La defensa del ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso en EEUU mueve ficha para evitar deportación a Colombia

Participó en al menos 300 asesinatos y, como comandante de las autodefensas, es responsable del desplazamiento de cientos de miles de campesino colombianos de sus tierras

Foto de archivo. El jefe de los escuadrones paramilitares de ultraderecha Salvatore Mancuso habla con periodistas en Campo Dos, zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, Colombia, 9 de diciembre, 2004. REUTERS/Daniel Muñoz
Foto de archivo. El jefe de los escuadrones paramilitares de ultraderecha Salvatore Mancuso habla con periodistas en Campo Dos, zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, Colombia, 9 de diciembre, 2004. REUTERS/Daniel Muñoz

La defensa del ex líder paramilitar Salvatore Mancuso pidió este martes a la justicia estadounidense medidas cautelares para intentar frenar su extradición a Colombia.

Mancuso -uno de los máximos líderes del grupo desmovilizado Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)- cumplió una condena por narcotráfico en Estados Unidos y estaba a la espera de ser deportado a Italia, cuando el gobierno estadounidense cambió de opinión y anunció su traslado a Colombia.

Su defensa pidió el lunes una audiencia inmediata y una “suspensión de cualquier acción migratoria” y este martes pidió “medidas cautelares” para frenar el proceso.

Mancuso ha reconocido su participación en al menos 300 asesinatos y, como comandante de las autodefensas, es responsable del desplazamiento de cientos de miles de campesino colombianos de sus tierras.

Tras cumplir su condena, no tenía deudas penales en Estados Unidos y estaba detenido en una prisión migratoria a la espera de ser trasladado a Italia, ya que tiene doble nacionalidad y expresó a sus abogados que está “aterrado” de volver a Colombia.

En la imagen un registro del exjefe de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso. EFE/Archivo
En la imagen un registro del exjefe de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso. EFE/Archivo

Mancuso está solicitado por Bogotá y organizaciones defensoras de los derechos humanos exigen su regreso al país para esclarecer los múltiples y atroces delitos de los paramilitares.

Los abogados también pidieron una orden que obligue al Departamento de Seguridad Interior (DHS) a cumplir con su deber de trasladar a Mancuso a Italia sin demora o que sea liberado y que él organice su propio viaje.

Su defensa también pidió resarcirlo con los costos de los abogados y con cualquier otra compensación que el tribunal estime apropiado.

Tras cumplir su condena penal por narcotráfico, cargo por el cual fue llevado a Estados Unidos, sus abogados entraron en un litigio migratorio para conseguir que fuera deportado a Italia.

Salvatore Mancuso al momento de ser extraditado de Colombia a EEUU en 2008. EFE/Policia Nacional de Colombia
Salvatore Mancuso al momento de ser extraditado de Colombia a EEUU en 2008. EFE/Policia Nacional de Colombia

En una audiencia el 24 de agosto, los abogados del gobierno estadounidense habían fijado el 4 de septiembre como fecha límite para su deportación a Italia, antes de cambiar de opinión.

Según la notificación que recibieron sus abogados este fin de semana, a última hora las autoridades le comunicaron que su traslado a Italia en estos momentos es “perjudicial para Estados Unidos”.

Antes de ser extraditado a Estados Unidos, Mancuso colaboró con los jueces, por lo que organizaciones de derechos humanos y víctimas exigen su regreso a Colombia para esclarecer los crímenes de los paramilitares.

Un tema clave de su testimonio son los vínculos de grupos paramilitares con políticos y empresarios.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: