos a salvo”, dijo Jaime Enrique Gómez, director de la entidad.

Gómez recordó además que la segunda temporada de lluvias se extenderá hasta mediados de diciembre. Además, presentó siete recomendaciones para los habitantes de las poblaciones damnificadas:

1. Si llueve durante paseos a ríos o quebradas y observa algún cambio en el cauce o sonidos fuertes, lo mejor es alejarse, ya que se puede presentar una creciente súbita por incremento de las lluvias.

2. Asegurar bien los techos, tejas y láminas de zinc.

3. Durante las tormentas eléctricas no acercarse a lo que pueda actuar como pararrayos.

4. Evitar ubicarse en campos abiertos mientras se presenten tormentas eléctricas.

5. Identificar los números de emergencia y tenerlos a la mano.

6. No arrojar basuras, esto podría obstruir el sistema de alcantarillado y provocar inundaciones.

7. No exponerse en zonas de riesgo de deslizamiento o inundaciónes

Ver más:

TE PUEDE INTERESAR