¿Cuántos asteroides peligrosos para la Tierra hay en el espacio?

Millones de fragmentos rocosos viajan a la deriva por el Sistema Solar y algunos se acercan periódicamente a nuestro planeta. Una misión de la NASA fue lanzada para probar técnicas reales de desviación de trayectoria

La amenaza de un asteroide grande que impacte la Tierra es real (PUBLIC DOMAIN)
La amenaza de un asteroide grande que impacte la Tierra es real (PUBLIC DOMAIN)

La idea de que un enorme asteroide pueda impactar la Tierra no es ciencia ficción, como hemos visto en varias películas en los últimos años. De hecho, hay probadas evidencias de impactos en el pasado que han cambiado la vida, produciendo por ejemplo, la extinción de los dinosaurios.

Por primera vez, la especie humana busca seriamente hacer cambiar el irremediable destino de destrucción que una enorme roca espacial pudiera causar al impactar nuestro planeta. A través de la ciencia, las últimas tecnologías espaciales y sobre todo la investigación astronómica de posibles objetos peligrosos que navegan a la deriva en nuestro Sistema Solar, la humanidad pude cambiar la historia planetaria.

La NASA lanzó la semana pasada la nave espacial DART, que se convertirá en la primera misión del mundo en golpear un asteroide en el espacio y así probar técnicas de defensa planetaria activa.

infografia

Si todo sale tal como lo planea la NASA, en octubre de 2022, DART se estrellará en la pequeña luna asteroide Dimorphos, que orbita a un compañero más grande Didymos en un sistema de asteroides binarios, para cambiar su período orbital. Ambos están situados a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra. Al ser relativamente pequeños ambos asteroides, los telescopios ópticos terrestres los ven como un único punto de luz que fluctúa en brillo. El intervalo de esas fluctuaciones cambiará después del impacto de DART. El objetivo final de la misión espacial es demostrar un método efectivo para la desviación de asteroides, llamado impacto cinético, los científicos de la NASA la nave DART.

Los científicos aclararon que ninguno de los dos asteroides representa una amenaza para la Tierra, pero la colisión con Dimorphos permitirá a los investigadores demostrar la técnica de deflexión junto con varias tecnologías nuevas y recopilar datos importantes para mejorar nuestras capacidades de modelado y predicción de la deflexión de asteroides. “Esas mejoras nos ayudarán a prepararnos mejor en caso de que un asteroide sea descubierto como una amenaza para la Tierra”, destacó la NASA en un comunicado.

infografia

¿Hay asteroides potencialmente peligrosos?

En diciembre de 1995, la NASA y el Jet Propulsion Laboratory (JPL) en California, crearon el NEAT (Near Earth Asteroide Tracking), un programa concebido para la búsqueda de asteroides que viajen cerca de la Tierra y que puedan entrar en ruta de colisión El NEAT se basa en un acuerdo de cooperación ente NASA/JPL y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para la utilización de los telescopios GEODSS, situados en el Observatorio de Haleakala, isla de Maui, en el estado de Hawái.

Hasta hoy, la NASA ha comunicado que no existe actualmente un asteroide en camino de colisionar con nuestro planeta. También han confirmado que existen 27.000 asteroides identificados que orbitan “cerca” de la Tierra, de los 750.000 visibles en el Sistema Solar. Y hay unos 10.000 que tienen un tamaño considerablemente peligroso. Pero hay millones más que están allí y muchos de ellos pueden desviar su trayectoria y poner rumbo a la nuestra. El aumento constante de los recuentos de asteroides cercanos a la Tierra resulta ser la mejor noticia posible para anticipar un posible impacto de asteroide en este planeta azul.

