En Jericó, Antioquia, municipio del centro del país, las fuertes lluvias del ocasionaron un desprendimiento de tierra que obligó a evacuar a mil personas.
En Jericó, Antioquia, municipio del centro del país, las fuertes lluvias del ocasionaron un desprendimiento de tierra que obligó a evacuar a mil personas.

Más de 1.000 personas tuvieron que ser evacuadas del municipio de Jericó, Antioquia, ubicado en el centro del país, después de que la quebrada Las Cascadas se desbordara por causa de largas horas de fuertes lluvias y arrastró todo tipo de sedimento hasta llegar al casco urbano.

Las torrenciales lluvias comenzaron en la madrugada del lunes y su estruendoso sonido era tal que los habitantes del municipio no escucharon las sirenas de emergencia que anunciaban la avalancha.

Tras los primeros minutos de desconcierto, y ya sabiendo de que se trataba de un desprendimiento en la montaña, los habitantes de Jericó salieron de sus casas con colchones, sábanas y algunas pertenencias para buscar refugio.

Cuenta el párroco del municipio que en menos de tres horas en su parroquia ya habían 400 persona tratando de pasar la tormenta. Otras tantas buscaron refugio en un edificio de 100 años construido cerca al parque principal.

De esta montaña se desprendió gran cantidad de material y sedimento que afectó a 17 zonas del municipio de Jericó en Colombia.
De esta montaña se desprendió gran cantidad de material y sedimento que afectó a 17 zonas del municipio de Jericó en Colombia.

Esto provocó un estado de alerta roja en el municipio y la instalación de un Puesto de Mando Unificado para atender la calamidad. Por causa de la avalancha se reportaron afectaciones en 17 sectores del municipio, de donde tuvieron que ser evacuadas las personas.

El primer reporte indicó 7 viviendas gravemente afectadas y 2 heridos -un menor de edad y una mujer adulta mayor- y el parte positivo de cero víctimas mortales o desaparecidos.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, se trasladó al municipio después de la avalancha y declaró la Urgencia Manifiesta y la Calamidad Pública, además afirmó que se contratará un estudio geológico para determinar que ocasionó el deslizamiento de tierra que casi entierra a Jericó.

Horas después del deslizamiento las autoridades han logrado retomar control de la situación, de las 1.000 personas evacuadas de forma preventiva, 800 han logrado regresar a sus viviendas, sin embargo, todavía hay 200 que no pueden volver por el alto riesgo que se registra en sus zonas de residencia.

El ministro de Vivienda Jhonatan Malagín y el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Eduardo Gonzales, también se trasladaron al municipio a integrar el Pusto de Mando Unificado, desde donde informaron que los servicios eléctricos y de gas estaban retornando a la normalidad y que pronto iban a ser prestados en todo el municipio.

En el municipio se adelantan obras para que todo vuelva a la normalidad. 800 personas de las mil que fueron evacuadas ya han podido regresas a sus hogares.
En el municipio se adelantan obras para que todo vuelva a la normalidad. 800 personas de las mil que fueron evacuadas ya han podido regresas a sus hogares.

El gobernador Luis Pérez, advirtió, no obstante, que todavía hay sectores que se encuentran en alto riesgo ya que en la montaña sigue ocurriendo movimiento en masa y en la ladera persiste material que podría desprenderse.

En diálogo con La Fm el alcalde del municipio, Jorge Pérez, también se pronunció sobre el hecho y dijo que hay que garantizar la seguridad a las personas afectadas.

"La emergencia se presenta cuando las quebradas cerca a esta montaña se tapan y ocasionan lo que pasó en la madrugada de este lunes", dijo

Agregó que la montaña donde se produjo la avalancha tiene fallas históricas y la cantidad de masa que en ella se mueve es grande. “Necesitamos más presupuesto de la Unidad Nacional de Riesgo para hacer más estudios sobre el comportamiento de la montaña", reiteró.

El alcalde también informó de 218 personas que aún se encuentran en albergues temporales, 48 de ellos son niños, mientras que otras personas se han refugiado donde familiares y amigos.