El presidente de Colombia, Iván Duque, ante la ONU (Reuters)
El presidente de Colombia, Iván Duque, ante la ONU (Reuters)

El presidente colombiano, Iván Duque, dijo este viernes en Miami que si el Gobierno de Cuba no cumple con la extradición de los cabecillas de la guerrilla ELN que están en la isla, estará claro que “prefiere” una relación con los “criminales” que con Colombia.

Así respondió a una pregunta acerca de si rompería relaciones con Cuba en caso de que la isla no acceda a la extradición presentada a Cuba de los cabecillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Duque, que hoy inició una visita a Miami tras haber participado en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York, participa en un conversatorio con el periodista Andrés Oppenheimer organizado por el diario Miami Herald y la Universidad de Miami (UM).

Duque señaló que Cuba debe preguntarse si prefiere un trato con su país o con los criminales. “Si valora la relación con Colombia, procederá a la extradición”, enfatizó.

Afirmó que su Gobierno analizó los 17 meses de conversaciones que realizó el Gobierno anterior, de Juan Manuela Santos (2010-2018), con el ELN, y determinó que durante ese tiempo esta guerrilla cometió más de 400 atentados, más de 100 asesinatos y más de 10 secuestros. “Eso no es voluntad de paz”, reiteró.

El mandatario especialmente hizo hincapié en el atentado con vehículo cargado con explosivos ocurrido en enero pasado y perpetrado por el ELN contra la Escuela de Cadetes de Policía General Santander en Bogotá que dejó 22 oficiales muertos. Señaló que si Cuba no accede a entregar a los cabecillas sería “una validación del acto terrorista”.

La conexión con el régimen de Maduro

Duque denunció en la ONU el cobijo cubano a los narcoterroristas pero también denunció la connivencia con el chavismo. De hecho, entregó a la Presidencia de la Asamblea General y al secretario general de la ONU, António Guterres, pruebas del apoyo del régimen de Nicolás Maduro a los grupos armados ilegales colombianos. “Mi Gobierno tiene pruebas fehacientes y contundentes que corroboran el apoyo de la dictadura a grupos criminales y narcoterroristas que operan en Venezuela para atentar contra Colombia”, sostuvo el mandatario, que exhibió el dossier de 128 páginas que entregará al organismo internacional.

Por eso y en referencia al grupo de ex líderes de las FARC que retomaron las armas a finales de agosto a los que no mencionó de forma directa, Duque dijo que presentará también “la lista de una cuadrilla de menos de 20 criminales que traicionaron la generosidad de los colombianos” frente al acuerdo de paz. “También revelamos la ubicación de más 1.400 hombres en armas pertenecientes a los bloques más peligrosos del ELN (Ejército de Liberación Nacional) y 207 ubicaciones controladas por esta organización criminal en territorio venezolano”, aseveró el presidente colombiano.

Como parte de las pruebas, mencionó los testimonios de ciudadanos venezolanos “que se quejan de la presencia del ELN en su territorio”, así como “la inocultable presencia de delincuentes en campos de entrenamiento, así como la existencia de 20 pistas de aterrizaje al servicio del narcotráfico”.

“Venezuela se ha convertido en tierra fértil para estructuras delictivas aliadas con el ELN que no conocen fronteras”, afirmó Duque. Según su denuncia, esos cabecillas del ELN “que hoy gozan del abrigo de Maduro” son los mismos “que se reivindicaron durante años (por) los ataques a los oleoductos, causando irreparables daños ambientales”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: