13 organizaciones colombianas luchan contra la extinción de especies

En la Orinoquía, Magdalena Medio y Piedemonte de la Amazonía se ejecutan los proyectos

Mono Araña, Tomado de Wikicommons
Mono Araña, Tomado de Wikicommons

El Proyecto Vida Silvestre (PVS) es un programa que ejecuta el método “acción para la conversación” que vela por cuidar animales vulnerables o en peligro de extinción que se encuentran en las zonas de la Orinoquía, Magdalena Medio y Piedemonte de la Amazonía, señaló la revista Semana

Junto con Wildlife Conservation Society (WCS), la Fundación Santo Domingo, el Fondo Acción y otras 13 organizaciones en todo el país, busca recuperar 15 especies vulnerables para que puedan seguir su ciclo de vida en sus territorios.

Una de las directrices del proyecto es cuidar a animales como el manatí, el mono araña, el paujil de pico azul, el carrito colocado y el bagre rayado. Estos animales se encuentran en las zonas de Cimitarra, Barrancabermeja y Veredas de Puerto Parra. También se encuentran en Antioquia y en la región del Magdalena.

Gracias a las intervenciones de las organizaciones en convenio con Fundación Humedales, se ha logrado mejorar las vedas (periodos de pesca) de animales como el bagre, para que se pueda limitar su captura en algunas temporadas.

Algo similar ha pasado con el paujil y el mono araña, rescatados gracias a la restauración de su hábitat, lo cual ha permitido, por ejemplo, que el paujil ocupe ahora el 60% del territorio donde antes no se encontraba.

Paujil Pico Azul-Tomado de U. Tadeo
Paujil Pico Azul-Tomado de U. Tadeo

Estos beneficios también han llegado a las tortugas, el caimán llanero, la danta y más especies que forman parte de la vida silvestre en los territorios como el río Meta, la zona de Arauca y Vichada.

Revista Semana habló con el coordinador de PVS, Carlos Saavedra, quien se refirió a los efectos del proyecto, “encontramos poblaciones bastante aisladas y apáticas, que ahora creen en sí mismas, en el poder de sus acciones y en que son ellas las que constituyen el principal motor de cambio y de la conservación en sus territorios”.

Las intervenciones por parte de las organizaciones han generado otro tipo de desarrollo en el campo del cultivo de arroz orgánico, producción de miel, ventas de artesanías, creación de panaderías y restaurantes, entre otros.

QUÉ ES EL PLAN DE CONVERSACIÓN

El Proyecto de Vida Silvestre, según señala el Ministerio de Ambiente, “trabaja con organizaciones aliadas en cada uno de sus paisajes de intervención, las cuales cuentan con experiencia en el manejo de las especies seleccionadas y posicionamiento en cada región de trabajo”.

Cerca de 51.330 especies animales se encuentran en toda Colombia esto, convierte al país en uno de los más ricos en biodiversidad del mundo. Lo anterior, genera una tarea fundamental a la hora de querer conservar y proteger las especies.

Minambiente maneja la herramienta “acción para la conversación”, la cual es “indispensable en la conservación de la biodiversidad. A la fecha el ministerio ha formulado, de la mano de los Institutos de Investigación, cerca de 20 planes de conservación para especies como el oso andino, caimán llanero, manatíes, cóndor entre otros”.