Popeye, el difunto jefe de sicarios del Cartel de Medellín, mostrando una de las pocas fotos que se conocen de alias el Mugre.
Popeye, el difunto jefe de sicarios del Cartel de Medellín, mostrando una de las pocas fotos que se conocen de alias el Mugre.

Tras la muerte de John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, son pocos los antiguos sicarios del Cártel de Medellín que sirvieron bajo las órdenes de Pablo Escobar durante las narco guerras de finales de los 80 y principios de los 90 que aún quedan con vida. Uno de ellos es Luis Carlos Aguilar Gallego, alias “el Mugre”, quien según información de inteligencia de las autoridades colombianas presuntamente estaría viviendo su retiro en España.

Alias “el Mugre” todavía tiene procesos abiertos en Colombia por delitos cometidos en sus tiempos de sicario a sueldo del Cártel de Medellín, ya que aún resta por esclarecer su rol en crímenes tan atroces como las bombas al avión de Avianca -que estalló en pleno vuelo y mató a 110 personas- o a la sede del DAS -el organismo de inteligencia del Estado en ese tiempo- en Bogotá.

De acuerdo a información revelada por el diario El Tiempo, el rastro del ex sicario data de junio de 2017, cuando la Selección Colombia de fútbol jugó un amistoso con España en los partidos de preparación para las eliminatorias a la Copa del Mundo de Rusia.

Ese partido se disputó en un lujoso complejo hotelero en la provincia de Alicante, pero la Selección Colombia, que entonces estaba bajo las órdenes del argentino José Néstor Pékerman, se concentró en el hotel La Finca Golf Resort.

De acuerdo a un miembro de la Federación Colombiana de Fútbol que entonces habló con los reporteros de El Tiempo, varias personas les habían asegurado que en ese lugar vivía Luis Carlos Aguilar, pero que él había renunciado a la vida del crimen y ahora era pastor de una iglesia en Murcia (España).

Esas versiones fueron confirmadas luego por fuentes oficiales del medio colombiano, las cuales detallaron que de acuerdo a informantes de la inteligencia colombiana se había logrado establecer que “el Mugre” vivía entre España y Argentina, y que había logrado volver a Colombia al menos en dos ocasiones para visitar la Estrella, un pequeño municipio de Antioquia de donde es oriundo.

De la Estrella provienen varios de los sicarios que reclutaba el Cártel de Medellín en los tiempos de Escobar, varios de los que sobrevivieron aún son requeridos por la Fiscalía para escucharlos en versión, en un esfuerzo por terminar de esclarecer muchos crímenes que hoy permanecen impunes. Sin embargo, varios han firmado acuerdos con la justicia, se hicieron de una nueva identidad y viven su vida alejados de su pasado criminal.

Del “Mugre”, Popeye decía que: "Era abstemio y el asesino más letal del patrón. Hijo de padre asesinado y de hermano desaparecido”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: