Warren Buffet usando las botas fabricadas por los excombatientes de FARC durante un foro que compartió con Ivan Duque en Nueva York
Warren Buffet usando las botas fabricadas por los excombatientes de FARC durante un foro que compartió con Ivan Duque en Nueva York

Una de las escenas más curiosas que dejó la última Cumbre Concordia, el foro más grande que se realiza en forma paralela a la Asamblea de la ONU, fueron unas botas exhibidas por el éxcentrico empresario Warren Buffet, en un panel donde participó junto con el presidente colombiano Iván Duque.

Dichas botas se las había regalado el propio Duque mese atrás y tienen la particularidad de ser diseñadas y producidas por exguerrilleros de las FARC desmovilizados gracias al acuerdo de paz que se firmó con esa guerrilla en 2016.

La imagen dio la vuelta al mundo, sobre todo porque el millonario filántropo no solo destacó orgulloso que ese era uno de los emprendimientos de los excombatientes en Colombia, sino que anunció una inversión entre 150 y 200 millones de dólares para proyectos sociales en la región del Catatumbo, una de las más afectadas por la violencia del país.

Este dinero traducirá construcción de vías, colegios, clínicas, centros de salud y centros comunitarios.

Pero este no es el único emprendimiento o proyecto productivo de excombatientes de las FARC que ha resultado ser exitoso. Por el contrario, hay muchos otros que vienen tomando fuerza y ya tienen importantes logros que mostrar, mientras una facción menor de la guerrilla anunció su vuelta a las armas.

Aquí, cinco iniciativas de excombatientes que sirven como ejemplo del compromiso del 96% de la antigua tropa de las FARC que se mantiene firme con su proceso de reinserción y buscan oportunidades para construir un proyecto de vida en la legalidad.

Las botas de Buffet

Las botas que exhibió el tercer hombre más rico del mundo salieron de uno de los Espacios Territoriales de Reincorporación (ETCR) que hay en la costa caribe colombiana, más específicamente en Tierragrata, Cesar.

Estos espacios fueron destinados para que los excombatientes hicieran su tránsito a la vida civil y pudieran conservar algo del espíritu comunitario que caracterizaba a las antiguas FARC. Hoy son reconocidos como veredas nuevas dentro de los municipios donde se encuentran ubicados.

Las botas que usó Warren Buffet
Las botas que usó Warren Buffet

Allí llegó el presidente Iván Duque en marzo de este año a conocer a los desmovilizados concentrados en Cesar. Las botas las compró en esa visita y pagó por ellas 100 mil pesos (USD 30), son amarillas y de suela plástica, fueron las mismas que usó Buffet en Nueva York.

Omar de Jesús Sierra, uno de los tres excombatientes que empezaron este emprendimiento, cuenta que la idea la tuvieron junto con otros dos compañeros cuando estaban en la cárcel, de donde salieron gracias a la amnistía que les otorgó el acuerdo de paz.

Dice que confeccionan 10 pares de botas al día y que usan materiales de primera calidad. Son de suela plástica y ortopédica, utilizan hilo, cuero especial o lizo y una lona de microfibra. Las hacen en colores amarillo y negro.

Después de la propaganda de Buffet se han disparado los pedidos y están buscando comenzar a exportar este producto.

Muñecas Combatientes de la Vida

Unas muñecas de trapo confeccionadas por mujeres excombatientes de las FARC del ETC de Monterredondo, Miranda, ubicado en departamento del Cauca, se han convertido en uno de los proyectos productivos más taquilleros de la exguerrilla.

La idea ocurrió de forma casi accidental después de que una de las exguerrilleras concentradas en ese lugar le hiciera a su pequeña hija una muñeca de trapo con los antiguos uniformes que usaban para la guerra. Tan bien quedó que decidieron empezar a producirlas apoyándose en las otras mujeres del ETCR.

Las Muñecas de la Vida, fabricadas por mujeres excombatientes.
Las Muñecas de la Vida, fabricadas por mujeres excombatientes.

Quien lidera este proyecto era conocida en sus años de guerra como Jimena, que tomó la labor de organizar administrativamente el negocio y buscar fuentes de financiación.

Gracias a que la Misión de Verificación de la ONU lo consideró como un proyecto de impacto rápido, las “muñecas de la vida” ganaron notoriedad y Jimena pudo gestionar la maquinaria necesaria para hacer un espacio físico dentro del ETC donde actualmente funciona su taller.

La fabricación se hace con pedazos viejos de uniformes que son usados para los accesorios de las muñecas. Su valor puede rondar los 50 mil pesos (USD 15) dependiendo su tamaño y son principalmente comercializadas en una tienda que tienen en la ciudad de Popayán.

Confecciones la Montaña

En los años de guerra funcionaba una sastrería a cargo del Frente 36 de las FARC, que operaba principalmente en Antioquia, donde se fabricaban los uniformes usados por los guerrilleros. Hoy, los integrantes de este frente se ubicaron en el ETC de Anorí, al noreste del departamento, decidieron tomar las viejas máquinas de coser y empezar con ellas su proyecto de vida en la legalidad: la empresa Confecciones La Montaña.

Excombatiente de FARC fabricando prendas de vestir para su emprendimiento Confecciones La Montaña
Excombatiente de FARC fabricando prendas de vestir para su emprendimiento Confecciones La Montaña

Esta cooperativa surgió de la necesidad de fabricar ropa para los excombatientes que se concentraron en el ETC de Anorí, pero pronto mutó en una idea de negocio que ya está empezando a ver sus resultados.

Como ya las máquinas las tenían, echar a andar el proyecto no les costó muchos recursos y pronto empezaron a diversificar en las prendas que confeccionaban, haciendo bolsos, sudaderas, morrales para montaña, hamacas, maletas escolares e incluso bolsos para motocicletas.

Local de Confecciones la Montaña
Local de Confecciones la Montaña

Después vino el proceso de consolidar la marca, crear el logo y diseñar una estrategia para comercializar los productos que estuvo enfocada en las redes sociales.

Confecciones la Montaña se puede encontrar en Facebook y en Instagram.

Remando por la paz hasta y el mundial de Australia

Para estos excombatientes de San Vicente del Caguán poco importó que su excomandante, alias El Paisa, decidiera regresar a las armas y anunciar una “nueva guerrilla”. Ellos siguen firmes con la reincorporación y pasaron de portar armas a convertirse en un equipo de Rafting certificado por la Federación Internacional de este deporte.

Equipo de Rafting que representó a Colombia en el mundial de Australia integrado por excombatientes de FARC y campesinos del Caguán.
Equipo de Rafting que representó a Colombia en el mundial de Australia integrado por excombatientes de FARC y campesinos del Caguán.

Ellos son guías que ahora acompañan a turistas en las profundidades de la selva y de los ríos colombianos, ofreciendo tours que incluyen la práctica de este deporte extremo en el Rio Pato.

Ha sido tan exitoso este proyecto productivo que los excombatientes no solo mantienen una apretada agenda por las cada vez más constantes visitas turísticas a la región, sino que este año representaron a Colombia en el Mundial de Rafting que se llevó a cabo en Australia en mayo.

A su iniciativa la denominan “Remando por la Paz” y en ella también participan tres miembros campesinos del Caguán, lo cual además hace de este proyecto un ejemplo de reconciliación entre víctimas y victimarios.

La Roja: la cerveza revolucionaria

Este emprendimiento lo iniciaron 8 mujeres y 15 hombres del ETCR de Iconozo, un municipio ubicado al oriente del departamento del Tolima. Comenzó como una idea suelta, que ensayaron después de que fracasaran otros proyectos productivos que iniciaron y que estaban asociados con la agricultura.

Lo curioso de La Roja, una cerveza que hace homenaje a los movimientos de izquierda históricos en el país, es que esta bebida era poco consumida por los guerrilleros cuando estaban en armas, ya que tomar alcohol fuera de fechas estipuladas por las FARC era considerado una falta grave y cuando se consumía lo más común era hacerlo en refajos hechos por ellos mismos o fermentos como el guarapo, la chicha o el chirrinchi.

Esta es La Roja, cerveza artesanal producida por excombatientes de las FARC
Esta es La Roja, cerveza artesanal producida por excombatientes de las FARC

La receta de esta cerveza de tipo Ale fue donada por el profesor Wally Broderick un colombiano de origen irlandés amigo de juventud de “Carlos Alberto”, el exguerrillero que lidera este emprendimiento.

Desde noviembre de 2018 La Roja se empezó a convertir en un fenómeno que hoy ya produce 800 litros de producto mensual y es comercializado en varios bares de Bogotá como Lubianka y Café Cinema. Incluso fue probada en una sesión del Congreso de la República y está empezando a incursionar en otras ciudades a nivel nacional.

La Roja se puede conseguir haciendo pedidos por redes sociales e incluso se puede aportar para que estos excombatientes amplíen su emprendimiento por medio de una campaña de crowdfunding que lanzaron para ayudar a financiarse.