La cantidad de asteroides que amenazan la Tierra de acuerdo a su tamaño (NASA)
La cantidad de asteroides que amenazan la Tierra de acuerdo a su tamaño (NASA)

Estamos acumulando el número de estas poblaciones, pero al mismo tiempo, sin que se conoce amenaza ahora a la Tierra. No hay nada, no hay ningún asteroide que sepamos que represente una amenaza significativa para la Tierra”, afirmó Kelly Fast, encargada del Programa de Observación de Objetos Cercanos a la Tierra en la Sede de la NASA en Washington. El aumento constante de los recuentos de asteroides cercanos a la Tierra resulta ser la mejor noticia posible si está preocupado por un posible impacto de asteroide. El arte de proteger a la Tierra del impacto de un asteroide se llama defensa planetaria y hay dos etapas clave en el proceso, según los expertos. La correcta identificación de una potencial amenaza de colisión espacial y las herramientas efectivas para evitar que ello suceda, como lo es la hasta ahora experimental misión DART.

La gente podría pensar que la defensa planetaria se trata de desviar asteroides, pero no lo es”, aseguró Nancy Chabot, científica planetaria del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Maryland y líder de coordinación de DART. “Hacer un seguimiento de los asteroides reales, identificarlos y encontrarlos es realmente crucial para poder hacer algo al respecto en el futuro”, aclaró.

La órbita del asteroide 2001 FO32. El arte de proteger a la Tierra del impacto de un asteroide se llama defensa planetaria
La órbita del asteroide 2001 FO32. El arte de proteger a la Tierra del impacto de un asteroide se llama defensa planetaria

Grandes descubrimientos

Esos descubrimientos se deben a un equipo de instrumentos en la Tierra y en el espacio que dedican parte o todo su tiempo a detectar y catalogar asteroides. La gran mayoría de los descubrimientos de asteroides amenazantes se han producido desde finales de la década de 1990. “Si hablas con los científicos que estaban estudiando esto en los años 80, hay una frase a la que a menudo se refieren llamada el factor de la risa. Básicamente están diciendo que no pueden hablar sobre este tema científico sin que la gente se ría de ellos “, indicó la doctora Carrie Nugent, científica planetaria del Olin College en Massachusetts.

Un hito astronómico de este tema fue el impacto de Júpiter del cometa Shoemaker-Levy 9 en 1994, que inesperadamente dejó una marca en las nubes de Júpiter del tamaño de la Tierra que permaneció durante meses.

El telescopio espacial observó al cometa Shoemaker-Levy 9 colisionar espectacularmente con Júpiter en 1994
El telescopio espacial observó al cometa Shoemaker-Levy 9 colisionar espectacularmente con Júpiter en 1994

“La gente empezó a pensar, ‘Vaya, si eso le sucediera a Júpiter, ¿qué pasaría si golpeara la Tierra?’”, se preguntó Nugent. Luego, el Congreso de EEUU priorizó la búsqueda de asteroides, y pidió a la NASA que identifique al menos el 90% de los asteroides más grandes y luego los medianos. Hoy en día, hay una gran cantidad de proyectos que detectan asteroides cercanos a la Tierra, ya sea que se trate de su máxima prioridad o una oportunidad que pueden aprovechar. Liderando la carga hoy están programas como el Catalina Sky Survey con sede en Arizona que se especializa en la captura de asteroides más pequeños y el observatorio Pan-STARRS en Hawái que sobresale en la detección de objetos débiles, el telescopio espacial NEOWISE que puede ver todo el cielo. En cambio, los telescopios ATLAS en Hawái que están sintonizados con los objetos que se mueven más rápido.

Los defensores planetarios están particularmente emocionados de ver que el Observatorio Vera C. Rubin en Chile comenzará a observar en 2023; una misión espacial llamada NEO Surveyor también está en desarrollo y está programada para ser lanzada a finales de esta década. “Se ha trabajado mucho para predecir cuántos objetos encontrarán ambas [misiones], y esos números son increíblemente grandes”, dijo Nugent. “Debería haber un gran aumento en la cantidad de asteroides y cometas encontrados, y eso siempre es realmente emocionante”.

El Observatorio de la Silla en Chile, es uno de los favoritos por los astrónomos para observar asteroides (EFE/Alberto Valdés)
El Observatorio de la Silla en Chile, es uno de los favoritos por los astrónomos para observar asteroides (EFE/Alberto Valdés)

Pero las encuestas por sí solas no son suficientes para los expertos en defensa planetaria: las observaciones de seguimiento son cruciales para brindar a los científicos los datos que necesitan para calcular con precisión la órbita de un objeto. “Esa es la parte clave. Quieres saber que el asteroide está allí, pero realmente quieres saber dónde estará en el futuro y si la Tierra estará en el mismo lugar al mismo tiempo”, precisó Fast.

Si todas esas observaciones encuentran que un asteroide está por encima de un cierto brillo (lo que sugiere un cierto tamaño, aunque los dos factores no se correlacionan con precisión) y llegara a 7,48 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, el objeto se denomina automáticamente un “asteroide potencialmente peligroso”. (La distancia equivale a una vigésima parte de la distancia media entre la Tierra y el sol). Los científicos creen que han encontrado casi todos los asteroides más grandes, los de más de 1 km de ancho, y saben que son los más fáciles de encontrar de todos modos. Y aunque los diminutos asteroides cercanos a la Tierra son abundantes y difíciles de encontrar, también son los más propensos a quemarse en la atmósfera terrestre antes de cualquier posible impacto. Así que es la categoría de asteroides de tamaño medio, los de más de 140 metros pero de menos de 1KM de ancho, lo que más preocupa a los expertos en defensa planetaria. “Ahí es donde es más probable que ocurra un impacto”, dijo Fast.

A fines de 2020, las estimaciones sugerían que los científicos habían encontrado solo el 40% de los objetos cercanos a la Tierra de este tamaño; este año ha sumado 500 al recuento. Si bien ese número es impresionante, la oficina de defensa planetaria de la NASA estima que al ritmo actual, los científicos tardarán 30 años más en identificar el 90% de los objetos de este tamaño, una meta que el Congreso le pidió a la NASA que alcanzara para 2020.

Foto del asteroide Bennu tomada por la nave espacial OSIRIS-REx. 
(NASA/Goddard/University of Arizona)
Foto del asteroide Bennu tomada por la nave espacial OSIRIS-REx. (NASA/Goddard/University of Arizona)

El peligro del asteroide Bennu

En un estudio publicado en agosto, los investigadores de la NASA utilizaron datos de seguimiento de precisión de la nave espacial OSIRIS-REx para comprender mejor los movimientos del asteroide potencialmente peligroso Bennu hasta el año 2300, reduciendo significativamente las incertidumbres relacionadas con su órbita futura y mejorando la capacidad de los científicos para determinar la probabilidad de impacto total y predecir las órbitas de otros asteroides. El estudio se publicó en la revista Icarus.

La misión de Defensa Planetaria de la NASA es encontrar y monitorear asteroides y cometas que pueden acercarse a la Tierra y pueden representar un peligro para nuestro planeta”, recordó Kelly Fast. “Llevamos a cabo este esfuerzo a través de estudios astronómicos continuos que recopilan datos para descubrir objetos previamente desconocidos y refinar nuestros modelos orbitales para ellos. La misión OSIRIS-REx ha brindado una oportunidad extraordinaria para refinar y probar estos modelos, ayudándonos a predecir mejor dónde estará Bennu cuando se acerque a la Tierra dentro de más de un siglo”, agregó la experta.

La peligrosa órbita de Bennu (NASA)
La peligrosa órbita de Bennu (NASA)

En 2135, el asteroide Bennu se acercará a la Tierra. Aunque el objeto no representará un peligro para nuestro planeta en ese momento, los científicos deben comprender la trayectoria exacta de Bennu durante ese encuentro para predecir cómo la gravedad de la Tierra alterará la trayectoria del asteroide alrededor del Sol y afectará al peligro de impacto a la Tierra. Usando la Red de Espacio Profundo de la NASA y modelos de computadora de última generación, los científicos pudieron reducir significativamente las incertidumbres en la órbita de Bennu, determinando que su probabilidad de impacto total durante el año 2300 es de aproximadamente 1 entre 1.750, es decir un 0.057%. Los investigadores también pudieron identificar que el 24 de Septiembre de 2182 como la fecha única más significativa en términos de impacto potencial, habrá una probabilidad de impacto de 1 entre 2.700 (o alrededor del 0,037%). Aunque las posibilidades de que golpee la Tierra son muy bajas, Bennu sigue siendo uno de los dos asteroides conocidos más peligrosos de nuestro sistema solar, junto con otro asteroide llamado 1950 DA.

Antes de partir de Bennu el 10 de Mayo de 2021, OSIRIS-REx pasó más de dos años muy cerca del asteroide, recopilando información sobre su tamaño (tiene aproximadamente 500 metros de ancho), forma, masa, y composición, mientras se monitorea su giro y trayectoria orbital. La nave espacial también recogió una muestra de roca y polvo de la superficie del asteroide, que entregará a la Tierra el 24 de Septiembre de 2023 para una mayor investigación científica.

Los datos de la nave Osiris-Rex permiten calcular la trayectoria futura de Bennu con un alto grado de certeza hasta el año 2135 (NASA/Handout via Reuters )
Los datos de la nave Osiris-Rex permiten calcular la trayectoria futura de Bennu con un alto grado de certeza hasta el año 2135 (NASA/Handout via Reuters )

Los datos de OSIRIS-REx nos brindan información mucho más precisa, podemos probar los límites de nuestros modelos y calcular la trayectoria futura de Bennu con un alto grado de certeza hasta el año 2135″, dijo el líder del estudio, Davide Farnocchia, del Centro de Near-Earth Object Studies (CNEOS), que es administrado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California. “Nunca antes habíamos modelado la trayectoria de un asteroide con esta precisión”.

Las mediciones de precisión en Bennu ayudan a determinar mejor cómo evolucionará la órbita del asteroide con el tiempo y si pasará por un “ojo de cerradura gravitacional” durante su aproximación cercana en 2135. Estos ojos de cerradura son áreas en el espacio que pondrían a Bennu en un camino hacia un futuro impacto con la Tierra si el asteroide pasara a través de ellos en ciertos momentos, debido al efecto de la atracción gravitacional de la Tierra.

Infografías: Marcelo Regalado

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

Corea del Norte disparó dos nuevos proyectiles no identificados hacia el mar de Japón, el cuarto lanzamiento en el mes

El régimen de Kim Jong-un ya realizó pruebas similares los días 5 y 11 de lo que asegura que son misiles hipersónicos, y el día 14 disparó dos misiles guiados desde un tren tras amenazar con responder de manera “más fuerte” a las nuevas sanciones de EEUU

El candidato presidencial del oficialismo de Corea del Sur apuntó a una unificación “de facto” con el Norte

Lee Jae Myung considera que la forma “correcta” de abordar este asunto pasa más por fijar una estrategia en el corto plazo basada en alcanzar un estado que “prácticamente no sea diferente de la unión” pero respetando la coexistencia y la prosperidad de ambos países

Australia y Nueva Zelanda enviaron aviones para evaluar los daños en Tonga tras la erupción del volcán

Las autoridades del país del Pacífico Sur, en donde ya se restableció el servicio de electricidad pero sigue incomunicada en varias partes del territorio, también han enviado buques de la Armada a las zonas más remotas de este archipiélago de 169 islas para evaluar las consecuencias del tsunami

La variante Ómicron expuso la inflexibilidad de los hospitales públicos de Europa

Pocos sistemas de salud desarrollaron la capacidad suficiente para manejar una crisis como la del COVID, mientras que los repetidos picos de infección mantuvieron al resto demasiado preocupado para implementar cambios durante la larga emergencia

Alec Baldwin entregó su teléfono a la policía en el caso por tiro mortal en el set de “Rust”

Las autoridades, que investigan la muerte de Halyna Hutchins, quieren los mensajes y los correos electrónicos que el actor envió y recibió, relacionados con la película
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR